La Champions de Abramovich

La Champions de Abramovich

El fútbol te suele dar lo que otra veces te quita. Y eso es lo que ha pasado con el Chelsea, con el equipo del barrio pijo londinense. Ya tiene su primera Champions, su primera ‘Orejona’. Llevaba rozándola varios años y al final la ha podido levantar de la mano de un Drogba excelso y un gran Petr Cech. Grandes minutos de Torres. Abramovich ya se puede morir tranquilo…

Los ‘blues’ hicieron en Münich y ante el Bayern su Final, con el estilo de juego que decidieron y siendo fieles a el. En un partido eterno, en el que la tensión y la imprecisión fueron las grandes protagonistas, los de Di Matteo alzaron la ansiada Champions al cielo muniqués tras una tanda de penaltis que tenían medio perdida. Antes de todo eso se agarraron al partido por un delantero, un jugador de época, el elefante costamarfileño Didier Drogba. Fue el MVP de la Final y el hombre, a sus 34 años, que marcó las diferencias. Fueron suyos el gol del empate cuando expiraba el partido –con un sensacional cabezazo lleno de potencia- y el penalti final que daba la gloria a conjunto presidido por el magnate ruso Roman Abramovich.

Fue hace nueve años cuando aterrizó en Stamford Bridge el millonario personaje. En 2003 y desde entonces no ha parado hasta conseguir lo máximo en el panorama futbolístico europeo. Le ha costado mucho dinero, sudor, entrenadores –Mourinho, Grant, Scolari, Hiddink, Ancelotti, Villas-Boas- y lágrimas pero todos sus esfuerzos ya están recompensados.

Con afamado técnico de Setúbal, con José Mourinho, el Chelsea levantó dos Premier tras 40 años sin ganar la liga inglesa. Pero la Champions se le resistió. Dos semifinales ante el Liverpool, en las que cayeron un año por un gol fantasma y otra por una tanda de penaltis- le privaron del éxito. Luego, con Avam Grant en el banquillo, perdieron la final en Moscú en 2008 en otra tanda de penaltis desafortunada. Con Hiddink, el Iniestazo y un arbitraje espantoso en semifinales hicieron que el sueño se volviera a esfumar en el Bridge… Tras pasar Carlo Ancelotti con éxitos domésticos pero fracasos europeos llegó esta temporada el alter ego de Mou, Villas-Boas, que tras caer en San Paolo 3-1 en la ida de los octavos, fue cesado fulminantemente. Y ahí llegó el inexperto Di Matteo. Ex jugador ‘blue’ italiano que alzó la Recopa de Europa (en los 70 el equipo azul conquistó otra ante el Real Madrid) junto al genio Zola y un tal Vialli en los 90… Quién se lo iba a decir a Abramovich. 4-1 en la vuelta ante el Napoli y de ahí hasta Münich, dejando por el camino al Benfica y al invencible Barça de Guardiola.

El fútbol es así de raro. Con sus armas, y con el equipo más italianizado futbolísticamente que se recuerda, el Chelsea es el nuevo rey de Europa. Los Drogba, Terry, Lampard, Cech y compañía, en la temporada más extraña y convulsa, han conquistado la Champions. Y desde los once metros, esos mismos que hicieron llorar años atrás a los aficionados de Fulham Road. Quinto equipo inglés que la levanta. Londres ya tiene su primera ‘Orejona’. La madrugada es azul. Hasta las pintas de los pubs. Abramovich ya se puede morir tranquilo…