Dinamarca castiga la falta de puntería holandesa

Holanda 0-1 Dinamarca // El conjunto de Morten Olsen se impuso a una desconocida Holanda, los pupilos de Bert Van Marwijk gozaron de multitud de ocasiones pero el buen hacer de Andersen y la falta de puntería impidieron el tanto oranje, Michael Krohn Dehli anotó el tanto que vale los primeros tres puntos para Dinamarca.

Dinamarca castiga la falta de puntería holandesa
Holanda
0 1
Dinamarca
Holanda: M. Stekelenburg, J. Heitinga, R. Vlaar, G. van der Wiel (85' D. Kuyt), J. Willems, A. Robben, W. Sneijder, M. van Bommel, N. de Jong (71' R. Van Der Vaart), I. Afellay (71' K. Huntelaar), R. van Persie.
Dinamarca: S. Andersen, D. Agger, S. Kjær, S. Poulsen L. Jacobsen N. Zimling, W. Kvist, C. Eriksen (74' L. Schone), M. Krohn Dehli, D. Rommedahl (84' Mikkelsen), N. Bendtner.
MARCADOR: 0-1, 24' Krohn Dehli.
ÁRBITRO: D. Skomina asistido por P. Arhar y M. Žunič. Amonestaron a Van Bommel por parte del conjunto oranje y a Kvist y Poulsen por parte de los daneses.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada I del Grupo B de la Eurocopa 2012.

Dinamarca se ha impuesto a Holanda en un encuentro en el que los futbolistas de los Países Bajos no lograron anotar un solo tanto pese a la multitud de ocasiones, Dinamarca, bien plantada y con un nivel defensivo alto sacó provecho del tanto anotado por Michael Krohn Dehli en la primera media hora. 

El balón largo como único recurso

Holanda dejó claras muestras de sus carencias creativas desde el inicio del encuentro, los de Bert Van Marwijk cuentan con una pareja de centrocampistas demasiado limitada en las tareas ofensivas aunque sobradamente preparada a nivel defensivo. Precisamente esta carencia creativa provocó numerosos balones largos desde la defensa e incluso el portero desde el pitido inicial, unos balones de los que pocas veces pudieron sacar provecho,  Dinamarca por su parte estuvo inteligente en el planteamiento, presionando la salida de balón del rival desde su futbolista más adelantado, Bendtner. Zimling y Kvist, doble pivote del centro del campo danés dieron una lección de fútbol a sus rivales, siempre bien situados al corte y logrando hacer de la posesión de balón la mayor fuerza de su conjunto pese a las distintas adversidades en las que se vieron envueltos, no recurrieron al patadón y lograron el equilibrio perfecto para un conjunto que técnicamente es muy inferior al holandés.

Simon Poulsen, el peligro desde el lateral

Simon Poulsen pese a firmar un partido discreto a nivel defensivo fue capital en la victoria de su conjunto, se vio superado por Robben en la mayoría de sus enfrentamientos pero supo aprovechar la verticalidad de este último y Van Der Wiel para sacar partido de una banda que Holanda dejó coja, él fue el que inició la jugada del tanto que a la postre definiría el partido, con una cabalgada en la que un rechace de su centro acabaría en los pies de Krohn Dehli, el nueve danés se revolvió en el área con un gran recorte que dejó sentados a Heitinga y Van Bommel y aprovechó el hueco entre las piernas de Stekelenburg para anotar el tanto decisivo. En el segundo tiempo el lateral danés protagonizó una nueva jugada de peligro a la que solo le faltó el remate final, caracoleó en el área y se deshizo de cuantos defensores salieron a su paso, la sistencia final no encontró rematador pero la sensación de peligro había quedado plasmada. 

Arjen Robben, persistencia pese al fracaso

Arje Robben gozó de la que fue, probablemente, la ocasión más clara para el conjunto neerlandés, tras un error del meta Andersen el extremo recogió el cuero en zona de tres cuartos y regateó hasta lograr situarse en su perfil, con el balón franco para golpear con la izquierda llegando desde la derecha, el disparo del futbolista de Bayern Munich se fue al palo. Pese a ello Robben jamás se arrugó, pidió el balón y no dudó en tratar de sacar las castañas del fuego a su equipo siempre que tuvo ocasión, disparó en al menos cinco ocasiones a puerta pero en ninguna de ellas encontró el ansiado tanto.

Wesley Sneijder, la lucidez de la selección naranja

El futbolista del Inter estuvo por encima del resto de sus compañeros, asistió y esquivó rivales a partes iguales, lo intentó disparando desde lejos y dejando jugadas en bandeja a sus compañeros, centró desde ambos lados y jamás cesó en su empeño, la falta de gol holandesa poco tuvo que ver con el mediapunta, que mostró algunas de las mejores jugadas de su repertorio. 

La falta de puntería condena a Holanda

Tanto en el primer como en el segundo tiempo, especialemente en las fases inicial y final de este último, los holandeses gozaron de más y mejores ocasiones que el conjunto danés, sin embargo el gol se resistió para los de Van Marwijk, Van Persie se resbaló en dos ocasiones claras de gol, Huntelaar no logró el tanto en el poco tiempo que tuvo y sobretodo lo demás Andersen, meta danés, se impuso a sus rivales, el portero desvió disparos cruciales, despejó balones aéreos y cerró opciones adelantándose en los uno contra uno. La parada ante Huntelaar en los minutos finales bien vale los tres puntos cosechados por su equipo.

Situación en el Grupo B

La situación se complica, y mucho para Holanda ya que el conjunto de los Paises Bajos todavía debe enfrentarse a los dos rivales más fuertes de su grupo, Portugal y Alemania, nadie en la federación neerlandesa contaba con esta derrota y ahora todas las cábalas son inservibles, a Holanda solo le vale ganar. Dinamarca por su parte ha demostrado que se encuentra cómoda en su situación de Cenicienta, nadie los esperaba y sin embargo han logrado sorprender al primero de los tres "gallitos" con los que les ha tocado bailar, Morten Olsen ha juntado a unos futbolistas que por encima de todo han demostrado oficio y carácter, habrá que observarlos de cerca ya que han demostrado que pueden sorprender a cualquiera.

Así lo vivimos en Vavel