Cardiff City, un campeón galés en suelo inglés

VAVEL analiza en profundidad la historia del rival del Liverpool en la final de la Carling Cup

Cardiff City, un campeón galés en suelo inglés
Los jugadores del Cardiff City celebran su gol al Madrid. walesonline.co.uk

El próximo domingo el Liverpool se enfrentará al Cardiff City en la final de la Copa de la Liga, la Carling Cup. Un equipo modesto, de Championship (equivalente a la Segunda división en España) pero de extensa historia y tradición. Y es que el único club no inglés que ha conseguido ganar una competición inglesa es un digno candidato a volver a la Premier League. Un conjunto del que ilustres futbolistas como Bellamy, Giggs, Ramsey o Bale son aficionados y que espera, tras más de cincuenta años, volver a la élite.

Una cima que rozó hace cuatro campañas cuando llegó a la final de la FA Cup. Tras dejar fuera al Wolverhampton, al Middlesbrough y al Barnsley los galeses se plantaron en el partido definitivo ante el Porthsmouth de Glen Johnson, Sol Campbell, Lass, Muntari y Kanu. En una final disputadísima, en la que Ramsey se convirtió en el segundo jugador más joven en competir en una final de FA, el Pompy consiguió la victoria con un solitario gol de Kanu. Whittingham, el único superviviente de aquella gesta, aún tiene la oportunidad de resarcirse y conseguir cerrar el círculo cuatro campañas después este fin de semana en Wembley.

Sin embargo, y a pesar de esta gesta reciente, la historia de los Bluebirds se remonta 113 años atrás, a 1899, cuando Bartley Wilson, nacido en Bristol, uno de sus máximos rivales actualmente, creó a partir del Riverside Cricket Club el Cardiff City. Un conjunto que vivió sus primeros años en categorías regionales pero que en veinte años llegó a la First Division y quedó segundo en 1924 por detrás del Huddersfield Town. La gloria nunca le llegó a los galeses en la competición doméstica pero si en las copas.

Los torneos a partido único y a doble partido encumbraron rápidamente a los azules. Tras perder la final de la FA Cup en Wembley en 1925 ante el Sheffield United dos años después tocaron la gloria al vencer al Arsenal en el templo del fútbol británico con un gol del escocés Ferguson. El capitán galés Keenor levantó al cielo de Londres el único título inglés de la historia de los Bluebirds y la única copa conquistada hasta la fecha por un conjunto “foráneo”.

Grande en Gales, pequeño fuera

Tras los dorados años veinte, en donde al abrigo del auge económico creció deportivamente, el Cardiff City bajó poco a poco a los sótanos del fútbol inglés. Hasta 1960 se convirtió en un equipo que mezcló temporadas en la élite con campañas fuera de ella visitando por última vez la First Division en 1962.

Tras su caída de la cima del fútbol inglés el Cardiff City se convirtió en el club hegemónico del fútbol galés. Mientras deambulaba por la Third y la Fourth Division superó ampliamente al Swansea City y al resto de sus rivales alzándose con 22 copas galesas. Un título que le posibilitó, hasta que dejó la Federación de Gales en la década de los noventa, el disputar la Recopa en 14 ocasiones. Un torneo en el que consiguió actuaciones notables al llegar a las semifinales en 1968 y al vencer en 1971 en la ida de los cuartos de final a un Real Madrid vestido de rojo por uno a cero en un Ninian Park abarrotado aunque, en la vuelta, los galeses caerían dos a cero en el Bernabeú. Pinceladas de grandeza en un periodo lejos de los focos de la élite.

En estos años fuera de la Premier League una leyenda del fútbol se convirtió en el debutante más joven de la historia del Cardiff City. Un imberbe John Bejamin Toshack saltó al césped vestido de azul a la edad de 16 años en 1965. Un futbolista histórico que triunfaría en el Liverpool como jugador y en el Real Madrid como técnico.

Caída y recuperación

En 1986 el Cardiff City tocó fondo y se instaló en la cuarta división. Los problemas económicos eran alarmantes y el equipo no conseguía vencer fuera del Ninian Park. Ascensos y descensos entre todos los escalones del fútbol inglés hasta que en 1999 el magnate libanés Sam Hamman se hizo cargo del club.

Con el impulso económico de Hamman el Cardiff City volvió a convertirse en un conjunto poderoso. En la temporada 2002-2003 los galeses se clasificaron para los playoff de ascenso a Championship. Tras eliminar en semifinales al Bristol City los Bluebirds se enfrentaron al Queen Park Rangers en un Millenium Stadium de Cardiff abarrotado. En una de las mejores promociones de la historia el Cardiff City consiguió el ansiado ascenso al segundo escalón del fútbol inglés con un solitario gol en la prórroga de Andy Campbell.

En el nuevo siglo el Cardiff City siguió conservando su músculo económico y deportivo. Dejó el vetusto Ninian Park tras 99 años y se marchó al moderno Cardiff City Stadium. Sin embargo, y a pesar de haber jugado varias promociones de ascenso a la Premier League, hace tres temporadas perdió en la prorroga ante el Blackpool en el partido definitivo, y de contar con jugadores de la talla de Hasselbaink, Leadly, Ramsey, Matthews, Bellamy, Jerome o Miller los Bluebirds aún no han conseguido alcanzar su verdadero objetivo: volver a la Premier League y volver a ganar en suelo inglés.