El Lyon gana a base de contragolpes

Demasiado premio para el conjunto Lionés que llegó a ir ganando por 3-0. El Toulouse con una apuesta atrevida dominó el juego y mereció mucho más en su visita a Gerland.

El Lyon gana a base de contragolpes
O. Lyon
3
2
Toulouse
O. Lyon: Lloris; Cisskho, Cris (c), Kone, Reveillere; Bastos, Källström (Grenier min. 86), Ederson (Fofana min. 76), Gonalons, Bryand; Lisandro (Gomis min. 77).
Toulouse: Ahamada; M'Bengue, Congré (c), Abdennour, Ninkov; Didot, Machado, (Braaten min.67), Devoux, Tabanou (Capoue min. 76), Sissoko; Riviere (Bulut min. 35).
MARCADOR: 1-0, min. 38, Kone. 2-0, min. 52, Ederson. 3-0, min. 66, Lisandro (p). 3-1, min. 68, Bulut. 3-2, min. 75, Sissoko (p).
ÁRBITRO: Saïd Ennjimi (FRA). Amonestó a Gonalons (min. 26), Kone (min. 36), Didot (min. 40) y Ahmada (min. 65).
INCIDENCIAS: 16ª jornada de la Ligue1. Estadio Municipal de Gerland, 31028 espectadores.

Ambos conjuntos se presentaban al partido que cerraba la jornada de Liga empatados a puntos en la tabla clasificatoria. El tropiezo del Rennes ofrecía la posibilidad del cuarto puesto y mantener la distancia con un Marsella que viene apretando en las últimas jornadas.

Remí Garde que contaba con la baja de Lovren debido a un proceso gripal, apostó por un 4-5-1 en el que Briand escorado en la banda derecha perdía su condición de delantero. Dejó en el banquillo a Gorcouff y le dio el mando a un inspirado Ederson.

Alain Casanova que acudía con la defensa menos goleada de Francia, también optó por el 4-5-1 sin presentar novedades en su alineación titular.

El inico del partido estuvo marcado por el fuerte ritmo que impuso el Lyon, que salió con Michel Bastos liberado de su posición de carrilero, provocando el desconcierto en la media tolosana que tuvo que retrasar su línea hasta casi unirla con la defensa. Una vez superado el empuje local, se fueron creciendo los visitantes y dispusieron de la primera ocasión en una internada por banda derecha de Ninkov, pero a su disparo respondió con una gran estirada Lloris para desviarlo a córner.

Hasta el minuto 20 no se acercó el Lyon a la portería rival, lo hizo fue sin demasiado peligro y Lisandro mandó el balón a las nubes. A partir de aquí hubo una sucesión de ocasiones en ambas porterías, primero fue Tabanou el que chutó rozando el poste, después sería Briand el que tuvo la más clara al encarar al portero, pero su disparo quedó atrapado bajo el cuerpo de Abdennour que se lanzó al corte, y más tarde un potente lanzamiento de Bastos que se marchó desviado por poco.

Tras el saque de una falta ejecutada por Källström, llegaría el primer gol del partido. Bakary Kone, se deshizo de la marca de Congré y conectó un remate de cabeza ante el que nada pudo hacer Ahamada (min. 38). Cuatro minutos más tarde tuvo otra clarísima Aly Cissokho, pero ahí si hizo una gran parada el joven guardameta francés.

Fueron los mejores minutos del Lyon que supo aprovechar las dudas visitantes tras la lesión de Riviere, que hasta ese momento estaba siendo un incordio para la defensa local.

La segunda parte comenzó con ligeros titubeos entre los contendientes, hasta que en el minuto 53, Ederson justificó su titularidad con un golazo por la escuadra tras jugada personal. Con el 2-0 en el marcador el Lyon se limitó a mandar balones largos a Bryand y Lisandro hasta que en una de esas, Lisandro se plantó solo ante el portero, éste le derribó y la acción muy clara fue sancionada con penalti. El propio Lisandro lo ejecutó con tranquilidad (min. 66).

Parecía que el partido estaba finiquitado cuando apareció Umut Bulut, el sustituto de Riviere había tardado casi 40 minutos en entrar en juego en el partido, pero lo hizo regalándonos el mejor gol de la jornada, un lanzamiento desde 36 metros escorado en la banda que cogió por sorpresa a Hugo Lloris. "¿recuerdan aquel que marcó Seedorf en un derby madrileño? pues eso".

Tras el 3-1 se lanzó al ataque el Toulouse y en una gran jugada personal de Moussa Sissoko, encaró a Cris y ambos cayeron al suelo. El colegiado señaló un dudoso penalti que le propio Sissoko transformaría con un disparo potente y al centro. Intentaron hasta el final los pupilos de Casanova conseguir un empate que haría más justo lo ofrecido por ambos clubes, pero incluso en los últimos minutos no renunció a su estilo de buen toque del balón y no recurrió a colgar balones a la desesperada. En su última contra pudo sentenciar Bafetimbi Gomis, pero Ahamada, estiró el brazo hasta donde parecía imposible para atajar el balón.

Con este triunfo, los de Remi Gardé se sitúan en la cuarta posición y ya piensan en su visita a Zagreb el próximo miércoles. La única posibilidad de pasar de fase en Champions se daría con un triunfo en Croacia y una derrota del Ajax en Amsterdam frente al R.Madrid.

El Toulouse con esta derrota sale de los puestos europeos y tiene que pensar en la próxima jornada en la que reciben al Evian, la otra gran sensación de la Ligue1.