Temas del momento:
Connect with facebook

Peligro galo

Francia será el rival a batir por los hombres de Vicente Del Bosque. Cuenta con un bloque renovado y peligroso, así como con jugadores de la talla de Karim Benzema, Samir Nasri o Franck Ribéry. 'Les Bleus' se caracterizan por querer jugar 'la pelota', no replegándose atrás y presionando en el campo contrario con gran herejía. Cabaye y M'Vila en el centro, Debuchy y Clichy como laterales. Elaboración y llegada en un conjunto contingente y atrevido.

Peligro galo
Selección de Francia

España se medirá a Francia en el cruce de cuartos de final de esta Eurocopa de Polonia y Ucrania. Lo hace con la mar sapiente de ser el gran candidato a revalidar el trono europeo, aquel forjado en Viena y eterno para el recuerdo de todos los amantes a esta disciplina deportiva. Un balón y veintidós jugadores, ese es el mensaje que tendrá el gran duelo entre españoles y frances, o ese debería serlo. Muchos catalogan al conjunto 'bleu' de Laurent Blanc como un modelo de proyección, de futuro y a largo plazo. Pero lo cierto es que en cuanto a números, juego y nombres, Francia tiene mucho por lo que soñar.

Un equipo donde lo más sonado sin duda recala en las botas del madridista Karim Benzema, nombre en mayúscula y gran líder de esta nueva enmienda futbolística. El diez ha realzado el gran dorsal galo. aquel que en su día también perteneció a Michel Platiní o Zinedine Zidane, ambos como grandes baluartes y protagonistas. Adalices aparte, en esta renovada selección también cabe hacer especial mención a jugadores del peso de Franck Ribéry o Samir Nasri, los dos selectos que acompañan al delantero franco-argelino en la mayoría de partidos, haciendo apogeo claro de lo que realmente debe encumbrir al sistema ofensivo del nuevo técnico francés.

Tres jugadores vitoreados, idolatrados por muchos y temidos por la inmensa mayoría, aún cayendo en el error dantesco de eludir a otros futbolistas esenciales en el sistema de esta nueva Francia. Jugadores como M'Vila o Cabaye en el centro del campo, ambos capaces de maniobrar con sutileza y perfilamiento el juego del resto de sus compañeros, adelantando cada línea de juego y marcando la pauta de la presión como la principal señal de una filosofía nueva y pudiente. En el caso del 'urraca', cabe destacar un juego táctico inmenso, un plus en velocidad y una visión más refutada y álgida para aventurar cualquier fleco oculto y peligroso.

Un jugador vital por el medio, capaz de asociarse con cualquier compañero y no mostrar cobardía alguna en amarrar y arinconar con lozanía. M'Vila es el otro común denominador de la diócesis emergente del juego galo, el timón clarividente de un equipo dependiente en ciertos encuentros, tímido para incrementar la fluidez y la circulación con el balón. Yann es la gran sorpresa, el gran "tapado" de un equipo mejorado con su juego, resarcido y encaminado. Ménez es otra de las alternativas en ataque con las que cuenta el seleccionador, un jugador fuerte e insaciable. Capaz de aguardar már de una posición y de llegar continuamente a la portería.

Así como Olivier Giroud, delantero del Montpellieur que podría aparecer en los últimos minutos. Gran rematador y delantero centro, eludiendo una marcación adherida y única arriba. También podría tener minutos el jugador del Chelsea, Malouda. Menos regular en la fase final del campeonato con su club y participativo con 'Les Bleus'. Su velocidad y disparo, sus mejores cualidades. Francia también cuenta con físico, fuerza y rocosidad. Destrucción rival en beneficio propio. Ideando con esmesura y trabajando siempre desde atrás, sacando bien el balón e intensificando el juego con alevosía y elocuencia.

En ese papel entra la labor de Alou Diarrá, el 'Nuevo Vieira' como le sobrenombran muchos. Futbolista menos vistoso pero capaz de marcar de cerca a cualquier rival, de aparecer en las jugadas aéreas y de amarrar el balón con soberanía y avidez. Menos destacado en los minutos finales, pero austero y rígido en la mayor parte del partido. Trabajando más atrás en compensación de una vulnerabilidad existente que pesa en gran cantidad de partidos, la zaga. Mexés y Rami han ocupado la dupla de centrales en la mayor parte de encuentros, allando el camino para los delanteros rivales tras la concesión de espacios y errores dignos de mención.

Un óbice claro que no se repetirá, entre otros motivos, por la sanción del central 'rossoneri' por acumulación de tarjetas amarillas. En su lugar jugará Laurent Koscielny, un 'gunner'  que viene de jugar con el club londinense un total de cuarenta y dos partidos, anotando dos goles. Su gran envergadura, que no portento físico, le permite protagonizar algunas acciones preponderantes en las jugadas a balón parado. Una novedad menos reiterada que podría condicionar al defensa valencianista Rami, dependiente de contar con un socio de garantías.

Otro de los puntos más destacados de este combinado recala en sus dos laterales: Debuchy y Clichy. La llegada de Laurent Blanc ha cambiado el esquema, así como el sistema de juego en varios aspectos. Uno de ellos es la titularidad del carrilero zurdo del Manchester City, que pese a no comenzar en el primer encuentro ante Inglaterra como titular, si lo ha sido en los dos partidos siguientes ante Ucrania y Suecia. Cuenta con un papel ilustre en ataque, aunque su gran virtud sin duda se basa en un posicionamiento solvente y sereno atrás. Sin embargo hay que destacar un nombre, el de Mathieu Debuchy.

El lateral diestro del Lille ha sido una de las nuevas piezas con las que ha contado Laurent Blanc. Un jugador con mucho recorrido y con un papel emergente y audaz en ataque, capaz de actuar como falso extremo. Correcto y eficiente en defensa. Se trata del lateral derecho en mejor estado de forma del campeonato. Reveillere es la otra opción, de caracter más defensivo. Así como Patrice Evra, que cuenta con menos confianza por parte del técnico franco. Y por último, la porteria. Una posición donde el gran nombre es el de Hugo Lloris, el cancerbero del Lyon que destaca por su gran seguridad y habilidad bajo la portería. Junto a Iker Casillas y Manuel Neuer, el mejor guardameta. Un bloque compacto y estático, unánime para atacar y defender, aparente de tener un comportamiento solidario y voraz en la mayoría de sus partidos. Francia cuenta con nombres de peso, pero sin duda, con un colectivo inédito y peligroso. Un proyecto de futuro, pero también de presente.