El OM sigue líder trás la igualada en "Le Clasique"

Los dobletes de Ibrahimovic y Gignac en la primera parte dejaron en tablas un encuentro de alta tensión.

El OM sigue líder trás la igualada en "Le Clasique"
O. Marsella
2
2
PSG
O. Marsella: Mandanda; Abdallah (Abdullah, min. 65), Fanni, N'Koulou, Morel; Kabore, Cheyrou, Amalfitano (J. Ayew, min. 74), Valbuena, A. Ayew; Gignac (Remy, min. 79).
PSG: Sirigu; Jallet, Alex, Thiago Silva, Maxwell; Chantome, Verratti (S. Armand, min. 58), Matuidi; Pastore (Gameiro, min. 46), Menez (Van der Wiel, min. 74), Ibrahimovic.
MARCADOR: 1-0, min. 18, Gignac. 1-1, min. 23, Ibrahimovic. 1-2, min. 25, Ibrahimovic. 2-2, min. 32, Gignac.
ÁRBITRO: Tony Chapron (FRA) amonestó a Verratti (min. 40), T. Silva (min. 55) y Abdullah (min. 77).
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la octava jornada de Ligue 1 francesa disputado en el Stade Velodrome ante 40748 espectadores.

Duelo en la cumbre el que se disputó esta octava jornada de Ligue 1 en el Velodrome marsellés. El líder contra el segundo clasificado de liga, Olympique de Marsella frente al París Saint-Germain.

Los locales llegaban al encuentro repletos de confianza, tras un arranque liguero espectacular, únicamente manchado por la dolorosa y abultada derrota ante el Valenciennes en la anterior jornada. El PSG, herido después de la derrota ante el Oporto en UEFA Champions League se presentaba en el clásico francés con ganas de redimirse, alcanzando el liderato de liga.

Desde el primer minuto de partido se pudo palpar la tensión entre ambos equipos. El juego duro estuvo presente en los primeros compases del encuentro. Ambos equipos intentaron imprimir un ritmo alto, sin dejar respirar al contrario y el duelo comenzó a trabarse.

El OM esperó atrás a su rival, buscando salir al contragolpe, obligando al PSG a llevar la iniciativa en el juego, que no es el escenario preferido de los parisinos de Ancelotti. El Saint-Germain dominaba la posesión, sin embargo, sus combinaciones resultaban intrascendentes, ya que no conseguían desarbolar la defensa marsellesa y crear peligro al área de Mandanda.

Pasado el primer cuarto de hora, Gignac recibe un buen balón a la espalda, y después de recortar varias veces a su defensor, bate a Sirigu con un gran disparo.

El PSG recibía de su propia medicina. A pesar del gol recibido, Ibrahimovic se encargó de que su equipo no se viniera abajo. Apenas cinco minutos después de encajar el 1-0, un error en la marca del sueco le permitió batir a Mandanda con un toque de espuela, rematando un córner botado por Maxwell. Y pocos instantes después, otra vez el astro sueco fue el encargado de poner por delante al PSG, al lanzar de manera excelente un libre directo bastante lejano, dando la vuelta al marcador en prácticamente dos minutos.

Aunque la alegría tampoco duró a los parisinos más de diez minutos, ya que Gignac, pasada la media hora de encuentro, volvió a poner las tablas en el marcador al cabecear un buen córner de Valbuena.

Con el 2-2, el ritmo del partido bajó y poco a poco el PSG fue replegándose en su campo, buscando contragolpear, situación que domina y en la que más cómodo se encuentra. El Marsella recuperó la posesión y tranquilizó el partido, que llegó al descanso sin que volviera a variar el resultado.

A la vuelta del descanso, el OM dominó claramente el partido. Los de Ancelotti respodían con algún contragolpe y la movilidad del recién entrado Gameiro, pero las ocasiones se sucedían por parte de los locales, inquietando ligeramente el área de Sirigu, sin llegar a crear suficiente peligro para adelantarse en el marcador. Con el paso de los minutos y el empuje de los locales, el PSG se fue volviendo más conservador. Ancelotti retiraba del campo jugadores ofensivos para dar entrada a jugadores con una vocación defensiva mayor, encomendándose al buen hacer de Gameiro e Ibrahimovic en los metros finales para conseguir arañar los tres puntos al líder.

El partido fue perdiendo fuelle y apagándose segundo trás segundo sin que ninguno de los dos equipos tuviera las fuerzas ni el acierto necesario para variar el resultado.

Finalmente, el encuentro terminó 2-2. Buen resultado para el Olympique de Marsella que mantiene su liderato en un encuentro difícil. El PSG también se marchó del Velodrome conforme con un empate que les permite seguir a tres puntos del OM, en un duro enfrentamiento a domicilio.