El CSKA queda fuera de la Champions

El club moscovita cierra una temporada muy irregular con una derrota frente a un Rubin que no se jugaba nada. Después de un gran inicio de temporada, en pocas semanas los pupilos de Slutsky han dilapidado su ventaja sobre el resto de competidores y en una última jornada dramática han confirmado su debacle. Se prevé una auténtica perestroika en el seno del equipo de Moscú.

El CSKA queda fuera de la Champions
El CSKA queda fuera de la Champions
Rubin Kazan
3 1
CSKA
Rubin Kazan: Ryzhikov; Kaleshin (Kuzmin, min. 46), C. Navas, Sharonov, Bocchetti, Ansaldi; Ryazantzev, Natkho, Eremenko, Karadeniz; Davydov (Valdez, min. 46).
CSKA: Akinfeev; Ignashevich, A. Berezutsky, V. Vasin, Shennikov; Tosic, Wernbloom (Necid, min. 65), Aldonin, Honda; Oliseh (Musa, min. 80), Doumbia.
MARCADOR: 0-1, min.44, Honda. 1-1, min. 47, Valdez. 2-1, min. 82, Karadeniz. 3-1, min. 88, Eremenko.
ÁRBITRO: Vladislav Bezborodov amonestó a Sharonov y Ryazantzev del Rubin, y a V. Vasin, Wernbloom y Tosic, del CSKA.
INCIDENCIAS: 18,472 espectadores en el Estadio Centralny de Kazán.

Slutsky tiene las horas contadas en el CSKA. El catastrófico final de temporada del equipo moscovita hace prever una profunda restructuración en el club azulgrana. La no clasificación por la próxima Champions League puede acelerar la salida del japonés Honda y del costamarfileño Doumbia –sus aspiraciones de ganar la PLR y la posible vuelta de Vágner Love podrían llegar a frenar su marcha-, dos de las piezas básicas del  equipo del ejército rojo. La debacle del CSKA no solamente radica en la incompetencia de Slutsky. La plaga de lesiones – Akinfeev, Honda, Mark González, Dzagoev o Ignashevich han estado fuera de los terrenos de juego durante buena parte de la temporada – y la venta de Vágner Love han afectado mucho al rendimiento del cuadro moscovita, que arrancó el play off con el objetivo de superar al Zenit en lo más alto de la tabla y que a la postre quedo fuera de la máxima competición continental. Los azulgranas de Moscú desperdiciaron su primer match ball frente al Kuban Krasnodar, último clasificado de los ocho mejores. En Kazán, ante un Rubin de celebración que no se jugaba nada, confirmaron la catástrofe. El 3-1 deja muy tocado a un club que sueña con reverdecer viejos laureles.

Tras conquistar la Copa de Rusia el pasado miércoles, Berdyev volvió a salir con su equipo de gala. El técnico tártaro varió su esquema tipo para plantear un 5-4-1 con el capitán Sharonov, flamante preseleccionado para la EURO 2012, en la posición de libre en defensa. De los titulares habituales, solamente Valdez y Dyadyun fueron relegados al banquillo. El ex Kuban Davydov fue la referencia ofensiva. Karadeniz y Riazantzev ocuparon los interiores y Natkho, que se marchará a un club moscovita, y Eremenko, el doble pivote. Que en los dos últimos encuentros de la temporada Slutsky haya variado su esquema habitual es muy sintomático. El 4-4-2 (y el 4-2-3-1 experimental) fue sustituido desde el partido del Kuban por un 4-5-1 (que muta a 4-4-2) con un futbolista como Oliseh, con un perfil muy distinto al espigado Necid, como segundo delantero. En defensa Viktor Vasin repitió titularidad por la baja de V. Berezutsky. Honda y Tosic ocuparon las alas del ataque, y Wernbloom y Aldonin coparon la zona central de la medular.

El Rubin era consciente de la trascendencia del encuentro para el CSKA y se puso a la altura. En ningún caso salió a regalar el encuentro, no en vano Berdyev alineó un equipo de garantías. Muestra de ello es el resultado final. En el global del partido, el cuadro local fue mejor y se sobrepuso al ímpetu moscovita. El primer tiempo estuvo muy igualado. Ambos conjuntos dispusieron de escasas ocasiones de gol. Doumbia, a pase de Oliseh, tuvo una de las opciones más peligrosas de los visitantes en los primeros 45 minutos. A falta de un minuto para el descanso, Honda abrió el marcador. El centrocampista japonés, que tiene pie y medio fuera del equipo moscovita, aprovechó un gran pase de 30 metros de Wernbloom para encarar a Sharonov y batir por bajo a Ryzhikov. El 0-1, que clasificaba virtualmente al CSKA para la previa de la Champions, no hacía justicia al juego de ambos equipos.

El segundo tiempo fue del Rubin. Los pupilos de Berdyev se sobrepusieron al tanto de Honda y con un dominio insultante vencieron el encuentro. A los dos minutos de la reanudación, Valdez, que entró en el descanso en sustitución de Davydov, puso la igualada. El delantero paraguayo interceptó un despeje de la defensa tártara, con mucha ventaja sobre los defensores se plantó ante Akinfeev y con tranquilidad anotó el 1-1. El golpe dejó grogui a un CSKA que no podría detener el vendaval de Kazán. Doumbia, Tosic y Necid intentaron devolver la ventaja a los visitantes, sin éxito. En el 82’, Karadeniz consumó la catástrofe del CSKA –dado que el Spartak vencía 0-2 al Lokomotiv- adelantando a los locales tras un despeje de Akinfeev a disparo de Kuzmin. A falta de dos minutos para el 90, Eremenko, el mejor del partido, concluyó su fantástica semana con el 3-1 que sentenciaba definitivamente las opciones de Champions de los moscovitas.

Con una victoria de prestigio cierra el Rubin Kazan su temporada, decepcionante en liga pero con la clasificación para la Europa League y la consecución de la Copa de Rusia como contrapeso. Trayectoria paralela a la del equipo tártaro ha sido la del CSKA, que tras un gran inicio de campaña –se mantuvo líder destacado a lo largo de varias semanas- ha terminado fuera de la Champions. Los octavos de Champions y la explosión de Doumbia –máximo artillero de la PLR con 28 tantos- son las notas positivas de la campaña azulgrana. El nuevo Spartak de Emery disputará la previa de la Champions y a partir de hoy mismo arranca el nuevo proyecto del CSKA, muy probablemente sin Slutsky.