Alemania entierra el sueño danés

Alemania entierra el sueño danés

Alemania hizo cumplir los pronósticos, y se impuso por 2-1 en Lyiv a Dinamarca, que queda apeada de la Euro 2012 tras haber firmado un papel destacable en un grupo muy difícil.

Dinamarca
1 2
Alemania

Dinamarca finalmente ha despertado del sueño. Tras comenzar la Eurocopa ganando a Holanda, con un solitario gol de Krohn – Dehli, y ver cómo el miércoles mantenía vivas sus opciones de entrar en cuartos de final, a pesar de perder ante Portugal 3-2 con el postrero gol de Varela, la “Cenicienta” de esta Euro se marcha de Polonia y Ucrania. Pero se va con la cabeza bien alta y el respeto de todos, porque lo han peleando con sus armas.

La “Danish Dinamyte” no pudo ganar hoy a Alemania, y queda apeada. Los daneses comenzaban el partido empatados a puntos con Portugal, pero eliminados por el goal average particular entre lusos y daneses. Y estuvo metida durante ocho minutos en los cuartos de final. El tiempo que separa la distancia entre el gol de Van der Vaart, y el gol de Lukas Podolski, el alemán de origen polaco.

La fiabilidad diesel alemana

A Alemania, una de las grandes favoritas de esta Eurocopa, se le achaca que no arrolla a sus rivales, que tiene mucho más nivel para lo que se está viendo. Es cierto, se le presupone y lo tiene, pero con este ritmo diesel ha pasado el grupo de la muerte de forma inmaculada, con pleno de victorias. Motivos para que duden los rivales de si está fina, y razones para que nadie ponga en duda el mérito de una selección teutona que se adelantó con un tanto de Podolski al minuto 19 de partido.

Müller controla en el área tras un saque de banda, y la pone atrás. Mario Gómez no la controla, y el rechace cae hacia Podolski, que fusila a Andersen con un derechazo alto. Alemania ya ponía el partido de cara a sus intereses, y no dejaba ningún detalle a la improvisación. El gol eliminaba a Dinamarca, que se soltó el pelo y volvió a ser el equipo atrevido, que ya fue contra Holanda, ante los teutones. Bendtner era el peligro, y en un córner al segundo palo lo demostraría.

El todavía futbolista del Arsenal alcanzó a tocar una pelota con la cabeza, tras un córner botado por Lars Jacobsen. El balón iba muy abierto, el futbolista danés la volvió a poner al área con al testa, y por allí apareció Krohn – Dehli, que entre las torres alemanas se alzó con clase para poner el empate a 1 con un buen cabezazo. Dinamarca empataba poco después del gol de Podolski, y ese gol les volvío a colocar en cuartos de final hasta que Ronaldo empató.

Dinamarca siguió a lo suyo tras el empate, y equilibró el partido en lo que restaba de primera parte. Alemania mantuvo su ritmo, comandada por Özil, Khedira y Schweinsteiger, que conectaban con facilidad con los tres de arriba, menos acertados que otros días de cara al marco rival. A pesar de la insistencia de la escuadra germánica, no cambió nada en el panorama del partido antes del descanso, y los dos equipos se retiraron al vestuario con las tablas a 1.

Dinamarca tuvo miedo de perder

El empate no valía de nada a la selección danesa, que con el resultado de Kharkiv se quedaba fuera de la Eurocopa a las primeras de cambio. Dinamarca tenía que quemar cartuchos, pero no lo hizo, y dejó que fuera Holanda la que diera el golpe en su favor, sabedora de que si eso ocurría, Alemania no la haría daño y podría haber un resultado favorable a intereses comunes de alemanes y daneses.

Sin embargo, Alemania, aún a ese ritmo entre el vértigo y el trote en su juego, según le conviene, dominó el segundo periodo con mayor claridad si cabe que el primer tiempo. Dinamarca apenas quería saber de Neuer, mientras los resultados la favorecieran. Eso no sucedió en ningún momento, y la inercia de  tanto esperar el gol tulipán en el otro partido del grupo hizo que Dinamarca no pudiera reaccionar a tiempo para evitar la eliminación de la competición continental, cuando dependía de sí misma para lograr el objetivo.

Por si fuera poco, Lars Bender, lateral del Bayer Leverkusen decidió el partido, en una contra bien montada por los hombres de Joachim Löw. Ózil le puso en bandeja la pelota al 15, que ante la salida de Andersen la cruzó por abajo con su pierna derecha y puso una losa mortal sobre las espaldas danesas cuando aún quedaban diez minutos más el descuento de vida para Dinamarca.

Los de Mörten Olsen no tuvieron poder de reacción en la recta final del partido, y acabaron eliminados de esta Euro con la derrota ante la selección germana. A pesar de todo, Dinamarca fue un equipo que le complicó la vida a todo el mundo en el grupo B y se va con la cabeza alta, en un torneo donde al principio nadie contaba con ella, y casi es un invitado sorpresa a la fiesta de las 8 mejores selecciones de fútbol europeas.

Declaraciones Mörten Olsen tras el partido.

Ficha técnica:
Dinamarca: Andersen; Jacobsen, Kjær, Agger, Simon Poulsen; Jacob Poulsen (Mikkelsen, 82), Kvist; Zimling (Christian Poulsen, 79), Eriksen, Krohn Dehli; y Bendtner.
Alemania: Neuer; Bender, Hummels, Badstuber, Lahm; Khedira, Schweinsteiger; Müller (Kroos, 84), Özil, Podolski (Schürrle, 64); y Gómez (Klose, 74).
MARCADOR: 0-1 (min 19, Podolski), 1-1 (min 25, Krohn-Dehli), 1-2 (min 80, Bender)
ÁRBITRO: Velasco Carballo (ESP). Sin amonestaciones.
INCIDENCIAS: partido de la fase de grupos de la Eurocopa 2012 disputado en Lviv ante 32.000 espectadores.