El Basilea golpea sobre la nieve

Sobre un campo helado, los suizos obtuvieron una importante victoria que deja encarrilada la eliminatoria. El tiempo influyó en el juego y los de Juande no pudieron realizar el fútbol que acostumbran a hacer. (Foto: Getty Images)

El Basilea golpea sobre la nieve
Basilea
2
0
Dnipro Dnipropetrovsk
Basilea: Sommer; Park Joo Ho, Cabral, Dragovic, Schar; Serey Die, Schar, Degen (Salah, min. 68), Stocker (Zoua, min. 88); Frei (El Nenny, min. 77), Streller.
Dnipro Dnipropetrovsk: Lastuvka; Mazuch, Mandzyuk, Strinic, Cheberyachko; Kravchenko (Matheus, min. 53), Giuliano, Konoplyanka, Rotan; Kalinic (Seleznyov min. 53), Zozulya (Kankava, min. 68).
MARCADOR: 1-0, Stocker, min. 22. 2-0, Streller, min. 68
ÁRBITRO: Svein Moer (NOR) amonestó a Die, Park y Degen (Basilea) y Mazuch y Mandzyuk (Dnipro)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, disputado en el St. Jakob-Park de Basilea.

La nieve fue la invitada de exepción en un partido en el que Basilea y Dnipro jugaron a medio gas, quizá debido al parón invernal que ambos han sufrido. El resultado no fue fidedigno con lo acontecido en el terreno de juego, donde ambos tuvieron el mismo peso territorial y un número de ocasiones similar.

El primero que se animó a llevar el peso del partido y de la pelota fue el Dnipro, que atacó tímidamente la portería de Sommer durante los primeros 20 minutos, especialmente con las cabalgadas de Giuliano y Konoplyanka por los costados. Pese a ello, el que dio el primer golpe fue el conjunto local, en un balón que cayó en las botas de Stocker, tras ser rechazado después de un saque de banda y  que aprovechó el suizo para hacer el primero de la noche.

El gol ralentizó el juego y las ocasiones fueron intermitentes, aunque el Dnipro puso más de su parte por alcanzar un empate que les diera alas de cara a la vuelta. Konoplyanka, nuevamente muy activo, puso un balón en el área desde la parte izquierda que Seleznyov no pudo enviar a la red debido a la buena colocación de Sommer. Esta ocasión puso el cierre a la primera mitad, donde el campo aún mantenía su verde original. El descanso coincidió con el comienzo de la fuerte nevada que cuajó sobre el St. Jakob-Park.

En la segunda parte, sobre un césped cada vez más blanco, fue el Dnipro el que salió con confianza en busca del segundo gol. Los cambios ofensivos introducidos por Juande al poco de reanudarse el juego fueron efectivos y los ucranianos tuvieron más llegadas al área. En el punto más álgido de los de Dnipropetrovsk, llegó el segundo del Basilea, que frustró las esperanzas de empatar la contienda. Streller, con un preciso remate a la salida de un córner botado por Stocker, puso el definitivo 2-0, que costó caro en las filas del Dnipro.

La nieve iba aumentando conforme pasaban los minutos y el Basilea se encargó de dormir el partido beneficiándose de ello. La influencia de los visitantes era cada vez menor, y las ocasiones eran neutralizadas con facilidad por los suizos. En los minutos finales el Dnipro puso toda la carne en el asador con tal de conseguir un gol que facilitara el trabajo en la vuelta, pero ni Seleznyov ni Matheus estuvieron acertados a la hora de conseguirlo.

Dura misión la que se le presenta a Juande y los suyos para remontar la eliminatoria, pero con la afición delante, el Dnipro es otro equipo, todos ellos querrán demostrar que 90 minutos. es un tiempo más que suficiente para levantar un resultado muy adverso.