El PSV recupera el liderato y el buen fútbol

Y de nuevo, el fútbol recobró el brillo en el Phillips Stadium. Tras dos derrotas consecutivas, el PSV despierta ante el Twente con tres goles y multitud de ocasiones, que permiten al equipo de Eindhoven recuperar el primer puesto en la lucha por el título liguero. Wijnaldum, Matavz y Narsingh, los goleadores. (Foto: fcupdate.nl)

El PSV recupera el liderato y el buen fútbol
PSV
3 0
Twente
PSV: Waterman; Manolev, Marcelo, Derijck, Bouma; Hutchinson, Wijnaldum, Strootman; Narsingh, Matavz, Lens
Twente: Boschker; Rosales, Douglas, Bengtsson, Schilder (Braafheid, min. 54); Brama (Castaignos, min. 81), Fer, Janssen (Gyassi, min. 67); Tadic, Bulykin, Chadli.
MARCADOR: 1-0, min. 38, Wijnaldum. 2-0, min. 80, Matavz. 3-0, min. 82, Narsingh.
ÁRBITRO: Pol van Boekel. Amonestó a Douglas (min. 9), Manolev (min. 23), Tadic (min. 69)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 16ª jornada de la Eredivisie. Disputado en el Philips Stadion de Eindhoven ante 33.000 espectadores

Dos derrotas seguidas contra dos rivales directos. Ese era el triste bagaje que poseía el PSV Eindhoven justo antes de enfrentarse de nuevo contra otro de los rivales que optan a conseguir el título a estas alturas del campeonato, el Twente Enschede de Steve McLaren. De hecho, el rival más directo no podía ser, ya que era el actual líder de la Eredivisie. Además, justo antes del comienzo del partido, se sabía que el Vitesse había perdido su primer partido de la temporada como visitante. Se avecinaba, por tanto, un encuentro a cara de perro: el que ganara, se ponía primero. Así de simple.

El PSV salió a por todas desde el inicio, recordando a ese gran equipo que ha encandilado con grandes actuaciones y goleadas. Pero enfrente se encontraba un equipo muy bien plantado, concebido para intentar frenar las acometidas del equipo local y salir al contraataque. Por lo tanto, y a pesar del buen juego, no sería un paseo para los hombres de Advocaat.

El encuentro en la primera parte se desarrolló conforme a lo previsto: mucha tensión, idas y venidas, pero ninguna ocasión de renombre. Bastante intensidad en las defensas, protagonistas del partido en estos minutos. Tan solo ciertos disparos lejanos ponían en apuros a los guardametas, especialmente a Boschker, el portero visitante.

El Twente se encerraba en su campo y esperaba agazapado a las contras que pudieran darse. Esa parecía ser la clarísima orden de Steve McLaren. Pero en la primera internada en el área del PSV, se vino el gol. Manolev regatea, pasa a Narsingh, el cual desde el lateral del área da el pase de la muerte para que Wijnaldum la empujara a puerta.

La segunda parte empezó con una doble ocasión a portería cambiada: primero Tadic en un mano a mano que saca Waterman, segundos más tarde, paradón de Boschker a disparo de Lens. Después de este intercambio de golpes, la calma. Pero una calma que presagiaba de nuevo tormenta.

El PSV se encuentra

En el minuto 66, y para el goce de los espectadores locales, volvía el espectáculo al Phillips Stadium. Wijnaldum desaprovecha una doble ocasión: primero mandando un tiro desde la frontal a centímetros de la portería, y más tarde Rosales le consigue sacar bajo palos otro disparo.

Un par de ocasiones claras más por parte de Matavz y Narsingh, y llegamos al segundo gol de la tarde: minuto 80, buen pase de Strootman entre centrales para Matavz, y este la pica un poco, batiendo al portero visitante. Dos a cero y esto no acababa aquí.

Dos minutos más tarde, con el Twente abierto a la desesperada, llega la contra del PSV: gran pared de Narsingh con Matavz y el holandés que hacía el tercer gol para su equipo, sentenciando el partido y el liderato, que vuelve a lucir de rojiblanco. Por su parte, el Twente sigue en caída libre, con tan solo una victoria en los últimos 5 partidos.