Duelo de atléticos en Bucarest

Athletic y Atlético, en inglés y en castellano, pero un mismo significado. Visten igual, de rojiblancos y los dos tienen grandes aficiones, las cuales se encontrarán en Bucarest.

Duelo de atléticos en Bucarest
Imagen de un partido entre Atlético y Athletic.

Dos equipos, dos aficiones, dos filosofías, unos mismos colores. Athletic y Atlético jugarán la final de UEFA Europa League en Bucarest.

ATHLETIC CLUB - SPORTING CLUB

El Athletic cumplió para hacer una final española venciendo al Sporting 3-1 con gol de Llorente en el 87'. Cuando salió de las botas el pase de gol se paró el mundo en Bilbao, durante esas milésimas de segundo, se paró, y cuando Llorente enganchó el balón hacia las redes tras rebotar en el poste, la Catedral se cayó. Suena muy poético pero metafóricamente pasó eso. Llorente corrió hacia las gradas y se fundió con la hinchada.

Un gol que lleva al Athletic a Bucarest, una final europea, 35 años después. Un gol que hace renacer los sentimientos de los veteranos aficionados bilbaínos, que aún recuerdan las épocas doradas del Athletic, y que con esta final y con la de Copa del Rey les ha hecho revivir sus recuerdos.

El Athletic inició la cuenta goleadora de manos de Markel Susaeta, que puso al Athletic Club por delante y en ese momento en la final. Las ilusiones vizcaínas se derrumbaron por un momento con el gol de Van Wolfswinkel. Pero Ibai iba a convertir un gran pase de Llorente para devolver la ilusión a las gradas de San Mamés. El juego del Athletic estaba por encima pero no conseguía ver portería. La defensa del SCP fue un muro y el Athletic lo notó.

El Athletic siguió dominando la segunda parte tirando a puerta sin peligro, al igual que el Sporting CP. Sin embargo, cuando todo parecía relegado a la prórroga, apareció el Athletic, Ibai Gómez superaba al defensa y con un pase magistral a Fernando Llorente, hacía que el riojano solo tuviera que empujar el balón a las redes para hacer estallar el delirio en San Mamés. En ese momento el marcador marcaba el minuto 87 y la afición del Athletic no podía parar de animar.

Con este gol y con el posterior final, el delirio fue inevitable, la afición del Athletic no paraba y la fiesta que se viviría en las calles de Bilbao fue lo mismo el estadio o más. Enhorabuena al Athletic por esta clasificación.

VALENCIA-ATLÉTICO

El Valencia puso todo para ganar pero hay días que no entra la bola y este fue uno de ellos. El Valencia asediaba la portería rojiblanca con ímpetu pero no conseguía traspasar a un acertado Courtois. El Atlético buscaba las contras y Diego Alves las detenía con gran calidad.

Ya en la segunda parte el Atlético salió enchufado y en uno de sus contraataques letales, Adrián cogió el balón, lo dejo botar y a bote pronto enganchó un derechazo prodigioso que superó a Diego Alves poniendo al Atlético más cerca de Bucarest.

El Valencia protestó una mano que a simple vista parecía clarísima de Tiago pero que después resultó ser de un jugador ché. Por esta acción se produjo una tangana que puso lo peor del partido y en la que Tiago acabó en la caseta, por lo que se perderá el duelo de Bucarest.

Los 2500 aficionados atléticos estallaban de alegría en las gradas de Mestalla, y posteriormente, en Neptuno, celebraron el pase a la final, los atléticos no desplazados como si se hubiera ganado ya. Felicitaciones al Atlético de Madrid por su vuelta a esta final del torneo que ganó en 2010.