Ajax de Amsterdam: divide y perderás

Ajax de Amsterdam: divide y perderás

La situación en la directiva del Ajax, con dos bandos tan opuestos como enfrentados, hacen tambalear a un club que está perdiendo sus señas de identidad y que navega a la deriva entre dos aguas.

Louis van Gaal y Johan Cruyff, dos caras de la misma moneda, ambos representan el éxito, y hacen recordar al aficionado ajaccied tiempos mejores donde deslumbraban y mandaban en Europa a partes iguales. Después de ellos, un gran abismo.

Cruyff sigue representando fielmente la filosofía Amsterdammer, la base teórica sobre la que se sustenta el club, una voz más que autorizada entre directivos y una leyenda para los que acuden al Amsterdam Arena semana tras semana. El Flaco revolucionó el fútbol tanto en el campo como en el banquillo.

El dilema llega cuando se mira el bagaje del club en las últimas temporadas, cuatro ligas en catorce temporadas y un equipo incapaz de dejar su impronta en Europa desde que se fue Louis van Gaal. Es precisamente este, el hombre elegido para compensar el peso del “14” nada mejor que un ganador por otro, para no echarse encima a los aficionados. Y es que la sinceridad lacerante de Cruyff ha levantado ampollas entre los que le reclaman un papel más práctico y menos teórico en la entidad.

La situación es compleja, de Boer llegó a mediados de la pasada campaña, avalado por Cruyff, y tirando de cantera y estilo hizo campeón a un equipo que parecía desahuciado. Ahora, la realidad es bien distinta, a once puntos de la cabeza y mostrando una imagen muy irregular tanto en juego como en resultados.

El martes se jugará gran parte del devenir, no solo de esta temporada, también de los próximos años, no juega un equipo juega un modelo. Una derrota en Gerland precipitaría los hechos, la eliminación en Champions implicaría la destitución de Frank de Boer y el nombramiento de un técnico que no siga la estela cruyffista.

En junio todo puede ser aún peor, si el Ajax no está en Champions el éxodo de jugadores será inevitable. Eriksen es codiciado por Chelsea y City. El United también está al acecho por Van der Wiel, por el que también pujará el Real Madrid. Todos se han dejado querer por el Barça y el Arsenal está deseoso de pescar en río revuelto. En la ciudad de los canales miran con temor esta posibilidad y aunque mucho no tomen parte en la batalla ideológica todos quieren lo mismo, acabar ya con esta travesía por el desierto de uno de los clubs con más solera en la Europa futbolística.