Lisandro rescata un punto para el Lyon in extremis

Un gol del delantero argentino empató un partido en el que el Lille fue superior al Olympique.

Lisandro rescata un punto para el Lyon in extremis
Lille
1
1
Lyon
Lille : Landreau; Debuchy, Basa, Chedjou, Digne; Mavuba, Gueye, Pedretti (De Melo, min. 82); Payet, Mendes (Gianni Bruno, min. 59), Roux (Balmont, min. 79).
Lyon: Vercoutre; Reveillere, Lovren, Bisevac, Dabo (Monzon, min. 71); Gonalons, Mvuemba (Grenier, min. 55), Malbranque; Briand (Lacazette, min. 55), Gomis, Lisandro.
MARCADOR: 1-0, min. 7, Roux. 1-1, min. 80, Lisandro.
ÁRBITRO: Clement Turpin (FRA) amonestó a Gueye (min. 21) y Gianni Bruno (min. 90).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la sexta jornada de Ligue 1 francesa disputado en el estadio Metropole.

Prueba de fuego esta sexta jornada de liga para el Lille ante, nada menos, que un invicto Olympique de Lyon. El Lille llegaba al encuentro después de cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria en la competición doméstica y una sorprendente derrota ante el Bate Borisov en UEFA Europa League, con ganas de brindarle un importante triunfo a sus aficionados en su estadio. El Lyon, se encontraba en la segunda posición de la Ligue 1, manteniéndose invicto y habiendo vencido en su encuentro de competición europea.

El equipo local imprimió un ritmo alto desde el principio y, a los pocos minutos, llegó el gol en la primera ocasión del partido. Roux aprovechó un remate en semifallo de Ryan Mendes, a centro de Debuchy, para poner por delante en el marcador a su conjunto. La jugada debió ser anulada por fuera de juego de Debuchy.

El Lille se creció con el gol y dominó al equipo visitante toda la primera mitad. El Lyon sin agresividad, sin creación, sin ganas, fue una marioneta en manos del equipo de Rudi Garcia. Sin embargo, los locales no fueron capaces de aumentar su ventaja en el marcador en los primeros cuarenta y cinco minutos, a pesar de la superioridad manifiesta y la pasividad de su rival. El partido se fue al descanso con un Lille bastante superior, pero dejando vivo al Lyon, que en cualquier momento podía despertar y poner contra las cuerdas a su rival.

La segunda transcuyó por los mismos derroteros. Remi Garde seguía sin dar con la tecla para que su equipo plantara cara al Lille. Sin duda, el problema, como tantas otras veces en el Lyon, se basaba en su centro del campo. Una medular que no conseguía destruir del fútbol del conjunto local, ni crear jugadas de peligro para su equipo, a pesar de dominar la posesión. Esto provocaba que sus atacantes no aparecieran en posiciones de peligro y que Landreau aun se encontrara desaparecido en el encuentro.

El entrenador del Lyon introdujo más calidad en el centro del campo, buscando solucionar en problema en la creación. Sin embargo el Lille, buscando el contragolpe, gracias a las rápidas transiciones y a la movilidad de sus atacantes, seguía poniendo contra las cuerdas a su oponente.

Payet tuvo en sus botas, en varias ocasiones, la oportunidad de duplicar la ventaja en el marcador, pero se topó con la defensa y con Vercoutre.

El Olympique parecía incapaz de reaccionar y arañar algo positivo de su visita al Metropole cuando, un disparo lejano de Lisandro se coló en la portería del guardameta local, sorprendiendo a todos, poniendo la igualada en el marcador a falta de apenas diez minutos para el final.

Fue un duro mazazo para el conjunto local, que ya no fue capaz de volver a adelantarse en el marcador.

Al final, reparto de puntos para ambos equipos. Un empate que sabe a derrota para el Lille, a pesar de la buena imagen dada por el equipo, manchada por la falta de finalización en sus ocasiones. Y un punto que sabe a gloria para un Olympique de Lyon que en ningún momento pareció capaz de sacar algo positivo de su visita al norte, debido a la triste estampa del conjunto de Remi Garde.