Temas del momento:
Connect with facebook

Grecia llega a la Eurocopa sin perder en la fase de clasificación

Pequeño análisis sobre cómo llega la selección griega a la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Los helenos no lograron su clasificación hasta la última jornada de la fase y son uno de los equipos nacionales menos goleados de Europa

Grecia llega a la Eurocopa sin perder en la fase de clasificación
Grecia llega a su cuarta Eurocopa, tras su participación en 1980, 2004 y 2008

En apenas diez días comenzará la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Hace ocho años, el combinado heleno, dirigido por el alemán Otto Rehhagel, y con nombres como Karagounis, Seitaridis, Nikopolidis o Charisteas, conseguía un verdadero hito histórico deportivo para su país, la consecución de su primera Eurocopa. Era su segunda participación en el máximo torneo continental del viejo continente. En este 2012 la selección griega disputará por cuarta vez este prestigioso campeonato, tras haber participado, también en Suiza 2008.

El míster es el portugués Fernando Santos, quien cogió al equipo tras su nefasta actuación en el Mundial de Sudáfrica, en el que los helenos quedaron 3ºs en el grupo B, junto a Corea del Sur, Argentina y Nigeria. A estos últimos fue a los únicos que lograron derrotar.

En la fase de clasificación quedó encuadrada en el grupo F en el que parecía tener un rival muy superior, al menos en cuanto a calidad se refiere, (hablamos de Croacia), aunque, finalmente, terminó dando la campanada, quedando primera de grupo, sin perder un solo partido, cediendo, únicamente 3 empates, y siendo uno de los equipos menos goleados de toda la clasificación, con 5 goles en contra, solo superados por Rusia (4), Francia (4) e Italia (2), y empatados con la selección inglesa.

El equipo de Fernando Santos es uno de los menos goleados de Europa

Además del cuadro croata, Israel, Letonia, Georgia y Malta eran los rivales de los griegos. Comenzaron su clasificación como locales, en el estadio que albergaría todos los partidos de esta fase, el Georgios Karaiskakis, sito en El Pireo. Allí se consumó el primer traspié del equipo con un empate a uno, frente a la débil Georgia, con un gol de Spyropoulos, tras haberse adelantado la selección exsoviética.

Este resultado obligaba a los helenos a conseguir una victoria en el siguiente partido, pero el rival era el máximo favorito, Croacia y, además, fuera de casa. Sin embargo, el aguante de los griegos en defensa les permitió salir de tierras balcánicas firmando un meritorio empate a cero.

Ya en octubre de 2010, tocaba recibir a Letonia, a quienes las huestes de Fernando Santos lograron derrotar por la mínima, 1-0. Torossidis fue el artillero del día. Apenas cuatro días más tarde, le tocaba a Israel pasearse por el Pireo, para sufrir una derrota, por 2-1. El eterno capitán heleno, Giorgos Karagounis, de penalti, y Salpingidis marcaron los goles para Grecia. Spyropoulos, en propia puerta, hizo el gol del equipo israelí.

En marzo de 2011 se retomó la clasificación con el partido, a priori, más sencillo para el once de Fernando Santos. Malta no parecía rival, pese a disputarse el encuentro en tierras isleñas. No obstante, de nuevo, un irrisorio 0-1 fue el marcador final. Para más inri, el único tanto del encuentro fue obra de Vassilis Torossidis, en el tiempo de descuento.

Hay que hacer otro gran salto en el tiempo, hasta junio del mismo año, para que se reanudase la fase de clasificación con la segunda vuelta de la misma. Malta era, de nuevo, el rival, aunque ahora en el país heleno. Fetfatzidis abrió la veda en el minuto 7 y un tanto de Papadopoulos ponía el partido de cara para los de Fernando Santos, pero ya en la segunda mitad, Mifsud, el capitán de los malteses, recortaba distancias. Una nueva diana de Fetfatzidis, apenas diez minutos más tarde, ponía el 3-1 con el que se llegó al final de los 90 minutos.

Tocaba entonces viajar a la tierra de Abraham, Israel, para lograr otra capital victoria que les afianzara en el primer puesto del grupo F. Llegó el triunfo, pero otra vez un rácano 0-1, con gol de una de las máximas estrellas del fútbol griego, el jugador del Panathinaikos, Sotiris Ninis.

Cuatro días después tenían que visitar las tierras bálticas de Letonia, donde no consiguieron sacar más que un empate a uno, frente a la selección dirigida por Aleksandrs Starkovs. Los letones se adelantaron en el minuto 19, tras un tanto de Cauna, aunque Papadopoulos pudo igualar el marcador a falta de seis minutos para el final. Pese al punto, los helenos cedieron el primer puesto del grupo a Croacia.

El 7 de octubre de 2011 llegaba el partido importante. Frente a Croacia, en casa. Fue un encuentro extremadamente duro en el que abundaron las tarjetas, de las que seis cayeron en el bando heleno, y los goles tardaron en llegar, y es que hasta el minuto 71, Giorgos Samaras no abrió la lata. Gekas, ocho minutos más tarde, finiquitaba el partido y devolvía el liderato del grupo a los de Fernando Santos.

Pero aún quedaba un partido y la clasificación directa no estaba certificada. Tenían que viajar a Georgia, cuya selección ya les había dado un susto con el empate a uno en la primera jornada. Todo parecía venirse abajo cuando, en el minuto 19, Targamadze adelantaba a los georgianos, pero la reacción helena estaba por llegar. El recién salido, Fotakis empataba el encuentro en el minuto 79. Aún les quedaban once minutos para buscar el gol que certificara su pase directo. Sería Charisteas el encargado de anotar la diana que daba el pase a su selección, en el minuto 85.

El juego de los griegos se ha basado en la contención defensiva y la salida al contraataque

De esta forma, Grecia pasaba de manera directa, al ser primera de grupo, con 24 puntos, dos más que Croacia, que pasó a la repesca. Tercera fue Israel, con 16 puntos, seguida de Letonia con 11 y Georgia, la selección que más problemas dio a Grecia, con 10. El farolillo rojo del grupo fue Malta, que consiguió un punto, gracias a su empate frente a Georgia.

Los máximos goleadores de la selección dirigida por Fernando Santos, durante la fase de clasificación, fueron Papadopoulos, Torossidis y Fetfatzidis con dos tantos cada uno. Además, Charisteas, Fotakis, Gekas, Samaras, Ninis, Salpingidis, Karagounis y Spyropoulos lograron un gol durante esta fase.

Tras lograr la clasificación, el equipo nacional griego ha disputado dos amistosos, firmando sendos empates a uno; en el primero frente a Bélgica y el último, disputado el pasado sábado, frente a Eslovenia.

En el sorteo, celebrado en Kiev, el pasado diciembre, la selección helena quedó encuadrada en el grupo A, junto a una de las anfitrionas, Polonia, contra la que disputará el partido inaugural el próximo viernes 8 de junio; República Checa, a la que se enfrentará el 12 del mismo mes, y, finalmente, Rusia, el día 16. Es un grupo asequible, en el que Grecia tiene muchas posibilidades de pasar, los rivales no son especialmente fuertes, pero estamos en una Eurocopa, todos pueden con todos, y nada está decidido hasta que el árbitro pita el final.