La defensa de Rusia: Ignashevich de mariscal y laterales profundos

La defensa de Rusia: Ignashevich de mariscal y laterales profundos

La importante ausencia del experimentado central del CSKA, Vasili Berezutski, obliga a Advocaat a incluir en el once a su hermano Alexei. Vital será el trabajo de los laterales Zhirkov y Anyukov, que se harán notablemente visibles en defensa y ataque. Ignashevich ejercerá de baluarte en la zaga rusa.

La zaga de Rusia está muy bien definida. Dos laterales de largo recorrido que suben al ataque y dos centrales que basan todo su juego en la experiencia y la sobriedad, sin hacer florituras y sin arriesgar demasiado. 

La lesión de Vasili Berezutski, central del CSKA de Moscú, ha puesto en verdaderos aprietos a Dick Advocaat, técnico ruso, que finalmente se ha decantado por alinear a su hermano Alexei como pareja del indiscutible Sergei Ignashevich. Sin embargo, el nivel de Alexei Berezutski es mucho peor que el de Vasili. 
 
Ignashevich y V.Berezutski, además de ser la pareja de centrales en el CSKA, han disputado todos los partidos de clasificación para la Eurocopa, por lo que la ausencia es especialmente sensible. Ante este contratiempo, Advocaat ha recurrido a la llamada del veterano Sharonov (36 años, Rubin Kazan), que no iba convocado con Rusia desde el año 2004. 
 
 
La presencia de Alexei Berezutski en detrimento de su hermano resta nivel a la zaga rusa El centro de la defensa queda, por tanto, un poco desprotegido. Otra posible opción para la zaga se encuentra en Vladimir Granat, que entró en la lista por la baja de Shishkin, recambio natural de Anyukov en el lateral derecho. El defensa del Dinamo puede actuar en la posición de central o en el costado, según se requiera. 
 
 
Los laterales, claves en el juego ofensivo
 
Una de las principales bazas ofensivas de la selección rusa radica en los laterales. Anyukov, en el derecho, y Zhirkov, en el izquierdo, realizan continuas subidas al ataque. Son muy profundos, y al llegar a la línea de fondo saben qué hacer con el balón en los pies. Además, en un equipo como Rusia donde los extremos (presumiblemente Dzagoev y Arshavin) tienden a irse hacia el centro es vital tener futbolistas que sepan jugar pegados a la banda en la parte de adelante. 
 
Además, ambos tienen experiencia en grandes torneos internaciones y han disputado la mayor parte de los encuentros de clasificación para Polonia y Ucrania. Bien es cierto que a Anyukov le puede perjudicar su edad (30 años) y no haber salido de Rusia, aunque, por otra parte, tiene bagaje en la alta competición habiendo ganado una Copa de la UEFA con el Zenit hace cuatro años. 
 
 
En el caso de que Zhirkov no disputara algún partido (por sanción, lesión...), el ya mencionado Vladimir Granat ocuparía su lugar. O quizás, otra opción, sería Berezutski, que ya disputó algún choque de clasificación en esa posición. Esta posibilidad es remota, ya que Berezutski se encontrará, casi con toda probabilidad, en el centro de la zaga junto a Ignashevich. 
 
En el lateral derecho, Kirill Nababkin -también del CSKA- sustituiría a Anyukov si éste no pudiera jugar. Cabe mencionar que tanto Granat como Nababkin no disputaron ni un solo minuto durante la clasificación, y que sus llamadas se deben única y exclusivamente a las sensibles bajas de Shishkin y, sobre todo, de Vasili Berezutski. 
 
Dicho todo esto, la línea más retrasada de Rusia estará formada por: Anyukov en el lateral derecho, Berezutski-Ignashevich como pareja de centrales y Zhirkov en el lateral izquierdo. Granat será comodín para la posición de central-lateral izquierdo, Sharonov para el centro de la zaga y Nababkin para el lateral derecho.