El Marsella reaccionó tarde

Dos goles del brasileño sirvieron para que el Girondins de Burdeos lograra la victoria ante su afición.

El Marsella reaccionó tarde
Girondins
2
1
Olympique
Girondins : Carrasso; Mariano, Henrique, Ciani, Tremoulinas; Sané, Plasil, Obraniak, Maurice-Belay; Gouffran (Diabate, min. 85), Jussiê.
Olympique : Mandanda; Fanni, M'Bia (Azpilicueta, min. 14), N'Koulou, Morel; Diarra, Cheyrou (Kaboré, min. 75); Jordan Ayew, Valbuena, Andre Ayew (Brandao, min. 68); Gignac.
MARCADOR: 1-0, min. 1, Jussiê. 2-0, min. 29, Jussiê. 2-1, min. 56, J. Ayew.
ÁRBITRO: Tony Chapron (FRA) amonestó a Sané (min. 36), Ayew (min. 36), Gignac (min. 47), Jussiê (min. 64), Gouffran (min. 81), Brandao (min. 88).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la trigésimo tercera jornada de Ligue 1 francesa disputado en el estadio Chaban Delmas.

Partido igualado entre estos dos equipos situados, sorprendentemente, en la mitad de la tabla clasificatoria. El Girondins, lejos de ser aquel equipo que asombraba y fue capaz de ganar hace tres temporadas la Ligue 1, se encuentra en una posición que le permite no pasar apuros, pero no da opciones de luchar por entrar en puestos europeos. El Olympique de Marsella, uno de los principales candidatos a principio de temporada a alzarse con la liga, está siendo una de las decepciones del campeonato y se encuentra en décimo lugar, a 28 puntos del líder, el Montpellier.

El Girondins salió muy valiente al campo, con una mentalidad ofensiva que sorprendió al Olympique. Prácticamente en la primera jugada del encuentro, llegó el gol del Burdeos. Buen balón a la espalda de la defensa marsellesa que se equivoca al tirar el fuera de juego, Gouffran se planta delante del portero y cede a Jussiê que consigue marcar el gol a trompicones.

Este gol fue un mazazo para el Marsella, que veía como se le complicaba el partido desde el minuto uno y les obligaba a remar contracorriente. El Girondins se encontraba mucho más cómodo en el campo, y aunque tampoco inquietaban en exceso la portería de Mandanda, tenían bastante dominado el encuentro.

A la media hora de partido, Jussiê puso el 2-0 en el marcador. Un rebote procedente de un disparo lejano cayó en las botas del brasileño que batió con un fuerte disparo el marco marsellés. El tanto espoleó a los de Didier Deschamps que espabilaron y comenzaron a combinar y dominar la posesión del esférico. Los últimos diez minutos fueron los mejores del equipo de Marsella en todo el primer periodo, aunque Carrasso no tuvo que realizar ninguna intervención meritoria.

El Olympique comenzó mucho mejor la segunda parte y las ocasiones empezaron a sucederse por su parte. A los diez minutos del segundo tiempo el Marsella acortó distancias por mediación de Jordan Ayew. Un córner botado por Valbuena cae, tras varios rebotes, en la frontal del área y allí aparece Jordan Ayew para batir con la derecha a Carrasso.

Quedaba aun más de media hora de partido y los de Didier Deschamps comenzaban a creer en la remontada. Sin embargo, el Girondins despertó lo justo para meter de nuevo el miedo en el cuerpo a los marselleses. En el minuto 66' de partido, un balón queda muerto en el área del Marsella y Jussiê se anticipa a Mandanda que le derriba y comete penalti. El encargado de lanzar la pena máxima fue Tremoulinas, el lateral izquierdo del Burdeos. Su lanzamiento raso al lado izquierdo del portero fue detenido por Mandanda, lo que mantuvo al Olympique con opciones de remontar.

El Marsella dominó el tramo final del encuentro, llegando en numerosas ocasiones a la portería del Girondins, pero no fue capaz de introducir el balón en el marco de Carrasso.