El Mönchengladbach buscará la remontada en Kiev

El Borussia Mönchengladbach tiene en la noche de hoy la oportunidad de estar en la próxima edición de la Champions League. Para ello, deberá remontar el 1-3 encajado en el partido de ida ante un Dinamo de Kiev que intentará lo contrario.

El Mönchengladbach buscará la remontada en Kiev
El M'Gladbach debe remontar un resultado adverso para estar en la Champions. Foto: borussia.de

Hoy, miércoles 29 de agosto, se disputan los últimos partidos de la última ronda clasificatoria para poder participar en la próxima edición de la Champions League.

El Borussia Mönchengladbach viaja a Ucrania para enfrentarse al Dinamo de Kiev. El 1-3 del partido de ida hace que el M’Gladbach deba jugar en contra del resultado y del tiempo, factores que el Dinamo no quiere desaprovechar.

El pasado martes, Martin Starzl, defensa central del M’Gladbach, y el entrenador, Lucien Favre, atendieron a los medios en la rueda de prensa previa al partido.

Srarlz: "Tenemos que jugar mejor que en el partido de ida"

“Sabemos que será muy difícil, el Dinamo es un equipo muy experimentado”, comentaba Starzl, consciente de la dificultad del partido. El central del equipo alemán añadía que el equipo es consciente de que tiene que “jugar mejor que en el primer partido”.

El entrenador del M’Gladbach, Lucien Fevre, no especuló y declaró que el equipo tiene que “marcar tres goles”, pero fue cauto al comentar que “no sería inteligente jugar solo al ataque” y añadía que el equipo tiene que jugar “con normalidad y mantener el equilibrio”.

Fevre: "Si remontamos la eliminatoria sería un milagro"

La victoria en el primer partido de la Bundesliga contra el Hoffenheim fue positiva de cara a afrontar la eliminatoria contra el Dinamo de Kiev. “Tenemos un buen estado de ánimo, estamos motivados”, comentó Starzl. El técnico del M’Gladbach también comentó la importancia anímica del la victoria en la Bundesliga “fue un partido duro y tuvimos que trabajar mentalmente”, aunque añadió que hoy “es un partido diferente”.

El Borussia Mönchengladbach tiene confianza en su juego, pero su entrenador no dudó en calificar de “milagro” el acceder a la fase de grupos de la Champions League 2012/2013.