El Leverkusenn salva un punto in extremis

El octavo partido de la bundesliga se desarrolló de una manera alocada. Tanto el Leverkusen como el Mainz pudieron haber conseguido los tres puntos, pero esta vez, el fútbol fue justo y conformó el encuentro en empate a dos.

El Leverkusenn salva un punto in extremis
Leverkusen
2 2
Mainz
Leverkusen: Bernd Leno, Philipp Wollscheid, Ömer Toprak, Michal Kadlec, Daniel Carvajal, Gonzalo Castro, Simon Rolfes, Karim Bellarabi, Lars Bender, Stefan Kießling. (Junior Fernandes min 71), (Okan Aydin min 80), (Jens Hegeler min 80).
Mainz : Christian Wetklo, Nikolce Noveski, Bo Svensson, Zdenek Pospech, Junior Diaz Elkin Soto, Andreas Ivanschitz, Marco Caligiuri, Nicolai Müller, Julian Baumgartlinger. (Marcel Risse min 67), (Jan Kirchhoff min 80), (Radoslav Zabavnik 90+3).
MARCADOR: 1-0 Stefan Kießling (min 43), 1-1 Adam Szalai (min 58), 1-2 Marcel Risse (min 76), 2-2 Gonzalo Castro (min 87).
ÁRBITRO: Peter Sippel. Amarillas: Bo Svensson (min.19), Karim Bellarabi (min 23), Christian Wetklo (min 28), Julian Baumgartlinger (min 60), Simon Rolfes (min 61), Daniel Carvajal (min 66).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la octava jornada de la bundesliga en el BayArena.

Bayern 04 Leverkusen y 1.FSV Maiz 05 se enfrentaron en el BayArena para intentar sumar los tres puntos en la octava jornada de la Bundesliga. El equipo local llegaba a este encuentro tras haber empatado en la anterior jornada, el Mainz, sin mebargo, consiguió sumar los tres puntos en su anterior encuentro y llegaba al BayArena con la moral más alta.

La primera parte del encuentro se caracterizó por la locura y la inestabilidad. Ninguna escuadra conseguía mantener la posesión del balón, pero ambas lograban generar oportunidades de gol que finalmente no se lograban transformar. Una vez se iban mentiendo en el partido, el equipo local cogía el ritmo poco a poco pero tampoco terminaba las jugadas ni cerraba bien las líneas, de modo que el Mainz lograba armar muchas contras pero sin suerte. La incertidubre invadió el estadio y las tarjetas amarillas de la mano de Peter Sippel comenzaron a repartirse. Cuando la primera mitad parecía sellada, Bo Svensson se armó de valor y adelantó al Bayer Leverkusen en el minuto 43'.

A pesar de que el equipo local había logrado aventajarse, el encuentro todavía no estaba sentenciado. El Bayen Leverkusen consiguió cerrar sus oportunidades, pero aún así el Mainz no se lo había puesto fácil y quedaba una segunda parte por disputarse. Dicho y hecho. El equipo visitante salió mordiendo al campo. Se desató la locura de nuevo en el BayArena y ningún equipo mantenía el balón, a pesar de ser la segunda parte, todo parecía indicar que el físico sentenciaría a alguno de los dos equipos. Adam Szalai quiso empatar el encuentro, y así fue, en el minuto 58 dio el empate que el Mainz ansiaba. Nada estaba sentenciado. El Leverkusen desaparecía por momentos y su defensa comenzaba a desvanecerse. Como si de un calco de la primera parte se tratase, Peter Sippel volvió a señalar tres tarjetas amarillas en menos de seis minutos. El equipo local no lograba cerrar huecos y poco a poco el Mainz se iba colando hasta que Marcel Risse, recién salido al terreno de juego, en el  minuto 76' avanzaba al FSV Mainz 1-2. 

Pero la locura en ningún momento se había marchado del partido. Cuando tan solo faltaban diez minutos para finalizar en encuentro, el equipo local despertó. Tuvo tres ocasciones es excasos siete minutos, pero no lograba transformarlos en holes, hasta que en el minuto 87 Gonzalo Castro se convirtió en heroe. Con todo el estadio en pie, el Leverkusen logró empatar a dos el encuentro. Las tensiones entre ambos equipos crecián, y en el minuti 90+2 se mostró el claro ejemplo de ello formándose una tangana que se quedó finalmente en nada. Tras salvar el partido en los últimos minutos, el encuentro se saldó en empate para el Bayer Leverkusen y el FSV Mainz.

 

(Foto superior extraída de UEFA.com)