Temas del momento:
Connect with facebook

España-Francia: Los "blues" contra el fútbol

El Donbass Arena de Ucrania recibe a dos de las selecciones favoritas para llevarse la Eurocopa. España luchará para cambiar la historia y Francia por difuminar las críticas tras su última derrota. (20.45 horas)

España-Francia: Los "blues" contra el fútbol
Francia tendrá el peor rival en cuartos de final.
España
- -
Francia

Llegan los cuartos de final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania con el mejor de los partidos. No solo cuenta el deporte, la historia y las rivalidades entre los dos países saltarán al césped del estadio ucraniano. Después del último partido de Francia ante Suecia, donde cayeron por un 2 a 0, los jugadores "blues" tratarán de voltear la situación y volverse a ganar el favor de su público.

Laurent Blanc tiene ante sí el partido más complicado de todos. Delante estará la selección que viene de ganar la última Eurocopa y el pasado Mundial, con un juego que ha deslumbrado a todo el mundo. En contra de España, nunca han ganado un partido oficial ante Francia. La motivación de ambas selecciones estará por todo lo alto. Se espera un gran espectáculo por parte de los 22 gladiadores que tendrán en sus pies el partido.

Los últimos días no han sido demasiado tranquilos para la selección de Blanc, pese a conseguir por fin superar la barrera de la fase de grupos. La derrota contra Suecia todavía escuece cuando se pensaba quedar como primeros de grupo y evitar un posible cruce contra la selección de Vicente del Bosque. Son más nubes las que cubren el cielo del país galo y muchas críticas las que han llovido desde entonces.

Blanc: "El juego de España es sublime"

A las críticas se han unido los problemas que han existido durante la semana entre los jugadores franceses. Incluso Ben Arfa amenazó con dejar la concentración si la situación no cambiaba. El seleccionador trataba de poner calma, "la electricidad que ha habido estos días en el vestuario debe servirnos para salir con mucha fuerza en el partido contra España".

La semana ha sido muy confusa para los medios de comunicación. En un principio, Ribéry estaba tocado e incluso aparecía cojeando en televisión. Sin embargo, mañana será de la partida y estará en plena forma. Nasri no ha contado con el favor del país ni de la prensa ante la situación vivida y parecía que podría salir del once, pero también jugará y será uno de los mayores peligros. Koscielny suplirá la sensible baja de Méxès en la defensa "blue".

Hermética es la imagen que pretende dar Blanc de su selección, entrenándose a puerta cerrada para no dar ninguna pista a España. Incluso la selección gala ha rechazado el tradicional entrenamiento del día anterior en el escenario del partido. Después de que transcendiesen las noticias acerca de las presuntas peleas entre los jugadores, la propia federación ha pretendido que las cosas se calmasen.

Del Bosque hace dudar a Blanc

La confusión en el equipo español seguirá siendo si jugarán con el famoso falso nueve o saldrá Fernando Torres de inicio. Durante toda la Eurocopa, la selección de Vicente del Bosque no ha ofrecido tampoco información a sus rivales. El seleccionador no ha dado en ninguno de los partidos indicaciones de once que iba a saltar de inicio. No ha sido una excepción el encuentro de cuartos de final.

La opinión pública de España no está ofreciendo muchos cumplidos a su selección. Según ellos, no están cumpliendo las expectativas en cuanto a juego se refiere. A pesar de ello, los resultados han llegado y solo han encajado un gol en toda la fase previa. "Sería muy duro no estar preparado para la derrota", afirmaba el seleccionador haciendo alusión a la dificultad del partido.

Las claves del partido

Por el lado francés, Laurent Blanc intentará neutralizar el juego de los centrocampistas de España. Se ha hablado durante estos días de un posible trivote defensivo para parar el juego español. De no ser así, Cabaye y Diarra tendrán en sus pies la máxima responsabilidad. Iniesta y Xavi se convertirán en sus objetivos. El juego de ataque tendrá que ser rápido y las contras serán para lograr penetrar la defensa de España.

El combinado ibérico seguirá optando por su juego de toque para cansar al rival intentando encontrar los espacios. De la contención y salida del balón que hagan Busquets y Xabi Alonso dependerá la construcción del juego español. Si Torres juega y está fino, será un peligro constante para la defensa de Francia.