Jussie coloca primero a un Girondins a medio gas

Dos goles del brasileño en la primera mitad resolvieron un partido cómodo para los franceses. Los belgas del Brujas acortaron distancias en los últimos minutos por mediación de Lestienne y pusieron en peligro los tres puntos del Burdeos. Foto: ca.sports.yahoo.com

Jussie coloca primero a un Girondins a medio gas
Brujas
1 2
Girondins de Burdeos
Brujas: Kujovic; Hoefkens, Almeback (Blondel, min. 46), Jordi Figueras, Buysse; Jorgensen, Donk, Odjidja Ofoe; Refaelov (, min. 46), Lestienne, Bacca (Meunier, min. 60).
Girondins de Burdeos: Carrasso; Sane, Planus, Henrique; Mariano, Plasil (Ben Khalfallah, min. 79), N'Guemo, Sertic, Tremoulinas; Jussie (Bellion, min. 73), Maurice-Belay (Diabate, min. 46).
MARCADOR: 0-1, min. 3, Jussie. 0-2, min. 39, Jussie. 1-2, min. 86, Lestienne.
ÁRBITRO: Florian Meyer (ALE) amonestó a Maurice-Belay (min. 23), Lestienne (min. 45), Figueras (min. 68), Vleminckx (min. 70), Henrique (90+3).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la quinta jornada de fase de grupos de la UEFA Europa League disputado en el estadio Jan Breydel ante 14934 espectadores.

El duelo entre el Brujas y el Girondins de Burdeos de la quinta jornada de la fase de grupos  de la UEFA Europa League, daba la oportunidad a los belgas de vengar la dolorosa derrota por 4-0 que sufrieron en su anterior enfrentamiento contra los franceses. El Brujas necesitaba una victoria para mantenerse con opciones de pasar a la siguiente ronda de la competición. El Girondins, por su parte, necesitaba una victoria para seguir luchando por el primer puesto del grupo, a pesar de las rotaciones que introdujo Francis Gillot en su equipo.

Jussie desmoronó cualquier planteamiento

Apenas se habían asentado los equipos sobre el césped del estadio belga, cuando Jussie adelantó al Girondins. Tremoulinas no pudo rematar un centro de Mariano y Jussie, ante el fallo en el despeje de Donk, se aprovechó del barullo en el área del Brujas para poner el 0-1 a los tres minutos de juego.

Los franceses aprovecharon desde el inicio su profundidad en las bandas. Gillot apostó por un 3-5-2 para utilizar la profundidad de los carrileros Tremoulinas y Mariano, y crear superioridad en el centro del campo. El Brujas de Juan Carlos Garrido, exentrenador del Villareal, no fue capaz de controlar la posesión en ningún momento. El tempanero gol de su rival y la inferioridad en el medio campo, fueron una losa para los belgas, que se rindieron sin apenas haber plantado batalla en el partido.

Antes del primer cuarto de hora, aparecieron los primeros silbidos. El partido se encontraba prácticamente en punto muerto. El Girondins jugaba andando y el Brujas ni siquiera presionaba.

El Girondins se paseaba por Bélgica, se gustaba. Plasil pudo duplicar la ventaja, pero no consiguió batir a Kujovic con una vaselina lejana cuando tenía margen de sobra para encarar al portero.

El que no perdonó fue, otra vez, Jussie. El brasileño, en otro destello de oportunismo, se aprovechó de un mal control de Almeback para plantarse ante el portero del equipo belga y batirle en el mano a mano. Grave error del defensa central sueco, que intentó controlar en vez de despejar siendo el último hombre. Kujovic tuvo que consolar a su compañero, decepcionado con su desafortunada acción.

Tímida reacción

El gol despertó ligeramente al Brujas. En la jugada posterior al 0-2, los belgas se asociaron y en una gran jugada colectiva a punto estuvieron de reducir diferencias en el marcador. Odjidja Ofoe estrelló el balón en el travesaño con una potente volea con la pierna izquierda.

El partido ganó algo de ritmo con la reacción de los de Garrido, pero el descanso llegó pronto.

A la vuelta del descanso los ánimos de los belgas se habían apagado del todo. Garrido introdujo cambios, pero el equipo no se veía capacitado para anotar los tres goles que necesitaban para remontar el partido y continuar con opciones en la clasificación.

La segunda parte no varió mucho de lo visto en el primer periodo. Partido sin emoción, poca intensidad y sin apenas ocasiones.

No llegó la sentencia

Tras media hora de segunda parte soporífera, llegó la ocasión más clara de la segunda mitad. Ben Khalfallah tuvo en sus botas el tercero, pero no acertó en la finalización.

A falta de cinco minutos para el final, Sane cometió un grave error en una mala cesión a Carrasso y Lestienne se aprovecho para batir al guardameta en el mano a mano, con facilidad.

Este gol animó al Brujas, que se creció en busca de un empate que, a pesar de no servir para recortar distancias en la clasificación, diera algo de alegría a su afición. Diabate tuvo la sentencia para el Girondins, pero el delantero estuvo lento para definir y el defensor desbarató la acción. Odjidja tuvo la última oportunidad del partido, que pudo haber supuesto un empate muy doloroso para los franceses, pero la fortuna no estuvo de su lado.

Finalmente el partido terminó 1-2

Mal partido del Brujas, sin ritmo, sin pasión. El gol en los primeros minutos fue una losa que los belgas no supieron superar. Quedan eliminados los de Garrido, que echaron de menos más presencia de Bacca, que no dispuso de oportunidades de marcar. El Girondins solventó la papeleta sin problemas, aunque pudo complicarse en los últimos instantes. No brilló, pero controló un partido que de no haber sido por el error puntual de Sane, habría sido muy cómodo para los de Gillot, a pesar de las rotaciones. Los de Gillot se ponen primeros de grupo tras el empate del Newcastle con el Marítimo, a falta del enfrentamiento directo por la primera plaza contra los ingleses.