Dortmund y Múnich: Primer desafío

Dortmund y Múnich: Primer desafío

Primer partido oficial de la Bundesliga será el domingo 12 de agosto a las 20:00h. Primer título en juego de la temporada para el campeón de la Bundesliga y de la Copa de Alemania, el Borussia Dortmund, que podría conseguir un triplete histórico, y para el subcampeón de ambas competiciones, el Bayern de Múnich, que podría conseguir su primer trofeo en este 2012.

Borussia Dortmund
Bayern de Múnich

Los de Jürgen Klopp buscan hacer historia en este 2012 ya que sería el broche de oro a una temporada genial. Significaría un triplete muy trabajado, y no menos merecido, para el conjunto de Dortmund en una liga tan igualada como dura como es la alemana. Después de que ganaran la liga con cierta ventaja sobre sus perseguidores, y después de apabullar al rival de esta noche por cinco goles a dos en la final de la Copa, tendrá que reponerse de la ausencia del gran Shinji Kagawa. Recordemos que Shinji Kagawa abandonó el conjunto alemán, dejando dos Bundesligas y una Copa de Alemania en dos años, para recalar en un grande de Europa como es el Manchester United, donde tiene un mayor escaparate al fútbol mundial.

Esta baja se notará menos, o eso se espera, con la llegada de Reüs. Se espera mucho de este joven alemán que llega del Borussia de MönchenGladbach y veremos si responde a lo exigido. El jugador seguro que aportará al equipo mucha técnica y velocidad, y junto a Kuba Blaszczykowski, Lewandowski y Grosskreutz puede hacer una gran temporada. Otras incorporaciones que podremos ver son las del joven centrocampista Bittencourt, la del delantero internacional sub-21 alemán Julian Schiebe y la del ya veterano centrocampista Oliver Kirch. Tenemos que recordar que el Borussia Dortmund tiene disponible a Moritz Leitner, un jugador que milita en su cantera y que solo tiene 20 años. Incluso podría ser titular esta tarde ante el Bayern. 

En cuanto a su defensa, tenemos que aplaudir a los dirigentes del Borussia Dortmund ya que han logrado que Piszczek, Subotic y Hummels no salieran del equipo, y no por falta de equipos interesados en ellos, así que la línea defensiva, junto a Schmelzer, será la misma que la temporada pasada.

Por su parte, Jupp Heynckes, tendrá que arengar a los suyos para conseguir un título esta temporada y olvidar la humillación de la final copera. El conjunto bávaro, después de hacer una temporada irregular en la competición doméstica y siendo subcampeón de la Champions League, no podrá contar con su máximo goleador, Mario Gómez, ya que sufre una lesión de tobillo que le impedirá jugar los primeros partidos. Los de Múnich esperan que no se note demasiado esta baja. Por otro lado, veremos cómo les sale a los bávaros el intercambiando de croatas con el Wolfsburgo. Se trata de un intercambio entre Ivica Olic, dejando su puesto al delantero, también croata, Mario Mandzukic, del cual se espera que dé el máximo en un equipo que está llamado a ser de lo mejor de Europa. 

Hay que mencionar otros refuerzos importantes del equipo de Heynckes, como el del joven Xherdan Shaqiri o el regreso, después de cinco temporadas, de Claudio Pizarro. Recordemos que la temporada pasada si algo tenía reprochable el Bayern era la defensa, y este año, el brasileño Dante, ex del MGladbach, intentará poner cordura y fortaleza a una defensa que el año pasaod no daba sensación de unidad. Además, al parecer va a contar con un joven de la cantera, Emre Can, para suplir las bajas de Alaba, Rafinha y Contento por banda izquierda, aunque Lahm bien podría pasar a esa demarcación dejando al joven Can en la banda derecha.

Los ases a seguir en el equipo de Dortmund serán Piszczek, Reüs, Götze, Blaszczykowski o Lewandowski y por parte del Bayern, Ribery, Robben, Müller o Kroos podrían decidir el encuentro a su favor. Seguro que, como nos tienen acostumbrados, nos harán vibrar con un gran encuentro.

Hay que estar atentos a las las bajas de Kehl y Bender por parte del Borussia y a las bajas, más sensibles, por parte del Bayern de Claudio Pizarro, Alaba, Contento, Rafinha y sobre todo, Bastian Schweinsteiger y Mario Gómez.