Los tres puntos se quedan en Kiev

Un partido dividido por diferentes periodos sigue mostrando la mejoría por momentos de los pupilos de Oleg Blokhin. El Dinamo Zagreb no inquieto al equipo de la capital de Kiev y Oleg Gusev surgió como líder y héroe de la afición local.

Los tres puntos se quedan en Kiev
Gusev dio la victoria al Dynamo Kiev contra el Dinamo Zagreb. FOTO: UEFA.COM
Dynamo Kiev
2 0
Dinamo Zagreb
Dynamo Kiev: Shovkovskiy; Danilo Silva, Mikhalik, Khacheridi, Taiwo; Vukojevic, Veloso; Yarmolenko (Mehmedi, min. 80), Krancjar (Garmash, min. 46), Gusev (Raffael, min. 83); Ideye.
Dinamo Zagreb: Kelava; Vida, Tonel, Simunic, Pivaric; Calello (Cop, min. 46), Ademi; Brozovic, Sammir (Carrasco, min. 78), Kovacic; Beqiraj (Rukavina, min. 58).
MARCADOR: 1-0, min. 3, Gusev. 2-0, min. 33, Pivaric og.
ÁRBITRO: Martin Atkinson (ING). Amonesto a Garmash (min. 51), Vukojevic (min. 76) y Tonel (min. 7)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League. El partido se jugó en el NSC Olimpiyskiy de Kiev. 47300 espectadores.

El Dynamo Kiev llegaba a este partido con un solo objetivo, mostrar su mejoría, y certificar a Blokhin como el entrenador del cambio. Con tareas claras, después de la mala imagen de la primera jornada, derrota en Paris por 4-1, y con obligación de conseguir los 3 puntos.

El Dinamo Zagreb, el equipo con menos oportunidades del grupo, llegaba a Kiev soñando con sorprender.

El comienzo del partido dejó claro que el Dynamo no iba a permitir dicha sorpresa, y al comenzar ya se acercaron con peligro y ganas. Ganas que se continuaron y se vieron reflejadas en el marcador con el gol de Gusev en el tercer minuto de partido. Después de un gran centro desde la derecha de Vukojevic el pequeño Gusev se anticipo al defensa e introdujo el balón en la portería de Kelava con un certero cabezazo.

El estadio explotaba de alegría y el Dynamo, guiado por la emoción del momento mostraba un fútbol práctico y vistoso.  Pudo concretar en los primeros 20 minutos más de una ocasión el Dynamo, pero no lo consiguió.

Después los locales “se asustaron del resultado”, como expresó el propio Blokhin en la rueda de prensa post partido, y empezaron a regalar balones en el centro del campo. Pero no era el día de los croatas que no pudieron aprovechar sus oportunidades.

El segundo y último gol del partido llego en una acción de Taiwo. Roba el balón en el centro del campo y tras una carrera hasta la línea de cal, su centro lo introduce en propia portería el defensor Pivaric. El gol fue un golpe duro para un Dinamo Zagreb que empezaba a tener más protagonismo, pero que no conseguía solucionar sus ataques con pases rápidos.

Tras la reanudación los dos entrenadores hicieron un cambio. Los locales introdujeron a Garmash por Krancjar, para recuperar el control en el centro del campo y los visitantes introdujeron a Cop por Calella. El resultado de la entrada de Garmash se vio, pero el Dynamo en momentos pareció al equipo de Semin, su ex técnico. Un equipo lento, buscando el paso del tiempo y retrasando mucho sus líneas. Cosa que no le gusto nada a Blokhin.

Gusev era el jugador más peligroso en el Dynamo Kiev. Todas sus internadas llevaban veneno al área rival, y en más de una ocasión hizo sonar las ovaciones en el estadio, sobre todo al ser sustituido en el minuto 82. En el área rival el peligro llegaba de los pies de Kovacic. El Joven media punta del equipo croata mostro su mejor cara en la segunda parte, y case consigue recortar distancias después de robar un balón a Shovkovskiy al presionar su saque. Los intentos del Dinamo Zagreb siempre se estancaban por la defensa del Dynamo Kiev, quien alternaba el 3-4-3 con el 5-3-1-1.

La ocasión más clara de la segunda mitad llego en un error de la zaga visitante del que se aprovecho Ideye, pero no consiguió batir en el uno contra uno a Kelava.

Con ello llego el pitido final y siguieron los cánticos al mejor, más combativo jugador del partido – Oleg Gusev, quien volvía a demostrar que hay muy pocos jugadores que dominen tan bien una banda en defensa y ataque.

El Dynamo se quedo con los 3 puntos y vio sus opciones intactas para pasar a octavos de final.