La ausencia de Ferdinand con Inglaterra: descodificando las razones de Hodgson

El central del Manchester United sufrió un revés al enterarse de que el seleccionador inglés no le tuvo en cuenta tras la baja por doble fractura de mandíbula de Gary Cahill expresando su indignación con un mensaje en twitter escueto a la par de sugerente. Hodgson alude que la decisión está tomada en frío y que existen razones que le obligan a no contar con él. El incidente de racismo que protagonizaron Terry y Anton Ferdinand, hermano de Rio, en Loftus Road, clave en el idilio que mantienen los centrales.

La ausencia de Ferdinand con Inglaterra: descodificando las razones de Hodgson
La ausencia de Ferdinand con Inglaterra: descodificando las razones de Hodgson

La selección de Inglaterra no llega en su mejor momento para disputar un torneo europeo a nivel de selecciones. Las lesiones han mermado las esperanzas y las expectativas de cara a ser competitiva. Lidian con la presión asfixiante que deben soportar después de sus actuaciones en las últimas décadas en la Eurocopa y la exigencia que su pueblo le exige. Para seguir condimentando las fatalidades que acumula el combinado inglés, sumamos la distracción que ha supuesto que la FA haya cambiado de seleccionador a dos meses vista de la Eurocopa, después de que Fabio Capello presentara su dimisión por discrepancias en el trato a John Terry por su polémica con Anton Ferdinand, colocar a Stuart Pearce como seleccionador interino y nombrar a Roy Hodgson como nuevo seleccionador para los próximos cuatro años porque el favorito, Harry Redknapp, era una operación económica muy elevada. La situación es dantesca, grotesca, coloquen el adjetivo que prefieran, hay barra libre para calificar el ambiente tanto dentro como fuera del vestuario de los Tres Leones.

Pero como colofón y antes de echar el cierre al telón en una función propia del camarote de los hermanos Marx, Hodgson ha añadido emoción al nombrar a los 23 convocados que representarían a Inglaterra en la Eurocopa. Había expectación por conocer que haría el nuevo seleccionador en la diatriba de elegir a Rio Ferdinand, hermano del jugador afectado por abusos racistas, o a John Terry, únicamente defendido por Capello después de erigirse como el agresor verbal. Y se encendió la mecha. Ferdinand quedaba fuera, incluso de la lista B. La bomba acababa de explotar. “Lampard, Terry, Barry, Gerrard… todos veteranos, pero van al torneo. ¿Por qué Ferdinand es diferente?”, explicaba el representante del central del Manchester United al conocerse la noticia. “Tratar a un jugador que ha capitaneado y servido 81 veces a su país de esta manera es una vergüenza. Una falta de respeto total por parte de la FA y de Hodgson”, finalizaba.

“Razones futbolísticas”

Roy Hodgson se escudaba en que la decisión era por puras razones futbolísticas. No entraba en el juego de que se debiera a factores como un posible acto racismo (infundado tras conocerse que Micah Richards tampoco entraba en la lista, sin aparentes razones). Quería evitar cualquier debate acalorado. Era su decisión y había que respetarla. Más tarde que temprano, Rio Ferdinand asumió el revés con suma entereza y aseguró que a la selección había que apoyarla tanto en las duras como en las maduras.

Pero la hipótesis planteada por Hodgson quedaba al desnudo después de que Gary Cahill se fracturara la mandíbula en un amistoso en Wembley frente a Bélgica. Se había acabado la aventura eurocopera del central del Chelsea. Inglaterra estaba obligada a llamar a un nuevo jugador que ocupara la plaza de Cahill, lo que conllevaba el premio de ser el nuevo integrante del combinado inglés para desplazarse hasta Polonia para disputar la Eurocopa.

“What reasons?????!!!”. Era la expresión que Rio Ferdinand hacía constatar a todos sus seguidores en twitter después de Roy Hodgson anunciara a Martin Kelly como sustituto del lesionado Gary Cahill.

La decisión de la discordia

De nuevo, el debate quedaba inaugurado. ¿Está faltando Hodgson el respeto a Rio Ferdinand? ¿Es Hodgson una persona racista al dejar fuera, sin aparentes razones, tanto a Micah Richards como a Ferdinand, ambos de raza negra? ¿Qué motivos había para excluir a Ferdinand cuando Cahill abandonaba la concentración?

Las preguntas volvían a lanzarse como puñales. Del camarote de los hermanos Marx pasamos a sintonizar la melodía sandunguera de Benny Hill. ¿Qué razones existían para criticar la decisión de Hodgson?

Martin Kelly procede de la cantera del Liverpool. Allí se ha criado como futbolista. En principio, no se entendía la decisión del seleccionador inglés, pues Cahill era central y Martin Kelly no. No es del todo cierto. La posición natural del jugador del Liverpool es la de defensa central, pero durante la presente temporada Dalglish le ha utilizado como lateral derecho.

Utilizado, por decir algo. Martin Kelly no ha sido fijo ni titular indiscutible en toda la temporada con el Liverpool. Glen Johnson era el elegido para ocupar el carril derecho. En definitiva, los números de Martin Kelly en el presente año con el Liverpool se reducen a doce partidos, donde ha destacado aportando al equipo con una única asistencia de gol.

Aún había una última pregunta. ¿Hodgson otorga concesiones al Liverpool? Con la convocatoria de Martin Kelly, Inglaterra suma seis jugadores que juegan en Anfield, el club que más futbolistas aporta al combinado: Glen Johnson, Martin Kelly, Steven Gerrard, Jordan Henderson, Stewart Downing y Andy Carroll. Algunos tan discutidos como Downing (0 goles, 0 asistencias) o Jordan Henderson (por debajo de sus posibilidades este año con Dalglish en el banquillo).

Descodificando a Hodgson

¿Existen motivos reales para excluir a Ferdinand de la convocatoria? Hodgson no quiere pronunciarse más sobre este aspecto y recurre a la misma frase para explicar el motivo: “por razones futbolísticas”.  Por lo tanto, ¿cuáles pueden ser esas razones?

Si bien es cierto que la nómina de centrales que maneja Hodgson en su convocatoria (Lescott, Jagielka, Phil Jones y Terry, con problemas en el tendón de la corva) no es la esperada ni tan extensa, hay algunos motivos que pueden explicar las razones que argumenta Hodgson para no contar con Ferdinand en la aventura europea.

La participación del central del Manchester United en la fase de clasificación para la Eurocopa se cuenta con los dedos de una mano. De los ocho partidos que ha disputado Inglaterra en el grupo, tan solo en dos encuentros ha participado Ferdinand representando el escudo de los Tres Leones. Fue contra Montenegro (0-0; 12 de octubre de 2010) y contra Suiza (2-2; 4 de junio 2011). Los números no favorecen a Ferdinand. Inglaterra tan solo ha encajado cinco goles en los ocho partidos de la fase de grupos y dos de esos cinco tantos han sido con el central de los ‘Red Devils’ como titular con Inglaterra. Además, en ninguno de esos dos partidos el combinado dirigido por Fabio Capello pudo hacerse con los tres puntos (tan solo ha empatado 3 encuentros, dos de ellos con Ferdinand como titular). La última vez que Ferdinand se enfundó la camiseta de Inglaterra fue el 4 de junio de 2011. Desde octubre de 2010 hasta el 2 de junio de 2012 (último partido de Inglaterra), Rio Ferdinand tan solo ha jugado dos partidos a nivel de selección.

No obstante, el rendimiento en Premier League con el Manchester United no ha sido el deseado, a pesar de los treinta partidos como titular, dieciocho más que Martin Kelly. Las lesiones de Vidic y de Jonny Evans le han valido para ser titular indiscutible. Si bien es cierto que no es el culpable de todos los goles encajados, hay que apuntar que el Manchester United ha igualado los mismos goles encajados que el año pasado que quedaron líderes, pero más que en temporadas pasadas. En 2009-10 encajó 28 goles; en la 2008-2009 fueron 23 goles; 22 goles en la temporada 2007-2008 y 26 tantos en la 2006-2007. Cabe remontarse hasta la temporada 2005-2006 para ver a un Manchester United con más goles recibidos, encajando 34 goles (uno más).  

Posicionándonos en la mente de Hodgson, se podría divisar un último motivo que explica la decisión de Hodgson: la edad. Inglaterra es la tercera selección más joven (26 años de promedio) que disputa la Eurocopa 2012, por detrás de Alemania (25) y Polonia (25). ¿Qué argumento tiene esta exposición de hechos si contamos con que hay jugadores de la selección que superan los 30 años? La FA ha hecho un contrato de cuatro años a Roy Hodgson, el tercero en toda su historia (antes se lo habían firmado a Eriksson y Bobby Robson). La propuesta invita a pensar en que la Federación inglesa espera que Hodgson, a través de su experiencia, comande un grupo joven dando un relevo generacional a una hornada de jugadores que desconocen el fracaso de las últimas décadas de Inglaterra como selección.