Festín alemán a costa de una débil Irlanda

El conjunto alemán venció en su visita a la República de Irlanda. Los dobletes de Reus y Kroos, sumados a los goles de Özil y Klose, dieron 3 puntos muy valiosos que dan confianza al equipo de cara al choque contra Suecia. El gol de Keogh en el descuento no hizo más que maquillar el resultado.

Festín alemán a costa de una débil Irlanda
República de Irlanda
1
6
Alemania
República de Irlanda: Westwood; Ward, O’Dea, O’Shea, Coleman; Fahey (Long 51’), McCarthy, Keith Andrews; McGeady (Keogh 68’), Cox (Brady 84’), Walters.
Alemania: Neuer; Schmelzer, Bastuber, Mertesacker, Boateng; Khedira (Kroos 46’), Schweinsteiger, Reus (Podolski 66’), Müller; Özil, Klose (Schürrle 72’).
MARCADOR: 0-1 min. 32, Reus. 0-2 min. 40, Reus. 0-3 min. 55, Özil (p.). 0-4 min. 58, Klose. 0-5 min. 61, Kroos. 1-6 min. 91, Keogh.
ÁRBITRO: Nicola Rizzoli. Mostró tarjeta amarilla a Reus (min. 30), O’Dea (min, 47), Long (min, 77), Badstuber (min. 86).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente al Grupo C del clasificatorio europeo para el Mundial 2014 entre Irlanda y Alemania. Disputado en el AVIVA Stadium de Dublín.

Irlanda y Alemania no podían dejar escapar tres puntos. Sabían que Suecia no había fallado en su encuentro con la débil Islas Feroe. Los de Trapattoni están haciendo un buen juego y en defensa son muy rocosos y difíciles de superar. Por otro lado, la defensa de Joachim Löw llegaba mermada debido a las bajas de Lahm y Hummels. Arriba contaba con toda la pólvora disponible de su equipo. Se guardó un minuto de silencio y los jugadores llevaban un brazalete negro debido al fallecimiento de Helmut Haller, jugador que desplegó su juego en Alemania e Italia en los años 60 y 70.

Irlanda comenzaba el partido sin ningún tipo de complejo y creando algo de peligro sobre la puerta de Neuer. Las primeras llegadas con peligro del encuentro las protagonizaban los jugadores irlandeses. Conforme pasaban los minutos, Alemania se fue asentando en el encuentro. La selección alemana jugaba demasiado directo, cuando llegaban a la línea de trescuartos mandaban balones por arriba a Klose o a Müller. Mala forma para derrotar a la defensa irlandesa. Sobre todo cuando el ejecutor de los pases era Sami Khedira

Irlanda lo tenía muy claro. A la que pudiera mandaría balones arriba para que corrieran cualquiera de sus tres atacantes: McGeady ,Cox Walters. El paso de los minutos se notaba en los jugadores alemanes como adormilaban al rival poco a poco.

Alemania logró adelantarse en la primera ocasión de gol que tuvo. En el minuto 32, Marco Reus recogió un balón dentro del área. Con la fuerza y la decisión que le caracteriza, penetró y al llegar a la frontal del área pequeña disparó fuerte. Disparo que tocó en el larguero y se metió dentro de la portería defendida por Westwood. Este primer gol encarrilaba el partido. Más aún cuando en el minuto 40, el mismo Reus y desde dentro del área cruzó un zurdazo que fue imposible de atajar para Westwood. Así llegábamos al descanso del partido, Alemania ganaba y méritos había hecho los jutos. Irlanda no podía defenderse con éxito de la calidad que atesoran los atacantes alemanes.

En el segundo tiempo tuvo que salir Toni Kroos por Khedira. El jugador del Real Madrid cayó lesionado y veremos su evolución. A partir del minuto 55 llegarían seis minutos de gloria paara el equipo alemán. En el mismo minuto indicado, Mesut Özil transformó un penalti muy claro cometido sobre Miroslav Klose. Sin apenas coger carrerilla el jugador merengue engañó al portero y le coló el balón por la derecha de su puerta. Con el 0-3 los tres puntos estaban asegurados. Alemania apretaba, no se dejaba llevar y en el minuto 58 Schweinsteiger daba un balón perfecto y al hueco a Klose para que, después de regatear al portero, anotara el cuarto gol de la noche.

Los seis minutos mágicos llegarían a su clímax en el minuto 61 con una espectacular volea con la zurda de Toni Kroos. Un balón caído del cielo lo enganchaba el centrocampista del Bayern de Múnich y a media altura hacía imposible la estirada de Westwood. Con el 0-5 Joachim Löw estaba más tranquilo. Salvo en los primeros minutos de encuentro, Irlanda no puso a prueba a la defensa casi inédita alemana de Schmelzer-Badstuber-Mertesacker-Boateng. Los tres puntos tenían nombre y nacionalidad, y en Dublín no se iban a quedar.

El 0-6 tardaría en llegar, pero llegaría. En el minuto 82 Toni Kroos, esta vez con la diestra, disparaó fuerte, lejos del alcance el portero irlandés. En el minuto 91Keogh, que había salido en la segunda parte por el jugador del Spartak de Moscú, McGeady, remató de cabeza, sin oposición alguna, un córner botado desde la derecha. Con el 1-6 se llegaría al final del encuentro.

Mencionar el gran partido de los jugadores alemanes, en especial el de Mesut Özil, Reus, Kroos o Klose. Por parte de Irlanda, mencionar que Robbie Keane no jugó ni un minuto, al finalizar el partido parecía que hablaba con Klose de una posible lesión. Cox, Walters y McGeady no tuvieron su noche.

Alemania está invicta y queda con 9 puntos mientras que la República de Irlanda se descuelga un poco y se sitúa tercera con 6 puntos. La semana que viene Alemania se enfrenta a Suecia en Berlín e Irlanda hace lo propio ante las Islas Feroe.

-Foto de www.bundesliga.com/en/-