El Arsenal y las lesiones, un misterio sin resolver

Arsène Wenger tiene un serio problema: hasta siete jugadores del primer equipo están en la enfermería. El último en sumarse a la lista ha sido Jack Wilshere quien, después de estar apartado de los terrenos de juego desde el 31 de julio, ha vuelto a recaer en el entrenamiento de esta mañana y podría estar de baja durante los próximos dos meses.

El Arsenal y las lesiones, un misterio sin resolver
Jack Wilshere podría estar de baja durante los próximos dos meses

Johan Djorou, Sebastien Squillaci, Tomas Rosicky, Armand Traore, Kieran Gibbs, Abou Diaby y ahora, de nuevo, Jack Wilshere. Hasta siete jugadores del primer equipo del Arsenal están en la enfermería.

Sin duda, este se trata de un serio problema para Arsène Wenger, a quien su plantilla se le hace cada vez más corta. Sin ir más lejos, en el partido del sábado pasado frente al Liverpool, la lesión de Laurent Koscielny obligó al técnico del Alsacia a hacer debutar en Premier League al joven central español Ignasi Miquel, de apenas 18 años.

Por si fuese poco, Wenger tampoco podrá alinear en los próximos dos partidos de liga ni a Gervinho ni a Alex Song, quienes todavía cumplen la sanción de tres partidos por su comportamiento en el encuentro frente al Newcastle, en la primera jornada de la Premier. Además, el club ‘gunner’ ha confirmado, a través de su página web y a falta de los últimos trámites, el fichaje del francés Samir Nasri por el Manchester City, por lo que el Arsenal perderá a otro de sus pilares básicos para esta temporada.

Este verano el Arsenal embolsará, cuando se complete la venta de Nasri, alrededor de 60 millones de euros con los que deberá completar una plantilla a la que este año se han unido ya cuatro jugadores: Carl Jenkinson, Gervinho, Alex Oxlade-Chamberlain y, el más reciente, el joven delantero costarricense, Joel Campbell.

Pero sin duda, sigue teniendo un serio problema con las lesiones. El hecho de que hasta siete jugadores del primer equipo están en la enfermería significa que algo no se está haciendo bien desde el mismo club. Si el Arsenal quiere seguir manteniendo su posición en la parte alta de la clasificación, Wenger debe descubrir que está sucediendo en el Emirates Stadium y remediarlo cuanto antes. O los ‘gunners’ lo van a pasar muy mal esta temporada.