Tiene narices...

En la Eurocopa 2012 recién terminada se han visto cosas bastante extrañas, a las que es difícil encontrar explicación.

Tiene narices...
La Eurocopa 2012 ha estado plagada de situaciones extrañas. Incluida la ceremonia. (Getty)

Tiene narices...

...que el equipo más goleador del torneo, España, con 12 tantos a favor, juegue sin delanteros.

...que el subcampeón, Italia, haya encajado más goles (7) de los que ha marcado (6).

...que ese mismo subcampeón haya llegado hasta la final ganando sólo dos partidos (el segundo encuentro de la fase de grupos, contra Irlanda, y la semifinal contra Alemania).

...que ese mismo subcampeón, pese a todo, haya sido el que haya ofrecido un juego más vistoso, especialmente en semifinales.

...que el equipo que ha ofrecido juego vistoso sea, precisamente, Italia, desterrando su tradicional catenaccio.

...que en la final ni Pirlo ni Cassano ni Balotelli se hayan dignado aparecer.

...que en toda una final del Campeonato de Europa de Naciones hubiera asientos vacíos en las gradas del estadio.

...que Inglaterra, por fin, haya jugado con portero, pero como de costumbre no haya pasado de la primera eliminatoria.

...que la Francia de Benzema, Ribéry, Ben Arfa, Nasri, Malouda y compañía sólo haya logrado marcar tres goles.

...que Alemania, pese al aforismo de Lineker, lleve desde 1996 sin ganar nada.

...que Cristiano Ronaldo, él solo, sea capaz de llevar a su selección a semifinales y ponga en gravísimos apuros a todo un campeón europeo y mundial.

...que ninguno de los anfitriones haya sido capaz de pasar del puesto 12º.

...que uno de los anfitriones, Polonia, acabe el campeonato sin vencer un solo partido.

...que el útlimo subcampeón mundial, Países Bajos, se vuelva para casa con tres derrotas en tres partidos.

...que el único equipo que no tiene un solo jugador en su liga nacional, Irlanda, haya quedado último.

...que el Bota de Oro, Fernando Torres, no sea titular en su selección (y tampoco sea fijo en su club).

...que el máximo goleador del torneo haya conseguido sólo tres goles.

...que haya hasta seis jugadores empatados en el primer puesto de la clasificación del máximo goleador y se haya tenido que decidir por los minutos disputados.

...que de esos seis, tres (Gómez, Balotelli y Mandžukić) se llamen Mario.

...que la UEFA se empeñe en poner los "jueces de área", dos árbitros más, pero aun así se sigan comiendo penaltis como la mano de Bonucci en la final.

Pero bueno, podría haber sido más raro. Podría haber ganado Grecia...