No es la primera vez

En lo que va de siglo hasta ocho equipos se han asomado a las semifinales de la actual Europa League, antes Copa de la UEFA. Tres han sido campeones (Valencia, Atlético y Sevilla) y otros dos (Espanyol y Alavés) llegaron a finales que se han convertido en partidos épicos y memorables

El Athletic de Bilbao jugará esta noche después de 35 años las semifinales de la Europa League. La última vez que los leones llegaron a la ronda previa a la final fue un lejano abril de 1977. En aquella ocasión los vizcaínos se deshicieron del Molenbeek belga tras empatar a uno en Bruselas e igualar sin goles en San Mamés. Posteriormente, el Athletic cayó en la final ante la Juventus italiana después de perder 1-0 en el Comunale turinés y vencer 2-1 en La Catedral con goles de Irureta y Carlos.

La gloria aguarda al conjunto bilbaíno tras más de tres décadas de ausencia en las que ha mezclado partidos en todas las competiciones europeas con épocas oscuras, y recientes, en las que luchaban por evitar caer, por primera, vez al infierno de Segunda. La extraordinaria participación de esta campaña en cuanto a juego y resultados y las exhibiciones en Old Trafford y Veltins-Arena ante el campeón y líder de la Premier League y el Schalke 04 de Raúl han entusiasmado al fútbol europeo y a Bilbao, que anhela que su equipo vuelva a ganar un título después de 28 años. Un camino exitoso en el que los goles de Llorente, los regates de Muniain y el despliegue físico de De Marcos sobre los verdes de Europa han sido elevados a la categoría de gesta futbolística. Unos elogios que han terminado convirtiendo en histórica la semifinal del equipo vasco ante el Sporting de Lisboa.

"Ocho equipos han llegado a semifinales y Atlético, Valencia y Sevilla se han llevado el título"

Sin embargo, y aunque haya sido, y sea, meritoria y exitosa la participación de los rojiblancos en esta Europa League, en la que son serios candidatos a llevarse el trofeo el próximo 9 de mayo en Bucarest, no es extraño que un equipo de la Liga llegue a las semifinales de esta competición. Desde que entrara el nuevo siglo hasta ocho equipo han participado en las semifinales de la actual segunda competición continental, antes denominada Copa de la UEFA, y tres de ellos han conseguido alzarse con el trofeo de campeones. Precisamente el Atlético de Madrid y el Valencia, que disputan la otra semifinal, consiguieron ser campeones hace dos y ocho temporadas respectivamente. El otro conjunto que se alzó con el título, y durante dos campañas consecutivas, fue el Sevilla en 2006 y en 2007.

Barcelona, Alavés, Villarreal, Espanyol y Osasuna completan el quinteto que en unas ocasiones rozó la final y en otras la Copa, como le ocurrió a los vitorianos y a los catalanes. Un ‘club’ al que no llegaron a unirse Celta, Rayo Vallecano, Getafe y Málaga, que quedaron apeados en cuartos de final.

La historia de estos ocho equipos, que emocionaron a todo el fútbol español y europeo con sus éxitos y sus lágrimas, tiene varios capítulos.

La hazaña del Alavés

El once del Alavés en la final ante el Liverpool Después de rozar la Champions League, una derrota en San Mamés le privó de disputar la máxima competición continental, el Alavés participó por primera vez en su historia en Europa en 2001. El equipo entrenado por Mané, sus jugadores y sus aficionados no imaginaban cuando una fría noche de septiembre debutaron con un empate sin goles ante el Gaziantepspor turco que disputarían la final ocho meses después en el Westfalen de Dortmund. Los goles de Javi Moreno, las subidas de Contra, la capacidad de sacrificio y la solidez defensiva de los vitorianos les permitió eliminar a Lillestrom, Rosenborg, Inter de Milán, Rayo Vallecano y Kaiserlautern con autoridad y con actuaciones apoteósicos en escenarios europeos de gran renombre como San Siro.

El Liverpool, que dejó atrás al Barcelona en semifinales, rompió el sueño de los albiazules en una final extraordinaria en la que un gol de oro de Geli en propia meta en el último minuto de la prorroga privó a los vitorianos de optar al triunfo en los penaltis. Un epílogo cruel para un conjunto que remontó por dos ocasiones la ventaja de los Reds y que cayó tras marcar cuatro goles (5-4) y emocionar a toda Europa.

 

El estreno casi perfecto del Villarreal

Grandes fichajes y buenas temporadas hicieron posible la utopía del Villarreal. El conjunto de la ciudad de la cerámica, con 40.000 habitantes, participó por primera vez en la Copa de la UEFA en 2003. El submarino amarillo, con un gran juego, pasó rondas y eliminó a Trabzonspor, Torpedo Moscú, Galatasaray, Roma y Celtic. En semifinales el Valencia, que después sería campeón, terminó con la primera experiencia del Villarreal en Europa que después ampliaría con exitosas participaciones en la Champions League. Pellegrini sentó las bases del equipazo amarillo que danzó durante años al son de Riquelme.

El regreso del Osasuna

La 2005-2006 fue la temporada del Osasuna. Los rojillos, con Raúl García como estrella y Milosevic como goleador, consiguieron clasificarse para la Champions League. Sin embargo, el equipo pamplonés no pudo superar la fase previa al empatar a uno con el Hamburgo en el Reyno de Navarra. La eliminación de la máxima competición continental fue traumática para los navarros pero les abrió las puertas al éxito europeo. Poco a poco, y con gran esfuerzo, el equipo entrenador por el Cuco Ziganda superó a Trabzonspor en la ronda previa, pasó la liguilla dejando atrás a rivales como el Parma y el Lens, y eliminó a Girondins, Glasgow Rangers y Leverkusen. En una semifinal agónica y llena de polémica, el Osasuna cayó ante el Sevilla después de perder dos a cero en el Sánchez Pizjuán en la vuelta y no conseguir guardar el gol de Soldado en la ida en el Sadar. Un regreso notable a Europa.

El Sevilla, rey de Europa

Oporto y Sevilla son los únicos equipos que en el Siglo XXI han ganado en dos ocasiones la Copa de la UEFA. El éxito de los hispalenses es aún mayor ya que en dos años consecutivos se llevaron el título a sus vitrinas.

"Puerta dibujó un zurdazo imposible que en el minuto cien del año cien del Sevilla les llevó a la final"

Juande Ramos y Monchi diseñaron un equipo único en el que Kanoute, Jesús Navas, Dani Alves, Adriano, Luis Fabiano y Keita, entre otros, realizaron participaciones europeas de ensueño. Después de estar nueve años alejados de los verdes campos europeos, y en ocasiones de la Primera División, el Sevilla volvió con fuerza a luchar contra los conjuntos del continente. Mainz 05, Zenit, Besiktas, Guimaraes, Bolton, Lokomotiv, Lille y nuevamente Zenit fueron sus víctimas hasta que a las puertas de las semifinales se chocaron con el Schalke 04 alemán. El equipo teutón fue un duro y rocoso rival que cerró todas las opciones de gol al Sevilla. Sin embargo, el malogrado Antonio Puerta dibujó un zurdazo imposible en el minuto cien del año cien de los hispalenses que les llevó a la final de Eindhoven en la que los andaluces vapulearon al Middlesbrough inglés gracias a los goles de Luis Fabiano, Kanoute y Maresca en dos ocasiones.La UEFA del Sevilla. Getty Images

Javi Navarro levantó el primer título europeo del Sevilla y el primer trofeo tras 58 años. Una imagen que se repitió un año después en Glasgow ante el Espanyol.

En aquella ocasión Atromitos, Az, Braga, Grasshopper, Slovan Liberec, Steaua de Bucarest, Shaktar Donetsk, al que los hispalenses eliminaron gracias al tanto de Palop en el último minuto del encuentro de vuelta que forzó la prórroga, Tottenham y Osasuna fueron los rivales antes de llegar a Hampden Park. Una temporada, la 2006-2007, en la que tres conjuntos de la liga también disputaron, como este año, las semifinales de la Copa de la UEFA.

Uno de esos tres equipos fue el Espanyol, que quería olvidar los fantasmas de la final ante el Leverkusen de 1988 y que realizó una participación inmaculada en la competición. Artmenia, Ajax, Austria de Viena, Zulte, Sparta Praga, Livorno, Maccabi y Benfica fueron víctimas de los goles de Tamudo, Riera, Luis García y Pandiani hasta que se toparon con el Werder Bremen en semifinales. Un equipo duro al que los periquitos golearon en Barcelona y doblegaron en Alemania. Sin embargo, la suerte les volvió a ser esquiva y cruel y tras una final disputadísima ante el Sevilla, y después de empatar el choque en dos ocasiones y forzar la tanda de penaltis, cayeron desde los once metros. Palop fue el héroe sevillista que consagró a su equipo como el rey de Europa.

Valencia y Atlético, historias paralelas

Dos de los clubes más laureados de España han tenido participaciones similares en la UEFA y la Europa League en este nuevo siglo. El Valencia fue el primero que abrió la veda para los equipos españoles y consiguió el título en 2004. El conjunto de Rafa Benítez, que había perdido dos finales de la Champions League y que la temporada anterior había ganado tras décadas la Liga, superó a AIK Solna, Maccabi, Besiktas, Genclerbirligi, Girondis y Villarreal hasta que llegó al frio Ullevi de Gotenborg para medirse al Olympique de Marsella de Drogba. En una final con dominio absoluto ché, que se acrecentó tras la expulsión de Barthez, Mista y Vicente llevaron al Valencia a tocar el cielo europeo.

Atlético-Valencia, cuartos en 2010. AFPCon las mismas aspiraciones pero con diferentes protagonistas seis temporadas después el conjunto valenciano, bajo la dirección de Unai Emery y con Villa, Silva y Mata en sus filas, buscó la final. Sin embargo, en aquella ocasión se topó con el Atlético de Madrid, que venía lanzado tras eliminar al Galatasaray y al Sporting de Lisboa después de caer de la Champions League. Tras empatar a dos en Mestalla ambos conjuntos igualaron sin goles en el Calderón aunque los valencianistas tuvieron el pase con un clarísimo penalti de Juanito sobre Zigic que ni Meyer ni sus jueces apreciaron. La camiseta rota del delantero serbio empañó la clasificación del Atlético que en semifinales dejó atrás al Liverpool con un gol de Forlán en la prórroga que dio validez a la victoria conseguida en el Calderón ante los Reds.

El Fulham fue el equipo que retó a los rojiblancos en la final Hamburgo. Davies adelantó a los ingleses pero Forlán empató para los colchoneros. En los últimos minutos de la prolongación Agüero y Forlán dibujaron un tanto definitivo que enloqueció a la mitad de Madrid y llevó al conjunto de Quique Sánchez-Flores a conquistar un título europeo 48 años después.

"El éxito del Athletic es incuestionable pero lo histórico sería si Iraola levanta la copa el 9 de mayo"

Athletic, Valencia y Atlético de Madrid jugarán esta noche las semifinales de la Europa League. Un escenario más cotidiano para madrileños y valencianos y más nuevo para el Athlétic y sus aficionados. Más de treinta años después los leones llegan a las semifinales después de dejar atrás a rivales histórico como el PSG o el Manchester United y de enloquecer Bilbao. El éxito de Bielsa y sus futbolistas es incuestionable pero lo histórico de la competición se conseguirá si Iraola levanta el título el 9 de mayo en Bucarest. La hazaña es ganar, no llegar, ya que no es la primera vez que un equipo de la Liga toca las puertas del éxito.