El Shakhtar alarga su racha a Europa

El Shakhar se llevó un encuentro prácticamente dominado en todas las facetas. Dos tantos del armenio Mkhitaryan certificaron una victoria que pudo ser más abultada.

El Shakhtar alarga su racha a Europa
Mkhitaryan, con dos goles, fue el protagonista del partido. Fotografía: Uefa.com
Shakhtar Donetsk
2
0
Nodrsjaelland
Shakhtar Donetsk: Pyatov; Raț, Rakitskiy, Kucher, Srna; Hübschman, Fernandinho; Willian (Douglas Costa, min.81), Mkhitaryan, Ilsinho (Teixeira, min. 70) y Luiz Adriano (Devic, min.75).
Nodrsjaelland: Hansen; Okore, Mtiliga, Parkhurst, Runje, Adu, Stokholm, Christensen (Christiansen, min. 62), Lorentzen (Nordstrand, min. 72), Beckmann y John (Laudrup, min. 81).
MARCADOR: 1-0, Mkhitaryan, min. 44 2-0, Mkhitaryan, min.76
ÁRBITRO: Pawel Gil (POL). Amonestó a Srna y Luiz Adriano (Shakhtar) y Christensen, Lorentzen y Mtiliga (Norsjaelland)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 1 del grupo E de la UEFA Champions League.

Regresaba la Champions a Donetsk, y no lo podía hacer en mejor momento. El Shakhtar llevaba desde marzo ganando de forma consecutiva todos los partidos oficiales disputados, una sublime racha que se debía alargar a la máxima competición europea. El Donbass Arena presentaba muy buen aspecto en los graderíos, y es que los fantasmas del último puesto y consiguiente eliminación de la pasada campaña, estaban superados.

Por su parte, el Norsjaelland se plantaba en Donetsk para disputar la fase final de la UEFA Champions League por primera vez en su historia. El humilde club danés ganó la pasada campaña la liga por encima de clubes más prodigados por Europa como el Copenhage o el Aab Aalborg. Era su oportunidad y sabían que tenían que dar el máximo en el campo para comenzar con buen pie en la competición más exigente del viejo continente.

El partido comenzó flojo, con un ritmo espeso, controlado por los visitantes que abusaban de posesiones largas que no llegaban a las inmediaciones del área local. El Shakhtar trataba de salir con la velocidad de sus hombres de banda, pero la férrea defensa de los de Hjulmand, con las dos líneas de 4 prácticamente pegadas, evitaba mayores problemas. Este hecho se fue rompiendo a medida que transcurrían los minutos y es que el Shakhtar, a base de acometidas por banda, fue perforando y ahondando el agujero danés. Srna y Willian, muy activos durante toda la noche, fueron los encargados de colocar los primeros centros al área y desestabilizar a la zaga de azul.

En el minuto 39, y con el Shakhtar mejor posicionado sobre el terreno de juego, llegó la primera clara ocasión del partido donde Mkhitaryan remata fuerte un envío al hueco de Willian que Hansen se encargó de enviar a córner con apuros. Esta jugada fue la antesala de lo que sucedería 5 minutos más tarde. Robó Fernandinho en el centro y cedió al espacio para la carrera de Luiz Adriano, quién apuró el campo y pasó atrás para que Mkhitaryan llegara con todo y rematara el envío a la red. Jugada de inteligencia y velocidad del conjunto ucranio que sirvió para abrir la lata antes del descanso en un gol de los que llaman psicológicos.

La segunda parte comenzó sin cambios y con un Shakhtar más enchufado que en los minutos finales de la primera, si cabe. En el minuto 50 llegó la primera, en un córner botado por Willian a la frontal del área, donde estaba Srna para lanzar la volea que rechazó Hansen en dos tiempos, parando también el posterior disparo de Hübschmann. En el 57' llegó otra gran ocasión, esta vez en las botas del omnipresente Mkhitaryan, que recibió un gran pase de Willian y tocó sutilmente ante la salida de Hansen, que pudo detenerla con apuros, El propio Willian también tendría la suya en un fortísimo disparo en el 72' que el guardameta envió a la esquina con una gran parada.

El Shakhtar era el dueño del partido y todas las ocasiones caían de su lado, pero el marcador no se movería hasta el minuto 76, en el que Willian robó un balón desde su propia parcela de cancha y montó una peligrosa contra, cruzando todo el campo a la velocidad de la luz y cediendo a la izquierda para que Mkhitartyan sumara otro tanto a su cuenta particular, en un disparo que besó la red tras un primer rechace de Hansen.

A partir de aquí, Lucescu dio descanso a alguno de sus baluartes e introdujo cambios que a punto estuvieron de ampliar el marcador, con sendas ocasiones de Devic, de cabeza, y de Douglas Costa en  un mano a mano en el que no cedió al internacional ucraniano cuando se encontraba libre de marca.

A la postre, gran partido de los de Donetsk que se benefician del empate entre Chelsea y Juventus para colocarse líderes y continuar con su brillante racha. Por su parte, el Nordsjaelland deberá mejorar algunos aspectos si quiere ser más competitivo en un torneo tan competitivo.