Grupo C de la Eurocopa: España, Italia, Irlanda y Croacia

Grupo C de la Eurocopa: España, Italia, Irlanda y Croacia
Grupo C de la Eurocopa: España, Italia, Irlanda y Croacia

Nadie, en su sano juicio, descartaría a Italia de ningún campeonato. Ni con todas las adversidades que se han presentado al equipo de Prandelli, selección conocida para España, deja de optar a nada. Es sin duda alguna, el máximo candidato a enfrentarse cara a cara con España para luchar por el primer puesto. Pero el combinado de Del Bosque, con el trato afectuoso del balón mediante, quiere volver a derrocar a Italia para encontrar un billete que se antoja complicado. Y más aun con rivales como Irlanda o Croacia, que definirán sus objetivos en el primer partido, donde se enfrentan entre ellos.

España, favorita para revalidar el tíulo

Cómo llega

Con las bajas destacadas de Villa en la delantera y Puyol en el centro de la defensa, los amistosos ante Serbia, Corea del Sur y China se convertían en ocasiones de oro para dar con las alternativas perfectas. No se resintió excesivamente la zaga española por la ausencia del central barcelonista-España ha encajado sólo un gol-en los 3 encuentros. Sí lo hizo en mayor medida la línea de vanguardia, atascada especialmente en su primer y tercer partido, acusando la falta de gol ante las cerradas defensas rivales. Pese a eso, el conjunto de Vicente del Bosque pudo contar sus tres amistosos por victorias, gracias a los sobrados recursos de un banquillo extenso, variado y de calidad. Buenas sensaciones para una selección, la española, cuya condición de favorita puede convertirse en un arma de doble filo.

Participaciones pasadas

La historia no avala a la selección si se le quitan los últimos cuatro años. Antes de encaramarse al olimpo del fútbol europeo en Viena, La Roja ha perecido en las citas continentales desde que, en 1964, Marcelino diese la primera Eurocopa a España. Casi 20 años después, París estuvo al borde de asistir a una nueva gesta del fútbol hispano, pero un error de Arconada dejó el cetro europeo en casa. Desde entonces, la selección ha vivido una Eurocopa en casa, en dos ocasiones ha caído a las primeras de cambio y, entre 1996 y 2000, dos tropiezos en cuartos de final han atemorizado al país con dicha ronda hasta que en 2008 se rompió la maldición al superar a Italia desde el punto fatídico. El título alzado días después no sólo cambió al fútbol nacional, sino que revolucionó el prisma que todo el planeta tenía sobre el fútbol.

Alineación titular

Todo indica que el sistema que usará Del Bosque será un 1-4-2-3-1, como ya hiciera en el Mundial y durante todos los partidos de clasificación y amistosos. La portería está muy bien cubierta con Casillas, que aparte de pequeños errores puntuales (es humano), en las grandes competiciones y momentos decisivos siempre rinde a buen nivel y ya tuvo su parte de culpa de que España fuera campeona de Europa y del mundo.

La defensa es quizá la línea que crea más dudas. Alba es un gran lateral con mucha proyección ofensiva, lo que puede suponer un problema a la hora de defender, pero con que uno de los dos pivotes bascule para tapar su hueco, debería estar solventado. Eso debería pasar también por la banda derecha pero Del Bosque opta por Arbeloa, poco dado a labores ofensivas. La pareja de centrales parece una garantía, siempre y cuando Piqué esté a su mejor nivel. 

El centro del campo es el eje de este equipo. A pesar de que el doble pivote es a veces criticado, parece innegociable para el seleccionador. Xabi Alonso y Busquets hacen el trabajo de contención para que los pequeños ‘jugones’ campen a sus anchas. Xavi, Iniesta y Silva tienen mucho fútbol y muchas de las esperanzas españolas pasan por sus botas.

La delantera tampoco está exenta de controversia. Por lo que se está viendo parece que el elegido será Negredo, quizá el que mejor encaja en el sistema de toque ya que Torres es más de jugar en línea con la defensa para romperla con uno de sus desmarques (cosa que no va mal con los pasadores que tiene la ‘Roja’) y Llorente ejercerá de desatascador para partidos que se compliquen con nuestro juego habitual y sea necesario usar el recurso del juego aéreo.

Lo mejor: la línea de 3 mediapuntas, la portería y el amplío y fiable banquillo.

Lo peor: las dudas en la delantera por la falta de Villa.

Jugador estrella

“Tiene pinta de oficinista, pero le das una pelota y te hace magia”, destacó sobre él Menotti. Iniesta ha logrado ubicar en el mapa europeo a un pequeño pueblo de Castilla La Mancha a través del deleite que provoca cada vez que avanza metros con el balón controlado en el pie, con la cabeza alta, descodificando a gran velocidad cuál es la mejor opción. Un arquetipo inclasificable en un deporte infectado por el ruido y la polémica, el arte de esconder el balón como bandera izada de su fútbol. Quedará en el recuerdo de todos por aquel gol en la final del Mundial de Sudáfrica pero pasará a la historia por las tesis de buen fútbol que ha dado en Can Barça cada semana.

Es la hora del Calcio

Cómo llega

La selección italiana no llega en el mejor momento posible a la cita de Ucrania y Polonia. Después de una fase de clasificación casi perfecta, con ocho victorias y sólo dos empates concedidos, los transalpinos atraviesan uno de sus peores momentos de juego. A la última derrota sufrida en el único encuentro de preparación ante Rusia por 3 a 0, se le han sumado asuntos extradeportivos como el “Calcioscommese”, la trama de amaños de partidos que salpica a muchos jugadores de la Serie A y B, entre ellos Domenico Criscito, quién ha sido descartado por el seleccionador Cesare Prandelli por este mismo asunto. Bonucci, jugador de la Juventus que si está entre los 23 elegidos, también está siendo investigado por la Fiscalía.

A parte de todo esto, la Azurra tuvo que suspender el que iba a ser primer partido de preparación ante Luxemburgo debido a un terremoto en la zona norte del país que dejó diez víctimas mortales. Parece ser que no es el mejor momento para que llegue la Eurocopa.

Participaciones pasadas

Italia puede presumir de lucir cuatro estrellas de campeón del mundo en su camiseta, pero a la hora de jugar el torneo continental, los transalpinos no han tenido tanta suerte. Su único título se remonta a 1968, donde además era el anfitrión. Pero sin duda, la cita que más tienen grabada los “tifosi” en su cabeza es la final de la Euro 2000, donde un gol de Wiltord en el descuento y otro posterior de Trézéguet en la prorroga privaba a Italia de conseguir su segundo entorchado continental.  Las decepciones de 2004, donde cayó eliminada en la primera fase, y 2008, cayendo a manos de España en la mítica tanda de penaltis han sido sus últimas participaciones.

Alineación titular y sistema

El seleccionador italiano Cesare Prandelli sigue dando vuelta sobre el once inicial. En la fase de clasificación, se basó en el 4-4-2, con dos jugadores protegiendo a Pirlo en la medular, pero tras los malos resultados de los últimos amistosos podría acabar decantándose por el 3-5-2. Con el trío de centrales, Prandelli tendría la oportunidad de adelantar como carrileros a Maggio y Giaccherini en la otra banda. Si prefiere apostar por un once más ofensivo,  podría recurrir nuevamente al 4-3-3, dando entrada al talento de Giovinco, escorado a la banda, junto a Balotelli y Cassano o Di Natale.

Lo mejor: más solidez defensiva con tres centrales y dos carrileros de largo recorrido.

Lo peor: la poca presencia ofensiva del equipo, dejando a Pirlo como único creador de juego.

                           4-4-2                                                                               3-5-2                            

 
   

Jugador estrella

El jugador estrella del combinado italiano es Andrea Pirlo. A pesar de sus 33 años, el jugador de la Juve está llamado a ser el cerebro de su selección, el metrónomo que haga jugar a sus compañeros. También hay que estar atentos de Buffon, el mítico guardameta azurro, y a la joven promesa Giovinco, quién puede ser la sorpresa ofensiva de un conjunto que va a depender y mucho de la actuación de estos jugadores.

Más info

Cesare Prandelli, renovarse o morir.

Italia se encomienda a la Juventus.

Italia, cuestión de centímetros

 

Irlanda viene a dar guerra 

El equipo de Giovanni Trapattoni llega con una idea de juego clara y un objetivo: pelear todos los partidos. Desde la llegada del técnico italiano en 2008, el estilo de los irlandeses  se ha ido mutando hasta conjurar una máquina defensiva muy bien engrasada. El equipo está invicto en los últimos 15 partidos fuera de casa, en esos encuentros ha conseguido mantener la portería a 0 en once ocasiones. La experiencia del meta Shay Given y Richard Dunne en el centro de la defensa es clave en un conjunto que basa sus esperanzas en el contraataque. El equipo irlandés no gana ni ganará partidos por goleada, pero tampoco ha recibido ninguna humillación desde la llegada del técnico lombardo. Los irlandeses quedaron segundos en la fase de grupos por detrás de una Rusia que les ganó en el Aviva Stadium (2-3), en la vuelta los verdes arrancaron un empate a 0 en un partido en el que merecieron perder. El factor suerte se ha aliado algunas veces con el equipo del trébol durante esta fase de clasificación. Vencieron en el play off a Estonia por un claro global de 5-1 (con un 0-4 en el partido de ida disputado en Tallinn, la vuelta en Dublín fue un mero trámite). 

Trapattoni ha conseguido alcanzar con Irlanda 15 partidos invicto fuera de casa

 Son el equipo con menos presión del torneo, las apuestas pagan un precio muy alto por la victoria irlandesa. De todas formas, el asistente de Trappattoni, Marco Tardelli, afirmó hace unos días que iban al torneo para ganarlo. La afirmación de Tardelli quizá esté un poco fuera de lugar, pero lo que está claro es que los irlandeses venderán cara su piel en un grupo en el que se encontrarán con los dos últimos campeones del Mundo y a una dura Croacia que, bajo el mando de Slaven Bilic, cuenta a prior con más posibilidades que los hombres de verde para pasar a octavos. El que salga vencedor de la primera jornada entre Irlanda y Croacia tendrá todas las papeletas para ser la revelación del grupo C si consiguen puntuar ante España o Italia. Trapattonni siempre ha puesto como ejemplo al Chelsea, equipo que ni mucho menos llegaba como el favorito para levantar la Champions y finalmente se hizo con la consecución de la misma.

Los irlandeses llegan a la Eurocopa después de disputar dos amistosos ante equipos que no se han clasificado para la competición, en el primero vencieron por 1-0 a Bosnia con un gol de Long después de una gran asistencia con la zurda de McGeady. En el partido del pasado lunes ante Hungría sacaron un empate a cero y dieron una imagen desdibujada en defensa en algunas ocasiones: un delantero con más acierto que los arietes húngaros será seguramente más incisivo.

Participaciones pasadas

Esta es la primera participación de la selección irlandesa en más de 20 años. Su última aparición en el torneo fue en la edición de 1988, disputada en la Alemania del Oeste. El muro aún no había caído, imagínense si ha pasado tiempo desde la última estancia de Irlanda en una fase final. No pasaron de primera fase. Su poca historia y la plantilla que atesoran les hacen ser uno de los conjuntos más débiles del torneo, sin embargo, sus jugadores juegan mayoritariamente en la liga inglesa, un campeonato sin duda potente.

Alineación titular

Aunque Trappatoni haya mostrado algún titubeo en sus últimas declaraciones hablando de la alineación, el sistema será seguramente un 4-4-2, con dos hombres trabajadores en el medio del campo; el peso del juego recaerá sobre los dos hombres de banda, donde Irlanda cuenta con sus jugadores más creativos, desde veteranos curtidos en mil batallas como Damien Duff, hasta el joven y emergente McClean, pasando por el escurridizo e impredecible Aiden McGeady. Su delantero estrella es Robbie Keane, un jugador que, a pesar de jugar en la MLS, ya demostró en sus tres meses en el Aston Villa este año que tiene nivel para más. La defensa es muy sólida, no tiene una gran salida de balón y no toma riesgos, sus laterales son trabajadores y no se proliferan demasiado en ataque (Seamus Coleman, lateral carrilero e incluso medio derecho del Everton no fue ni convocado).

Lo mejor: solidez defensiva. El equipo ha conseguido siempre sus resultados a partir de un punto vital: mantener la puerta a cero. Cuando el equipo irlandés se coloca arriba en el partido es muy difícil que permita la remontada; todos sus jugadores trabajan y se sacrifican en pos del rigor defensivo.

Lo peor: poca experiencia: A excepción de Duff, Keane y Given, los jugadores no cuentan con gran experiencia. Muchos de ellos no han disputado nunca un partido europeo con sus clubes (vienen de equipos de zona baja de Premier League o de Championship). El nivel de McClean y McGeady a este nivel es una incógnita, de ello dependerán buena parte de las posibilidades de los verdes.

Estrella - Robbie Keane

 Estrella en el Leeds, exjugador del Inter, su carrera prometía mucho hace diez años; no llegó al nivel esperado pero es un jugador peligrosísimo ante la portería rival. Nunca ha triunfado en un club realmente grande, pero se siente cómodo cuando juega en equipos en los que sabe que es el líder.

 

 

 

 

Croacia busca la sorpresa con un bloque compacto

Cómo llega

La selección de Croacia se planta en la Eurocopa junto a dos selecciones del calibre de España o Italia y con una debutante República de Irlanda. Con un bloque compacto y que se conoce desde la pasada cita europea dirigido por un Slaven Bilic que se marchará al término de la competición. Una fase de clasificación que se decidió en el último momento en favor del conjunto balcánico permitiéndole redimirse ante Turquía, el que fuera su verdugo en los cuartos de final de la pasada Euro. Con las lesiones de Lovren y Olic, claves en la zaga y el ataque los de Bilic se mostrarán sólidos como siempre y con ganas de emular lo acaecido en su última participación.

Participaciones pasadas

La historia de Croacia no es muy extensa en la Eurocopa, de hecho su actuación más destacable fue la de Austria y Suiza en la que se quedó a unos penaltis de poder entrar en las semifinales. Turquía les apeó en uno de los partidos más disputados de la edición, tras haber derrotado a la semifinalista Alemania en la fase de grupos y consiguiendo así el primer puesto de la primera fase. Precisamente la selección teutona fue quien eliminó a Croacia en su primera participación en una fase final de la Euro, en Inglaterra 1996. No sería hasta Portugal en 2004, cuando volvería a una fase final para caer en un grupo difícil con Inglaterra y Francia y jóvenes ilusionados que actualmente son los veteranos del vestuario.

Alineación titular

El conjunto entrenado por Slaven Bilic suele emplear un 1-4-4-2 claro con vocación al 1-4-4-1-1. Mientras que la portería resulta inamovible con Stipe Pletikosa bajo los palos, la defensa es totalmente impredecible por la gran versatilidad de sus componentes. El centro de la zaga parecía inamovible con Lovren, pero su lesión deja una vacante que podría ser ocupada por Corluka desplazándose del lateral diestro y dejando su hueco a Srna. El único que parece tener garantizado su puesto es Simunic en el centro, ya que el perfil zurdo plantea dudas entre Strinic o Pranjic.

Mientras que la defensa es impredecible, el medio campo tiene dueño: Luka Modric

El centro del campo está más definido con la pareja por dentro de Vukojevic (perfil más defensivo) y de Modric, alma máter y jugador más creativo del equipo. Por su parte, Rakitic actuaría en alguna de las dos bandas en función de si Srna pasa a la zaga. En este caso Kranjcar entraría en la banda contraria para jugar cuatro futbolistas con tendencia a ocupar posiciones centrales y de creación notable. El ataque parecía claro con Olic y Eduardo, pero la lesión del primero abriría de par en par la puerta a Jelavic tras su gran temporada en el Everton. Un equipo que sin balón sufre algo más que con balón por la tendencia al toque de los futbolistas del mediocampo, pero que sin la posesión del esférico también compite y sabe cerrar bien los espacios con el repliegue de sus líneas. Su gran hándicap podría ser el balón parado en contra.

Jugador estrella

Modric es el líder de Croacia porque él solo es capaz de llevar la batuta de todo el equipo. Se empezó a forjar como futbolista en el Dinamo de Zagreb, donde despuntó muy rápido. En el Tottenham se ha asentado como un futbolista que destaca por su clase y su visión de juego. El parecido razonable que guarda con Johan Cruyff le añade morbo a su trayectoria. Junto a él, futbolistas conocidos para el mundo del fútbol como el capitán Srna, el delantero Eduardo o los centrocampistas Rakitic y Kranjcar tratarán de aparecer como secundarios.

 

Resto de grupos

Guía VAVEL Grupo A

Guía VAVEL Grupo B

Guía VAVEL Grupo D