Habemus '9'

Habemus '9'
Habemus '9'

Tras la exhibición de ayer de la ‘Roja’ en el Arena de Gdansk ante Irlanda, parecen que se han esfumado todas la voces discordantes en torno al tema de que si tiene la selección '9' o no. Precisamente, porque apareció Fernando Torres para disipar las dudas del ataque español con dos buenos goles. Desde luego, tras las severas críticas después del partido contra Italia del pasado domingo, el propio Torres las silenció en apenas cuatro minutos tras pitar Proença el inicio del choque. Sólo le bastaron tres minutos para abrir la lata. 

No se puede empezar mejor un encuentro que marcando al inicio del mismo. Así, noqueas al rival y le dejas sin aliento. Y el ‘Niño’ así lo hizo, y además aprovechó para mandar un recadito a todas las fieras que saltaron en su contra tras jugar ante los italianos, después de que fallará dos claras ocasiones de gol en los minutos finales. Pero, al margen de ello, el de Fuenlabrada todavía tenía que maquillar aún más su momento de gloria. Y fue en la segunda parte tras culminar una jugada que le sirvió Silva en bandeja para matar sólo de cara a portería ante Given. Y ahora qué, pensaría Fernando.

Con esto, queda patente que la selección española tiene nueve y que además ha despertado de su largo letargo que le ha condenado esta temporada a no tener muchos minutos en la Premier con el Chelsea. Y este jueves, lo demostró ya que le dio una referencia en el ataque a España, tuvo movilidad, desparpajo y materializo la mayoría de las ocasiones que dispuso. Aunque, para sacarle algún lunar a su buena actuación, en determinadas acciones le faltó una marcha más para anticiparse al balón y a los adversarios. Aún así, se reivindicó con creces y le demostró a Vicente Del Bosque que no mire al banquillo porque su nueve tiene nombre y apellido.

Junto a esto, solventadas las incógnitas del nueve español, el falso nueve o el nueve mentiroso, Cesc  Fábregas, también salió y marcó. Y asimismo como Torres se reveló en la celebración. Por cierto, bonito gol el del catalán. Todo esto deja ver por encima, de que la propia selección tiene variantes de todos los colores y de todas las cualidades. Y todo ello, sin haber sacado toda la artillería que hay en la recámara, ya que no se ha visto jugar a los Mata, Pedro, Negredo, Llorente, etc.

De modo que, tras sonar ayer la sinfonía de España en Polonia se ha podido ver al combinado nacional que todo el país quiere ver, que no es más que la campeona del mundo y la vigente campeona de la Euro, y es más, se puede decir que tiene delantero.