La Selección completa el primer entrenamiento en Las Rozas

La sesión, que tuvo una duración superior a la hora, supone la primera de las dos programadas antes de partir hacia Schruns.

La Selección española realizó en la tarde de hoy el primer entrenamiento de una concentración que se ha iniciado esta mañana. La sesión ha tenido lugar en el campo principal de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, y ha permitido a los aficionados presentes disfrutar de los internacionales durante un espacio cercano a la hora y cuarto.

Vicente Del Bosque no ha querido sobrecargar al grupo, por lo que ha optado por una sesión sosegada y con el balón como principal protagonista. Nada más saltar al césped de la Ciudad del Fútbol, los 21 internacionales han formado un círculo alrededor del seleccionador, el cuál se ha dirigido brevemente a los futbolistas mediante una charla.

Ha sido después cuando el esférico se ha erigido en el protagonista de la tarde. Ejercicios físicos al margen, Del Bosque, Antonio Grande, segundo entrenador; y Javier Miñano, preparador físico, han encabezado tres grupos de seis futbolistas en los que se ha combinado la circulación y el desplazamiento del cuero con una serie de estiramientos. Por otro lados, los tres cancerberos convocados -Casillas, Reina y De Gea- han realizado ejercicios específicos bajo la supervisión del preparador de porteros, Javier Otxotorena.

En la segunda mitad del entrenamiento, los futbolistas han podido disputar varios partidos en dimensiones reducidas, además de realizar un rondo en el que han participado todos a modo de colofón de la sesión vespertina. La plantilla volverá a ejercitarse en la jornada de mañana (10:30h.), horas antes de embarcar hacia la localidad austriaca de Schruns, donde realizarán un stage que se prolongará hasta el 31 de mayo.

Pancarta en apoyo a Raúl

Como es habitual, las sesiones de entrenamiento de La Roja congregan a un elevado número de aficionados, circunstancia que aporta color y da alas al grupo. Durante la tarde de hoy, la nota curiosa la pusieron una decena de aficionados, los cuáles colocaron una pancarta con la siguiente leyenda: “No estamos todos, Raúl selección”, frase que reprodujeron a voz en grito en bastantes ocasiones.