Croacia-Suecia, los suecos asaltan Maksimir con un gran Ibrahimovic

Suecia consiguió imponerse a Croacia en su estadio (1-3), con Ibrahimovic ejerciendo como gran estrella. Los suecos fueron mejores durante todo el partido, aunque se fueron al descanso con empate a 1. En la segunda parte, Larsson sería el protagonista al marcar los 2 goles restantes para su equipo.

Croacia-Suecia, los suecos asaltan  Maksimir con un gran Ibrahimovic
Croacia
1
3
Suecia
Croacia: S. Pletikosa; D.Vida (I. Perisic, min. 66), G. Schildenfeld, J. Šimunic, V. Corluka (D. Pranjic, min. 29) ; T. Dujmovic, L. Modric (O. Vukojevic, min. 72), D. Srna, I. Rakitic; I. Olic (N. Kranjcar, min. 45), M. Mandžukic (Eduardo, min. 45).
Suecia: A. Isaksson; A. Granqvist, O. Mellberg, J. Olsson, M. Olsson ; A. Svensson (J. Guidetti, min. 45), K. Källström (P. Wernbloom, min. 45), R. Elm (S. Holmén, min. 45), Z. Ibrahimovic (T. Hysén, min. 84), O. Toivonen (E. Bajrami, min. 74); J. Elmander ( Larsson, min. 45).
MARCADOR: 0-1, min. 13, Ibrahimovic. 1-1, min. 44 Olsson (p.p), 1-2, min. 46, 1-3, min. 69, Larsson.
ÁRBITRO: Mitja Zganec (Esloveno) amonestó con tarjeta amarilla a a M. Mandžukic, D. Vida y J. Šimunic.
INCIDENCIAS: Estadio Maksimir (Zagreb, Croacia).

El partido comenzó rápido, con mucho juego en el centro del campo, y con una Croacia algo tímida, a pesar de contar con el apoyo de su público que rugía constantemente. Suecia por su parte intentaba llegar con toques rápidos, pasando siempre el balón por su gran estrella, Zlatan Ibrahimovic. De esta manera los suecos buscaban el gol, y a punto estuvieron de encontrárselo, cuando el portero croata, Pletikosa se durmió con el balón en los pies en una jugada sin aparente peligro. Elmander fue a presionar al guardameta, produciéndose un rebote inesperado que estuvo cerca de acabar con el balón en la portería croata.

Suecia se movía cada vez con más rapidez, con un Elmander buscando constantemente los espacios entre los dos centrales. Es curioso ver como Ibrahimovic actúa en la mediapunta, siendo el eje del juego sueco. En una de esas jugadas, Ibrahimovic  sacó su magia para poner un excelente balón por encima de la defensa croata. Al esférico llegó Elmander, pero no pudo continuar por la obstaculización del guardameta croata. El árbitro no dudó, y señaló pena máxima. Desde los 11 metros Ibrahimovic consiguió batir a Pletikosa, que a pesar de adivinar el lado de lanzamiento, nada pudo hacer ante el potente disparo del sueco. 0-1, Suecia se adelantaba en el marcador con Ibrahimovic como protagonista.

Los croatas lo intentaban siempre con Modric como referencia, pero la estrella croata no conseguía encontrar espacios, siendo las jugadas más peligrosas las que venían a balón parado. Ibrahimovic pudo volver a marcar pasada la media hora de juego, con un espectacular disparo de falta desde muy lejos, pero esta vez el guardameta croata consiguió despejar el balón.

Todo parecía indicar que ambos equipos se irían al descanso con el marcador favorable a los suecos. Sin embargo en un balón lanzado desde la defensa croata hacia el delantero Olic, se producirá una terrible falta de entendimiento entre el guardameta sueco, Isaksson y el defensa Olsson que de cabeza mandaría el balón a su propia portería. 1-1, Croacia empataba en el minuto 44, consiguiendo equilibrar la balanza.

Larsson protagonista en la segunda parte

En la segunda parte entraron varios jugadores de refresco para ambos conjuntos. Pero fue poner el balón en juego y Suecia mostró su clara intención de adelantarse en el marcador. Así cuando había pasado un minuto, Ibrahimovic realizó una gran jugada por banda izquierda poniendo el balón a su compañero Bajrami que se encontraba solo en la frontal del área. Su potente disparo fue desviado por el guardameta croata, que no pudo hacer nada en el rechace que Larsson aprovecharía para adelantar a Suecia. 1-2, Suecia se imponía en apenas un minuto de juego.

Parecía que Croacia reaccionaba, ya tuvo el empate en dos ocasiones con Rakitic como protagonista. Primero con una falta que se iría muy cerca de la escuadra de la portería sueca. Minutos después un genial disparo suyo desde fuera del área sería atajado por el guardameta sueco en una espectacular intervención. Croacia había perdonado, y Suecia con jugadores más rápidos y frescos intentaría matar el partido por medio del contraataque.

Y lo consiguieron en el minuto 69, cuando en una rápida jugada por banda derecha, Ibrahimovic consiguiese meter un genial balón al hueco de la defensa. Larsson no perdonaría con un buen remate cruzado, que conseguiría traspasar las piernas de Pletikosa. 1-3, Suecia había puesto las cosas muy difíciles a Croacia, nuevamente con un gran Ibrahimovic.

A partir del tercer gol sueco, el partido murió lentamente. Los entrenadores se dedicaron a probar nuevas cosas para sus equipos. Eduardo, que había entrado en la segunda parte, consiguió marcar, pero su gol fue anulado por fuera de juego. Finalmente el encuentro terminó 1-3, con la sensación de superioridad por parte de Suecia, que aprovechó al máximo a su estrella.