El Stade Rennes se mantiene en la lucha por la Europa League

La merecida victoria del Rennes sobre el Niza les acerca al cuarto puesto que otorgaría el privilegio de disputar la Europa League la próxima temporada.

El Stade Rennes se mantiene en la lucha por la Europa League
Stade Rennais
3
1
OGC Nice
Stade Rennais: Costil; Danzé, Apam, Kana-Biyik; Theophile Catherine; Doumbia, M'Vila; Pitroipa, Feret (Tettey, min. 78), Brahimi (Kembo-Ekoko, min. 61); Hadji (Mevlut Erding, min. 75).
OGC Nice: Ospina; Diakite; Pejcinovic, Digard, Clerc; Coulibaly, Abriel (Meriem, min. 85), Sable, Anin (Abraham, min. 66), Mouloungui; Gonçalves (Dja Djedje, min. 66).
MARCADOR: 1-0, min. 23, Feret. 2-0, min. 44, Doumbia. 2-1, min. 59, Clerc. 3-1, min. 82, Pitroipa.
ÁRBITRO: Benoit Bastien (FRA) amonestó a Digard (min. 30), Clerc (min. 62), Kembo-Ekoko (min. 80).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la trigésimo segunda jornada de Ligue 1 francesa disputado en el Stade de la Route de Lorient.

El partido disputado en el Stade de la Route de Lorient era de vital importancia para ambos equipos. El Rennes venía con la necesidad de lograr una victoria ante su afición que les permitiera mantenerse en la lucha por la cuarta posición, el Niza con la misión de arrancar algún punto que les alejara de los puestos de descenso, ya que únicamente se encontraban un punto por encima de ellos.

El conjunto local salió muy fuerte desde el inicio, dispuesto a dominar el partido de principio a fin. Esto incomodó mucho al OGC que no fue capaz de reaccionar y estuvo a merced de su rival prácticamente durante todo el partido.

El primer susto llegó a los diez minutos de partido cuando una jugada del Rennes acabó en un remate acrobático de Hadji que tuvo que detener el portero del Niza. Minutos más tarde fue Feret el que anduvo muy cerca de abrir el marcador con un magnífico disparo desde fuera del área que Ospina consiguió desviar a córner. En el ecuador de la primera mitad, una buena jugada de combinación del Rennes, que tuvo la paciencia necesaria para mover de un lado a otro el balón hasta encontrar el hueco, supuso el primer gol del partido. Feret fue el encargado de anotar el gol que su equipo estaba mereciendo por su dominio total del partido.

El Niza seguía sin reaccionar y era incapaz de mantener alejado al rival de su área y de crear un mínimo peligro. Las ocasiones seguían llegando por parte del Rennes aunque no conseguía materializarlas.

Al filo del descanso, cuando todo hacía suponer que el Niza iba a conseguir llegar vivo al final del primer tiempo, llegó el segundo gol del Rennes. Una falta botada en banda izquierda por Feret que Doumbia remataba de cabeza a la red. Gol psicológico justo antes del descanso que hacía justicia a lo visto en el terreno de juego. Incluso la ventaja pudo ser mayor de haber estado acertados los atacantes del Rennes. Los visitantes apenas inquietaron el marco de Costil.

El comienzo de la segunda parte no distó mucho de lo visto en la primera, salvo que esta vez el OGC Nice empezó a llegar tímidamente a las cercanías de la meta del Stade de Rennes. Fruto de una jugada aislada llegó el gol inesperado de Clerc. El lateral recortó a su defensor y batió a Costil con un disparo seco y raso desde la frontal del área.

Parecía que el conjunto visitante podía despertar y dar guerra aun, pero no fue así. El gol no cambio el devenir del encuentro, seguía siendo el conjunto local el que llegaba con cierto peligro al área rival.

Aun así, la diferencia de un único gol hacía que el partido no estuviera cerrado y el Niza pudiera dar la sorpresa consiguiendo el empate. A falta de algo menos de diez minutos para el final, Pitroipa fue el que se encargó de cerrar el encuentro. El extremo de Burkina Faso recibió un balón a la espalda del defensa aprovechando su velocidad, se deshizo de su defensor y batió con facilidad a Ospina dejando el definitivo 3-1 en el marcador.

Tres puntos merecidos para el Stade Rennes que se queda a dos puntos del Olympique de Lyon, que todavía tiene que disputar su encuentro de esta jornada, en la lucha por la plaza que daría derecho a disputar competición europea.

El OGC por su parte se va de vacío del Stade de la Route de Lorient y se mantiene un punto por encima de las plazas de descenso.