El Liverpool destituye a Kenny Dalglish

Los dueños del club de Anfield han tomado la decisión de romper el contrato con el actual técnico del club después de una pésima temporada donde ni siquiera se clasificaron para la Europa League. La Carling Cup y ser finalista de la FA Cup no ha sido suficiente para tapar el desastre en Premier League. Roberto Martínez suena como posible sustituto.

El Liverpool destituye a Kenny Dalglish
El Liverpool destituye a Kenny Dalglish

El Liverpool ha emitido un comunicado haciendo público la destitución de carácter oficial de Kenny Dalglish como técnico del Liverpool. El club ha ofrecido los motivos de la decisión, según recoge Sky Sports, que se debe a la mala racha de resultados en la Premier League. El club considera vital y esencial un nuevo cambio en la dirección como lo más apropiado dado el resultado que han tenido en la presente edición de Premier League. En la temporada, el Liverpool ha acabado 9º en la clasificación, por detrás del Everton, algo que solo ha sucedido en tres ocasiones desde la Segunda Guerra Mundial. No solo eso. Además, las catorce derrotas en liga (las mismas que victorias) y ser el undécimo equipo con más goles, son algunas de las razones que motivan el despido.

El gasto económico que se hizo en verano, con los fichajes de Jordan Henderson, Charlie Adam o Stewart Downing, más el de Andy Carroll nada más llegar Dalglish a Anfield en enero de 2011, no ha sido aprovechado y no ha sido traducido con resultados en el campo. El club buscaba una mayor respuesta dado la gran inversión por parte de los propietarios ubicados en Boston y no la han encontrado.

Se especulaba con la marcha de Dalglish desde el término de temporada. Incluso antes, cuando Damien Comolli fue destituido jornadas antes del final de la Premier League. En los últimos días, el técnico escocés viajó a Boston para reunirse con los propietarios, lo que se entendió como un mensaje de preocupación con vistas a la destitución de Dalglish en los próximos días. Ni siquiera el triunfo en Carling Cup o ser finalista en la FA Cup han valido para ocultar el desastre ocasionado en Premier League.

A pesar de que aún no hay nombres oficiales que signifiquen el recambio a Dalglish, si que hay rumores sobre quien puede ocupar su legado. Roberto Martínez, técnico del Wigan, es quien más señalado ha sido en los últimos días para adquirir el poder en el banquillo del Liverpool. David Whelan, presidente del Wigan, asume que no podrá retener una temporada más a Martínez e indica que está preparado para dar un salto cualitativo en Inglaterra. También se especula con el regreso de Rafa Benítez, ya que, al parecer, muchos jugadores de la plantilla habrían solicitado la vuelta del técnico español. 

Tras el desastre de Heysel en 1985, Kenny Dalglish se convirtió en entrenador jugador. Seis años más tarde colgó las botas como jugador profesional en Anfield y terminó su periplo como técnico en 1991. Tras entrenar a Newcastle United y Celtic de Glasgow, Dalglish regresó a su casa en enero del año pasado cuando el Liverpool destituyó a Roy Hodgson por la mala racha de resultados. Los meses que estuvo al frente del equipo sirvieron de aval para renovarle una temporada más. Pero el Liverpool no ha rendido al nivel que se esperaba y los dueños norteamericanos han decidido dar por concluído la relación del escocés con el club de Mersey.