El Bayern de Múnich supera sin problemas al Greuther Fürth

El Bayern de Múnich supera sin problemas al Greuther Fürth

A pesar de que todas las predicciones apuntaban que este partido se presentaba muy sencillo para el Bayern, la primer parte nos mostraba justo lo contrario. Pero tras el descanso, el partido dio un giro completo y el Bayern de Múnich se impuso ante el recién ascendido Greuther Fürth.

La primer jornada de la Bundesliga entre el Bayern de Múnich y el Greuther Fürth se presentaba como una batalla desigual entre un equipo recién ascendido (Fürth) y un actual campeón de Supercopa (Bayern). Pero la primera parte del encuentro no presentaba las predicciones establecidas sino que, el equipo local armaba de un modo muy inteligente a su defensa sabiendo que era el único modo de plantar cara a un equipo de tal magnitud como es el Bayern de Múnich. 

A pesar de que el actual subcampeón de Europa mostraba un entendimiento perfecto entre los veteranos y las nuevas incorporaciones, no conseguía avanzar hasta el área del equipo local, esperando más el fallo de la defensa contraria que su propio acierto en pases. Muchos de los pases largos no eran entendidos por los delanteros y el Bayern se comenzó a desestabilizar y desesperar. 

El Geruther Fürth por su parte, a pesar de no tener la posesión del balón, se acercaba con más frecuencia al área rival pero no consiguió encajar ningún tiro entre los tres palos. Exceptuando las dos faltas cerca del área, el equipo local no pudo crear ocasiones de gol. 

Con este cambio de papeles entre ambos equipos se acercaba el final de la primer parte, el Bayern no conseguía ganar un uno contra uno contra ningún jugador del Fürth y la única solución posible parecía ser un cambio de posiciones. De este modo, Robben se cambia a la banda derecha para intentar profundizar más y buscar sus ya características diagonales. Pero no es hasta el minuto 42' cuando el Bayern de Munich aprovecha el rebote de un corner para que Thomas Müller remate de cabeza y de la ventaja tan ansiada desde el minuto uno. 

Tras el descanso, el equipo local no desiste y continua manteniendo firme la defensa que tanto le cuesta desbancar al Bayern. Pero en el minuto 59', tras una buena jugada de Skaqiri y un buen remate de rebote de Mario Mandzukic, llega el 0-2. Después de una llegada del equipo local a la portería de su rival que se logró despejar sin problemas, llegó en el minuto 78' el tercer gol del Bayern de Múnich, esta vez de uno de los protagonistas del partido, Arjen Robben. 

El partido para el Greuther Fürth se hacía cada minuto más pesado y largo, con los brazos caídos ya solo deseaban no encontrarse en muchos apuros y que finalizase su primer encuentro tras subir a la primera división de la Bundesliga. El actual subcampeón de Europa monopolizaba la posesión del balón y conseguía profundizar más en las jugadas a diferencia de la primera parte.

Finalmente, todas las predicciones se cumplieron y el Bayern de Munich derrotó sin problemas a su primer rival de la liga.