Inglaterra-Italia: estilos cambiados en un partido inesperado

Inglaterra-Italia // Olímpico de Kiev, 20:45 // Telecinco, comentarios en directo en VAVEL y en Radio VAVEL // Árbitro: Pedro Proença (Portugal)// Ingleses e italianos se ven las caras en un duelo en el que ambos no creían antes de llegar a Polonia y a Ucrania. Inglaterra continuará con su plan y su apuesta defensiva e Italia, que no contará con Chiellini y tiene la duda de Motta, podría variar su esquema y jugar con un simétrico 4-4-2 con futbolistas incisivos y veloces en las alas para buscar abrir el armazón defensivo inglés aunque Prandelli seguirá poblando el medio campo. Un encuentro por la gloria inesperada entre dos conjuntos que han intercambiado su estilo futbolístico. Hasta trece jugadores están apercibidos de sanción.

Inglaterra-Italia: estilos cambiados en un partido inesperado
Rooney será clave para Inglaterra. Getty
Inglaterra
Italia | 20:45

Lesiones, desconfianza y falta de preparación. Inglaterra llegaba a la Eurocopa sin ninguna esperanza y con el objetivo de no hacer el ridículo. Italia estaba sumida en el escándalo y con jugadores perseguidos por la justicia. Además, la goleada sonrojante que sufrió en el único partido de preparación ante Rusia no ayudó a calmar a la voraz opinión pública italiana. Sin embargo, cuando el balón comenzó a rodar sobre los campos de Polonia y Ucrania y los tiros pasaron de ser de fogueo a ser mortales ingleses e italianos se transformaron.

Inglaterra, con su estilo defensivo y con la fortuna de su parte, dejó atrás a Francia, Ucrania y Suecia y ganó su grupo mientras recuperaba a Rooney. Italia sorprendió a España con su esquema innovador y terminó segunda olvidando el catenaccio y apostando por el toque y la posesión.

Dos actuaciones imprevistas que se ven las caras en cuartos de final en un partido inesperado por la gloria europea. Un encuentro entre dos históricos, que no se retan desde hace 15 años, a los que el fútbol había despreciado en mayo y que ahora, a finales de junio, tiene en cuenta como posibles candidatos al título. Un partido con dos conjuntos con estilos cambiados.

"Hodgson ha hecho de la contundencia defensiva y la eficacia en ataque las señas de identidad de la italianizada Inglaterra"

Inglaterra se ha italianizado. Aunque Hodgson “no entendiera que es jugar como Italia” en rueda de prensa, el guiño que los Pross han hecho al catenaccio es una realidad. La llegada del ex del West Bromwich ha sido un remedio de emergencia ante la desconfianza y la apatía que Capello inyectó en los jugadores y la opinión pública inglesa. Roy ha simplificado el juego y el esquema de los Pross y ha seguido la línea marcada por el Chelsea y Capello en los años que estuvo en Wembley. Líneas juntas, contundencia defensiva y eficacia en ataque.

Los Pross son un equipo regular, ordenado defensivamente, aunque concede ocasiones con facilidad, y con poco gol que eleva su nivel con la entrada de Rooney en punta. El delantero del Manchester United será el motor ofensivo de Inglaterra junto a su compañero Welbeck. Sin el atacante de Liverpool las acciones de Inglaterra cotizan a la baja. Con él en el césped, la confianza aumenta.

"Tenemos que conseguirlo", asegura Gerrard mientras Hodgson "apela" a los triunfos de Dinamarca en 1992 y Grecia en 2004"

En cuanto al once inglés Parker, Gerrard, Cole, Terry y Hart, en otros, repetirán en un esquema idéntico al que venció a Ucrania. Inglaterra confía en sus posibilidades y Gerrard ha sido el que ha reflejado el sentimiento que tienen los Pross. “Tenemos que aprovechar la oportunidad. La experiencia me dice que estas ocasiones suceden pocas veces y tenemos que conseguirlo”. Solamente llegaron a las semifinales hace 16 años en casa tras dejar en los penaltis a España en cuartos. Hodgson apela al papel “de Dinamarca en 1992 y Grecia en 2004” para “creer” en la victoria. El espíritu y la fe inglesa son ilimitadas.

Chiellini, fuera

La revolucionada Italia, que ha cambiado el rigor y el corsé defensivos por el traje más holgado del toque y el fútbol atractivo, sufrirá variaciones obligadas en su once inicial. Prandelli ha perdido a Chiellini tras las tres duras batallas que los italianos han tenido ante España, Croacia e Irlanda y su lugar lo ocupará el renqueante Barzagli, que llegó lesionado a Polonia. Motta también está tocado por lo que el técnico de la Azzurra podría variar su esquema, el 3-5-2 que tantos réditos le ha dado hasta ahora, y poner un 4-4-2 más simétrico para intentar marear a los ingleses y derribar su fornido muro con jugadores veloces e incisivos en los costados. Lo que si es seguro es que Prandelli poblará el medio campo al igual que en todos los encuentros disputados hasta la fecha.

Prandelli espera que Inglaterra “imprima un ritmo alto” aunque confía en su escuadra. “Hay calidad en el equipo y es hora de demostrarla. Inglaterra se concentra en un espacio de 40 metros, juega con gran intensidad e intentarán imponerse. Por ello nosotros tenemos que llevar la iniciativa, estar concentrados y aprovechar nuestras ocasiones”.

En cuanto al once, el técnico italiano no dio ninguna pista “para no favorecer a su rival” pero se atisban algunos cambios. Abate podría entrar en el lateral derecho por Maggio y Giovinco y Di Natale podrían tener su hueco en el plantel inicial si Prandelli se decanta por un dibujo más tradicional. En el medio campo Pirlo, Marchisio y De Rossi seguirán siendo los encargados de ordenar todos los pases y el caudal de fútbol italiano. La figura del veterano futbolista de la Juventus es vital para Italia. Pirlo es el metrónomo, el jefe de la Azzurra, el recuerdo de una época dorada que en esta Eurocopa está dirigiendo a sus jóvenes compañeros con calidad y galones. Hodgson colocará cerca de él a Welbeck para incomodarle. En ese pequeño duelo podría estar gran parte del partido.

"Hodgson colocará a Welbeck sobre Pirlo para incomodar la creación de juego italiano"

Arriba, esperando los pases de Pirlo, jugarán Cassano y Balotelli, “el hombre y no el Peter Pan”, como declaró ayer, al que “le emociona la camiseta de Italia desde niño”. Buscará su segundo gol de la Eurocopa ante los defensas que sábado tras sábado le intentan frenar en la Premier League.

Tras la batalla de Kiev Alemania espera en el horizonte en Varsovia. Un horizonte teñido de amarillo ya que hasta trece futbolistas están apercibidos de sanción. El reto de las semifinales es aún mayor pero el duelo de cuartos, por inesperado que sea, será duro y lleno de sorpresas con miles de ingleses apoyando a su equipo desde la grada. El fervor innegociable de sus aficionados por su selección es lo único que no ha variado en una Inglaterra italianizada que se enfrenta a la Italia que en esta Eurocopa ha traicionado al catenaccio por un puesto entre los cuatro mejores de Europa.