El City gana la Community Shield frente a un Chelsea sin personalidad

El City gana la Community Shield frente a un Chelsea sin personalidad

El Manchester City y el Chelsea se citaban en Villa Park para disputarse la Community Shield, campeón de la FA Cup y de la Copa de la Liga. El Chelsea se adelantó en la primera mitad por mediación de Torres, pero Ivanovic cometió un error en la entrada y el árbitro le mostró la tarjeta roja. En la segunda mitad, el Manchester City se aprovechó de un equipo con 10 y marcó tres goles. Tévez marcó el segundo, de bella factura. Bertrand, en el 79, recortaba distancias, pero el Chelsea no fue capaz.

Chelsea
2 3
Manchester City

Con los Juegos Olímpicos en otra perspectiva, a 200 kilómetros de Londres se iba a disputar una final. Pero no era ni de atletismo, ni de natación ni de vela. No competían ni Bolt, ni tampoco Phelps. En Birmingham, concretamente. La final de la Community Shield.

El partido comenzaría con un ambiente que respiraba fútbol, donde miles de aficionados por fin volvían al campo tras más de un mes de impaciente espera. Los dos máximos exponentes del fútbol llevado por la cartera se citaban en Villa Park (excluyendo al PSG, flagrante agitador del mercado). El Manchester City, a pesar del presupuesto que tiene en su haber, aún no había movido ficha y no había llegado ningún fichaje de renombre a la ciudad de Manchester. Por el contrario, el Chelsea era, junto al equipo francés mencionado anteriormente, uno de los protagonistas de uno de los mercados más austeros de la historia del fútbol moderno. Era la final de la Community Shield, un clásico del fútbol inglés. Ésta vez no era en Wembley, por los Juegos Olímpicos. Era el Villa Park el que reunía al campeón de la FA cup y de la Copa de la Liga. 

Estrenando camiseta, de visitante, el Manchester City alineaba un equipo similar al de la temporada pasada, con una novedad. Carlos Tévez aparecía en el once titular y formaría junto a Agüero la delantera de los 'citicen'. Otra de las sorpresas, la alineación de 3 defensas (uno de ellos era Savic, jugador que no se mostró seguro en ningún momento).

Con leve dominio del equipo del City, Agüero sería el personaje principal de un contraataque que estuvo cerca de acabar en gol. Pero ese excesivo protagonismo con el que a veces quiere vestirse el argentino damnificó a los de Mancini viendo como finalmente el rebote caería a Nasri ya sin espacio para disparar, perdiendo una oportunidad que no se podía haber escapado. 

El Chelsea sigue teniendo el mismo problema, el cual reside en la creación

Por su parte, el Chelsea negativamente no había sufrido un cambio brusco respecto a la pasada temporada. Los problemas volvían a residir en la creación, donde Mikel es un perro de presa que es incapaz a la hora de conducir el rebaño. Al lado, Lampard es el perro inteligente que sabe por dónde es mejor guiarlo, pero no se sabe el camino. Mata, con libertad de espacios, era el encargado de bajar a recibir y de asociarse con Hazard, muy activo en su primer partido oficial con el Chelsea.

Con el espesismo propio de un partido a la vuelta de las vacaciones, Manchester City y Chelsea en ocasiones se mostraban dubitativos, expectantes ante las circunstancias. El Chelsea se aprovechaba de los espacios en las ocasiones que pisaba campo contrario, mientras que su rival se veía mermado por la incapacidad de Nasri de hilvanar jugadas de forma veloz. 

Torres marcaba recuperando la ilusión

Cerca del final de la primera mitad, el Chelsea, de forma característica, utilizaría de nuevo los espacios para que, a pesar de la leve superioridad de los pupilos de Mancini, se adelantase en el marcador. Los protagonistas, Ramires y Fernando Torres. El brasileño alcanzó la frontal del área y, metiendo un gran pase al hueco que surtiéndolo de fortuna, le llegó a Torres, solo en el área. Éste se desquitó de críticas y del resto para empujar el balón y batir al portero del City, incapaz de detener el cuero. Pero las circunstancias desembocarían en un nuevo trastoque del guion del encuentro. Una durísima entrada de Ivanovic provocaría que el colegiado le enseñase la tarjeta roja al serbio. Se llegaría al descanso pero con el miedo por parte de Di Matteo de que la segunda parte se hiciese demasiado larga.

Vendaval 'citicen' en la segunda mitad

Y el entrenador 'blue' no se equivocó. Con un jugador más y con la obligación de apretar para buscar algo más que las buenas intenciones, los jugadores del City se concienciaron de tal manera que las intenciones rivales de contener la ofensiva quedaron en vano. En el minuto 52 un error de Terry en el despeje propició que Touré, desde la frontal y con un característico disparo, empatase el partido. Pero la cosa no acabaría aquí. Minutos más tarde, Tévez dejaría el gol del partido. Recorte característico de un sudamericano con el tren inferior bajo y disparo a la escuadra. Cech fue incapaz de desviar el cuero, comprobando como el partido se estaba tirando por la borda por una entrada innecesaria.

El Manchester City estaba abusando de su superioridad, ante un equipo sin alma, que la había perdido en la expulsión. Tévez volvió a ser el protagonista de una jugada que acabaría con el tercer gol del City y el primero de Nasri, que tan solo tuvo que empujar el esférico. Parecía que estaba sentenciado. Pero el fútbol siempre te da el placer de la duda. Se iba a escenificar en Villa Park.

Gol de Bertrand y el Chelsea se viene arriba, pero quiso y no pudo

Lo interesante del partido aún estaba por llegar. Un error del portero Pantilimon propició que, Bertrand, el cual había entrado en la segunda mitad, recortase distancias. Los nervios se establecieron en Mancini. Veía como se le podía escapar el partido teniendo 11 jugadores y su rival diez. Pero quiso y no pudo el equipo de Di Matteo. El cansancio fue uno de los factores claves. En la última jugada del partido el Chelsea contó con un córner en el cual podría haber empatado. Cech subió a rematar, pero la férrea defensa del City se mostró segura para despejar el balón y proclamarse campeón de la Community Shield, el primer título de la temporada.

Ficha técnica:
Chelsea: Cech: Ivanovic, Terry, David Luiz, Cole; Ramires, Mikel, Lampard, Hazard (Bertrand, min.71); Mata (Sturridge, min.74) y Torres.
Manchester City: Pantiloimon; Zabaleta, Kompany, Savic (Clichy, min.46), Kolarov; Milner, De Jong, Yayá Touré, Nasri (Silva, min.76); Tevez (Dzeko, min.88) y Agüero.
MARCADOR: 1-0, min.40: Torres. 1-1, min.53: Yaya Touré. 1-2, min.59: Tévez. 1-3, min.65: Hazard. 2-3, min.80: Bertrand.
ÁRBITRO: Kevin Friend. Expulsó a Ivanovic, en el minuto 43, por una dura entrada a Nasri. Además, mostró tarjeta amarilla a Ramires, Lampard, Cole, Mikel, Bertrand, del Chelsea, y a Savic, Kompany, Pantilimon, del Manchester City.
INCIDENCIAS: Partido disputado en el Villa Park de Birminghan ya que en Wembley se están disputando los Juegos Olímpicos.