España en la Eurocopa: 1984, Arconada, de héroe a aliado francés

Después de clasificarse para la cita continental en el último suspiro, tras el 12-1 a Malta, los de Muñoz iniciaron su andadura en una Eurocopa en la que fueron de menos a más y en la que llegaron hasta la final, donde la anfitriona, Francia, acabó con las ilusiones de 'La Roja'.

España en la Eurocopa: 1984, Arconada, de héroe a aliado francés
A Arconada se le escapó el balón que supuso el primer gol de Francia en la final.

La llegada de España a la Eurocopa de 1984 no fue fácil. No en vano, ‘La Roja’ no se clasificó hasta el último momento. El combinado nacional, entonces entrenado por Miguel Muñoz, llegó al último partido de la ronda preliminar sabiendo que necesitaban, como mínimo, una diferencia de 11 goles para poder estar en junio en la Eurocopa de Francia. Difícil… pero no imposible.

El 21 de diciembre de 1983, el estadio Benito Villamarin de Sevilla sería testigo de una de las noches más mágicas de la Selección, que se impuso a Malta por un escandaloso 12-1. Poli Rincón, Santillana, Maceda, Sarabia y Juan Señor lograron el milagro y dieron a España el pase a la Eurocopa.

España - MaltaA la cita europea acudieron los Santillana, Carrasco, Arconada, Sarabia, etc., hombres que se quedaron a las puertas de conquistar Europa, en un campeonato en el que fueron de menos a más y en el que a punto estuvieron de rozar la gloria.

La lista completa de convocados estaba formada por:

Porteros: Luis Miguel Arconada, Javier Urruticoechea, Juan Carlos Ablanedo.

Defensas: Tomás Reñones, José Antonio Camacho, Antonio Maceda, Rafael Gordillo, Andoni Goikoetxea, Julio Alberto Moreno, Miguel Porlán, Chendo.

Centrocampistas: Víctor Muñoz, Juan Señor, Quique Setién, Ricardo Gallego, Francisco López Alfaro, Ramón Calderé, José Miguel González, Míchel.

Delanteros: Emilio Butragueño, Lobo Carrasco, Poli Rincón, Julio Salinas, Eloy Olaya.

En la fase final, a España le tocó enfrentarse a Rumanía, Portugal y la República Federal de Alemania.

Rumanía 1-1 España

Mal inicio de los de Muñoz, que empataron ante un rival al que habían logrado controlar. Los españoles se adelantaron en el marcador gracias a un gol de penalti del entonces jugador del Barcelona Carrasco. El guardameta rumano Silviu Lung derribó a Gallego, que había recibido un pase de Señor. El colegiado decretó la pena máxima y Carrasco la colocó a la derecha del portero para inaugurar el marcador.

Carrasco anotó de penalti y Bölöni igualó el marcador en los últimos minutos

Era la mitad del primer tiempo y las cosas se ponían muy de cara para el conjunto español, conscientes ya de que Alemania y Portugal, los otros rivales de su grupo, habían empatado.

Sin embargo, las imprecisiones de los españoles y la falta de orden propiciaron el empate a falta de 10 minutos para el descanso. Fue en una mala cesión de Camacho, que hizo que Coras se llevase el esférico y acabase pasándoselo a Bölöni, que estableció la igualada con un disparo raso al poste derecho de Arconada.

A partir de ahí, los de Muñoz se vinieron abajo y fueron los rumanos los que estuvieron más cerca de la victoria, si bien les faltó claridad y puntería en la finalización de las jugadas. Final del partido y reparto de puntos en el debut de los españoles en la Eurocopa de Francia.

Portugal 1-1 España

Nuevo empate y los de Muñoz se complicaban las opciones de continuar vivos en el campeonato, en una noche en la que Santillana y Camacho disputaban su partido 50º con la Selección.

Santillana empató y evitó el desastre español

Precisamente Santillana y Gallego tuvieron dos buenas ocasiones para abrir el marcador, que fueron atajadas por el portero luso Bento. Tardó en moverse el luminoso del Stade Vélodrome de Marsella, y no fue hasta el segundo tiempo cuando se empezaron a ver los goles.

En esta ocasión fueron los portugueses los que se adelantaron. Maceda no pudo interceptar un balón de Chalana a Magalhães. El lateral asistió a Sousa y este, al ver la salida de Arconada, hizo una vaselina para poner el primer tanto de la noche.

Con el 1-0, España se despedía prácticamente de la Eurocopa, por lo que se vieron obligados a intentar sumar. Y así fue. Un contragolpe acabó en córner, que fue botado por Carrasco y despejado por la defensa lusa. El rechazo le cayó a Santillana, que batió a Bento y salvó, así, al conjunto español del desastre. Los de Muñoz dispusieron de más ocasiones para poder hacerse con el encuentro, pero el marcador no volvió a moverse y España se lo jugaría todo ante Alemania.

República Federal de Alemania 0-1 España

Llegaba España a la cita del 20 de junio con los deberes sin hacer y todo por decidir ante la entonces campeona de Europa: Alemania. Los teutones habían ganado tres días antes ante Rumanía y estaban a un paso de meterse en la semifinal, mientras que la victoria de Portugal sobre Rumanía dejaba, momentáneamente, a los españoles fuera de la competición.

El juego de los de Muñoz había mejorado considerablemente con respecto a aquel primer empate ante Rumanía, si bien fueron los germanos los que empezaron marcando terreno. Hasta tres tiros fueron al poste de Arconada, que en la segunda mitad tuvo que sacar varios balones.

Tras el descanso, y con el tiempo corriendo en su contra, ‘La Roja’ comenzó a apretar y a disponer de más ocasiones. No obstante, la más clara fue el penalti fallado por Carrasco justo antes de enfilar el túnel de vestuarios en la primera parte, en la que Goicoetxea, lesionado, tuvo que ser sustituido por Salva.

Maceda dispuso de otra gran ocasión al rematar un balón que Stielike sacó en la misma línea de gol. Y fue Maceda el que se convirtió en héroe español al rematar un centro de Señor, que acabó en el fondo de las mallas de Schumacher, desatando la alegría en el conjunto español.

Con esta victoria, España se colocó primera de grupo y venció, por primera vez, a Alemania en competición oficial, la misma Selección que nos apeó del Mundial del ’82.

Semifinal. Dinamarca 1-1 España

Penúltimo paso de los de Muñoz hacia una final que se había antojado complicada al inicio del campeonato. Si hay algo que no faltó en esta semifinal del 24 de junio fue ilusión por parte de la ‘furia’ española.

España se vio pronto en complicaciones, cuando Lerby, en el minuto 6, recogió un rechazo que fue a parar al fondo de la red de Arconada. El guardameta español se convertiría más tarde en héroe, al salvar a su equipo en más de una ocasión.

Con el tanto a favor, los daneses parecían darse por satisfechos, lo que mantuvo vivas las esperanzas de los españoles en la segunda mitad, cuando empezaron a buscar el gol con más insistencia. Tras varias ocasiones desaprovechadas, Sarabia, que había entrado minutos antes por Julio Alberto, inició un contragolpe que finalizó con un remate suyo al palo. El rebote le cayó a Gordillo, que puso un centro que Carrasco no pudo rematar, pero que empalmó Maceda para abrir aún más el encuentro.

Hubo que llegar a la tanda de penaltis, en la que Sarabia marcó el que dio el pase a la final

Con el 1-1 y una providencial parada de Arconada a remate de Elkjaer en el último suspiro, se llegó al final del tiempo reglamentario. La prórroga, en la que los daneses se quedaron con 10 tras la expulsión de Berggreen, finalizó con las fuerzas de ambos bandos desgastadas y sin vencedor.

Así se llegó a la tanda de penaltis. Comenzaron los daneses. Brylle, Santillana, Olsen y Señor marcaron los cuatro primeros. Entonces le tocó el turno a Laudrup. Su disparo lo paró Arconada, pero el colegiado mandó a repetir el lanzamiento por considerar que el guardameta español se había movido. Y a la segunda no falló. El marcador volvía a equilibrarse.

Urquiaga, Lerby y Víctor fueron los siguientes en anotar. El próximo fue Elkjaer, que envió el balón a las nubes, dejando a España a un paso de la final. El lanzamiento decisivo fue para Sarabia, que envió el cuero al fondo de la red para meter a España en la final de la Eurocopa, 20 años después.

Final. Francia 2-0 España

Sin esperarlo, después de lo flojo que comenzaron el campeonato, los de Muñoz se colaron en la final de la Eurocopa, en la que esperaba la anfitriona: Francia.

El estadio Parc des Princes albergaba la gran cita, en la que España quería repetir la hazaña de 1964, cuando se hizo con su primera Eurocopa. Y no comenzó mal el partido. ‘La Roja’, que no pudo contar con Maceda ni Gordillo por sanción, disfrutó de claras ocasiones en una gran primera parte.

Santillana remató un córner botado por Carrasco que superó al portero Bats y que sacó Fernández en la misma línea de gol. El entonces madridista, junto con Julio Alberto, fue uno de los más destacados en la primera mitad.

No fue hasta casi la hora de partido cuando llegó la desgracia para los españoles. Una dudosa falta de Salva a Lacombe fue lanzada por Platini desde la frontal del área. El esférico lo atrapó Arconada, pero, inexplicablemente, se le escapó bajó el brazo para acabar traspasando la línea de gol. El guardameta, salvador en otras muchas ocasiones, se convirtió en el mejor aliado francés. No pudo aumentar la ventaja Giresse, cuyo disparo salió desviado.

Con el tanto en contra, los españoles no se vinieron abajo y siguieron intentando remontar o, como mínimo, forzar la prórroga. A punto estuvo de hacerlo Santillana, con un remate de cabeza a pase de Francisco, que se fue alto por poco.

No obstante, la sentencia llegó en el minuto 90, cuando un balón al espacio de Tigana fue a parar a Bellone, que batió a Arconada con una vaselina, rompiendo así el sueño español europeo.

La mala suerte del primer gol, la falta de materializar las ocasiones y el criticado arbitraje del checo Vojtech Christov acabaron con las ilusiones de ‘La Roja’ en París.

Imágenes: Getty y Uefa.com