Karagounis y Samaras hacen soñar a Grecia

Karagounis y Samaras hacen soñar a Grecia

El combinado heleno consiguió la clasificación para los cuartos de final de la Eurocopa, tras su victoria, por la mínima frente a Rusia. El dominio del juego estuvo en el once de Advocaat, pero los griegos supieron aprovecharse de los errores de su rival. Ahora esperan rival

Grecia
1 0
Rusia

El partido comenzó con una presión de la selección griega a mitad de campo. Sin embargo, la escuadra rusa ponía el miedo en el cuerpo en el primer minuto de juego, pero una buena salida del, hoy, guardameta titular, Sifakis, abortaba la ocasión. Pese a tener la primera ocasión del encuentro, se notaba que eran los helenos los que tenían la obligación de ganar e intentaron dominar el balón En el primer saque de esquina del partido, sacado al primer palo, por Karagounis, el balón cabeceado por Katsouranis era rechazado por Malafeev.

Todo era un espejismo

El control del once griego no fue más allá de los ocho primeros minutos. En el minuto 9, Arshavin remataba un balón enviado desde la derecha por Dzagoev, pero Sifakis conseguía detener el esférico. El lateral izquierdo parecía que iba a seguir siendo el quebradero de cabeza de Fernando Santos, pese al cambio en esa posición, nada más lejos de la realidad.

Ahora era el combinado ruso el que dominaba y Kherzakov lanzaba un verdadero misil sobre la escuadra izquierda de la meta defendida por Sifakis, que se marchaba por poco.

Minutos más tarde, era Zhirkov el que se internaba para dejar el balón con un “pase de la muerte”, pero nadie conseguía rematar. La selección helena demostraba que también sabe salir bien al contraataque, pero el dominio seguía en el conjunto “zarista”. Los griegos parecían dejar toda posibilidad de anotar un gol a un contraataque o una jugada a balón parado, con todo el riesgo que eso conllevaba

El encuentro se hacía cada vez más tedioso, no sucedía prácticamente nada, Rusia movía el balón buscando internarse en las proximidades del área griega, pero los helenos, cuales espartanos, habían echado un perfecto cerrojazo, que, Zhirkov intentó destrozar con un disparo lejano que se fue muy poco por encima de la portería griega.

Samaras era el verdadero baluarte en el nimio ataque que el combinado griego llevaba a la práctica. Pero su buena actuación no se limitaba al ataque y es que en defensa se le veía muy activo.

Apareció el de siempre

Entonces llegaron los dos minutos de descuento y en un saque de banda que parecía no tener ninguna trascendencia, una tremenda empanada en el control, por parte de Zhirkov, (que estaba siendo de lo mejor de los suyos en ataque) dejó completamente solo a Karagounis frente a Malafeev al que batió con un soberbio tiro raso cruzado que ponía el 1-0 en el marcador. Justo después, el colegiado sueco señalaba el pitido final.

Los segundos cuarenta y cinco minutos comenzaban como había transcurrido el primer periodo. Los rusos daban juego y los griegos se defendían a regañadientes, pero ahora los chicos de Advocaat no conseguían llegar a la portería de Sifakis. Los helenos intentaban perder tiempo en cada falta y saque de banda, mientras Samaras se encontraba, cada vez, más cómodo en el campo.

Rusia lo intenta

El peligro lo puso Torossidids cuando en el minuto 58 se internaba en el área tras un precioso caño a Zhirkov, dando un genial pase a Gekas que fue enviado a córner por la zaga roja. Karagounis se iba metiendo en el partido y con una sensacional jugada, caía dentro del área, pero el colegiado se percató del intento de engaño y le mostró la cartulina amarilla. Seguían llegando las ocasiones a la portería rusa, como cuando Tzavellas, de lanzamiento de falta, mandaba el balón a la cruceta, poniendo el miedo en el cuerpo de los rusos.

Y cuando los rusos lograron lanzar con claridad, aparecía Sifakis que, pese a tener poco trabajo en el segundo periodo, tuvo una gran actuación. Pero el gran trabajo estaba en la zaga, en la que Papadopoulos y Papasthopoulos estuvieron brillantísimos, sin olvidarnos de los laterales, Torossidis y Tzavellas.

Dzagoev tuvo una clarísima. Su cabezazo, después del preciso centro enviado por Arshavin, se marchó desviado por muy poco. El asedio al que sometieron los rusos al once griego fue constante durante los últimos diez minutos, pero no llevó a nada.

Con el 1-0 final, saltaba la sorpresa, Grecia se clasificaba para cuartos, como segunda de grupo, tras la República Checa, que también se llevó su encuentro frente a Polonia, y Rusia se marchaba para casa. Ahora, los dos equipos clasificados esperan su rival,q ue saldrá de los encuentros de mañana en el grupo B.

Así lo vivimos: http://www.vavel.com/es/futbol/170715-sigue-en-directo-el-rusia-grecia-partido-decisivo-del-grupo-a.html

Ficha técnica:
Grecia: Sifakis; Torossidis, Papastatholopoulos, K. Papadopoulos, Tzavellas; Katsouranis, Maniatis, Karagounis (Makos min.65), Salpingidis (Ninis min. 82), Samaras; Gekas (Holebas min.63)
Rusia: Malafeev, Anyukov (Izmailov min.80), Berezutski, Ignashevich, Zhirkov, Shirokov, Denisov, Glushakov (Progrebnyak min.71); Dzagoev, Kerzhakov (Pavlyuchenko min.45) y Arshavin.
MARCADOR: 1-0, min. 45+2, Karagounis
ÁRBITRO: El colegiado sueco Jonas Eriksson mostró tarjeta amarilla a Karagounis (min.60), Anyoukov (min.64), Zhirkov (min.68), Progrebnyak (min.92), Holebas (min.93). Este último no podrá jugar el próximo encuentro
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo A, disputado en el Estadio Nacional de Varsovia