El Aston Villa cierra su particular annus horribilis con una derrota frente al milagroso Norwich

Uno de los equipos revelaciones de la Premier supera al conjunto de Birmingham en un partido intrascendente. El equipo de McLeish, que no certificó su permanencia hasta la pasada jornada, de esta forma cierra una temporada muy convulsa. La mala campaña de los villanos genera muchas incógnitas sobre la continuidad del técnico escocés en el club.

El Aston Villa cierra su particular annus horribilis con una derrota frente al milagroso Norwich
Norwich
2
0
Aston Villa
Norwich: Ruddy; R. Martin, Naughton, Bennet, Johnson; Hoolahan, Bennet, Lappin, Howson (Crofts, min. 76); Holt (Morison, min. 68), Jackson (Wilbraham, min. 68).
Aston Villa: Given; Warnock, Dunne, Collins, Cuéllar (Gardner, min. 66); Lichaj, Ireland, Herd (Bannan, min. 46), Clark; Agbonlahor, Heskey.
MARCADOR: 1-0, min, 7 Holt. 1-1, min. 20, Jackson.
ÁRBITRO: Martin Atkinson amonestó a Holt del Norwich, y a Clark e Ireland del Aston Villa.
INCIDENCIAS: 26,803 espectadores en Carrow Road.

La permanencia del Aston Villa es la única nota positiva de una temporada catastrófica del cuadro de Birmingham. La grave lesión de Darren Bent o la enfermedad del capitán Stiliyan Petrov han tenido mucho que ver con la mala campaña de los villanos. Con la derrota intrascendente frente al milagroso Norwich, el club de Villa Park cierra su particular annus horribilis. Por su parte, el equipo de Norfolk se ha reivindicado como una de las grandes sorpresas de la Premier League. Los canaries, con uno de los presupuestos más bajos de la competición y con una plantilla prácticamente desconocida ha logrado mantenerse en la máxima categoría del futbol inglés sin excesivos problemas.

McLeish volvió al 4-4-2 con Heskey y Agbonlahor como futbolistas más adelantados. Lichaj y Herd, dos de los descubrimientos de la temporada han acompañado a Clark, otro joven cantero que ha tomado bastante protagonismo debido a las muchas bajas sufridas a lo largo de temporada, y Ireland en la medular. N’Zogbia volvió a ser suplente. Su campaña ha sido decepcionante. Sin Pilkington, ni Morison, éste último en el banquillo, de nuevo Gran Holt fue la referencia del Norwich junto a Jackson.

Antes de la media hora, los canaries ya habían decidido el encuentro. Shay Given evitó que el resultado fuera de escándalo. Y es que los locales dominaron el encuentro a lo largo de los 90 minutos. Gran Holt, segundo máximo goleador inglés de la Premier con 15 tantos, abrió el marcador en el minuto 7 con un remate con el pecho nada ortodoxo. El gol le reivindica como una de las opciones para la delantera de la selección en la próxima Eurocopa. En el minuto 20 llegó el segundo y definitivo tanto del encuentro, obra de Simeon Jackson, que batió a Given tras un rebote y un mal despeje del español Carlos Cuéllar.

La única ocasión reseñable de los villanos en la primera parte fue un disparo lejano de Lichaj que el meta canarie Ruddy detuvo con algunos problemas. La segunda mitad arrancó con un Villa mucho más incisivo. Heskey y Ireland pusieron de nuevo en apuros al portero del Norwich. Aún con ello y sin forzar en exceso, los locales acrecentaron su dominio y con su victoria final certificaron una temporada brillante que concluyen en la decimosegunda posición de la tabla. Carrow Road celebró el éxito del modesto club de Norfolk y el público visitante se cebó con Alex McLeish. El técnico escocés, con muchas dudas de cara a la próxima temporada, se reunirá la siguiente semana con el dueño del equipo de Birmingham. A la postre, el Villa fue decimosexto.