Premier League 2012-2013: El Manchester City, a confirmar su ciclo de triunfos

En unas horas arranca la Premier League con los mismos candidatos y aspirantes que hace doce meses. El City, actual campeón, defenderá título ante los reforzados Arsenal y Chelsea y el eterno Manchester United de Van Persie. El Liverpool, el Tottenham y el Newcastle intentarán sumarse a la batalla en un campeonato que da esta temporada la bienvenida al Southampton, al Reading y al West Ham.

Premier League 2012-2013: El Manchester City, a confirmar su ciclo de triunfos
Manchester City, vigente campeón. Getty Images

El césped perfecto y húmedo, la grada repleta y ansiosa de espectáculo y los protagonistas luchando por cada centímetro del campo y por cada balón. Es la esencia del fútbol, es la Premier League, que en unas horas arranca con los mismos candidatos al título, a Europa y al descenso que hace doce meses y con el mayor gasto en fichajes de todas las grandes ligas (300 millones de euros). Pocas cosas han cambiado al otro lado del Canal de la Mancha. El Manchester City, que hasta ahora solamente ha fichado a Jack Rodwell, busca confirmar su ciclo de triunfos en un año en el que ya ha comenzado dominando al ganarle la Charity Shield al Chelsea. Los Citizens buscan acercarse a la cima de la Champions League manteniendo su hegemonía en Inglaterra. Una cima de la que disfruta el Chelsea, campeón de la Champions, que ha realizado la mayor inversión en fichajes de la competición, 82 millones de euros, para mejorar una plantilla que ha perdido a su gran estrella, Didier Drogba, en su búsqueda por alcanzar a los dos colosos de Manchester.

"El Chelsea es el equipo que mayor inversión ha realizado en fichajes hasta el momento: 82 millones"

El Manchester United, perdedor de la pasada Premier League pero dominador absoluto en las últimas temporadas con 20 campeonatos, parecía deprimido en el mercado veraniego hasta que concretó el fichaje de Van Persie. Tras convencer a Wenger y abonar casi 30 millones de euros el máximo goleador de la pasada temporada se une a los Red Devils para formar un ataque brutal junto a Rooney y Kagawa. Un traspaso que deja al Arsenal sin su capitán y sin su referente pero no sin nivel ya que tras fichar a Cazorla, Podolski y Giroud los Gunners lucharán por acercarse a los dos conjuntos de Manchester.

En la misma incómoda situación, pero un escalón por debajo en cuanto a aspiraciones al título se refiere, se encuentra el Tottenham de Villas-Boas que a pesar de haber firmado al cotizado defensa Vertoghem, a Sigurdsson y a Adebayor está cerca de quedarse sin su arquitecto y su motor: Luka Modric. En la misma estación está el nuevo Liverpool del toque y el control del balón de Brendan Rodgers y Joe Allen y el Newcastle más afrancesado que se recuerda.

"El gasto en fichajes de la Premier League ha sido de 300 millones de euros, el más alto de las grandes ligas"

La pelea por la Champions League y por Europa será durísima ya que el Everton, que ha recuperado a Pienaar, el Sunderland, del recién fichado Carlos Cuellar, el Fulham, que aún mantiene a Dempsey y ha fichado a Rodallega del Wigan de Roberto Martínez y Ramis, y el ‘Spanish’ Swansea, de Michael Laudrup con Chico, Michu y Rangel, buscan su pedazo de gloria. Una gloria que alcanzaron el Reading, el Southampton y el West Ham hace apenas tres meses cuando dejaron la Championship para competir en la Premier League, una de las ligas más competitivas del mundo que, como cada año, llega para quedarse en nuestro televisores hasta el próximo mes de mayo. Pasen y vean los goles de Agüero y Van Persie, las virguerías de Rooney, las galopadas de Bale, los pases de Mata, Silva o Cazorla… El espectáculo y la emoción están garantizados.

Manchester City: Mantener la gloria

El City terminó la temporada en una nube y en esta pretemporada continúa en su cielo celeste. Mancini renovó por cinco años, Balotelli se calmó y Carlos Tévez volvió al equipo y a ser decisivo en la consecución de la Charity Shield para los Citizens. Todo son sonrisas en el conjunto del City of Manchester que, además de mantener a sus estrellas, Nasri, Silva, Agüero, Tévez, Yaya Toure… ha firmado a Jack Rodwell, polivalente medio del Everton que apuntala su doble pivote y se convierte en el relevo natural de Barry. Sobrevivir en la Champions League y dominar en la Premier es el objetivo de un club que no tiene límites.

Manchester United: Llega Van Persie

Ferguson andaba perdido en esta pretemporada. La suerte le dio la espalda en el final de la pasada campaña y en este verano aún no había conseguido subsanar ninguna de las carencias del equipo hasta que cerró el fichaje de Van Persie. Junto a Kagawa y el jovencísimo medio Powell el delantero holandés, que la pasada temporada fue el máximo goleador de la Premier League con 30 tantos, completa un ataque temible que competirá en calidad y goles con los cañoneros del Manchester City. Si se escapó el fichaje de Lucas Moura rumbo a París no se perdió el de Van Persie a pesar de la tozudez de Arsene Wenger, empeñado en mantener a su estrella contra su voluntad en un principio y resignado a perderla al final. Aunque los casi 30 millones abonados por los Red Devils también han ayudado a ablandar al duro mánager de los Gunners. Con Van Persie y Kagawa como principales estrellas y junto a la guardia pretoriana de Ferguson (Vidic, Ferdinand, Evra, Scholes, Giggs y Rooney) el United volverá a luchar esta campaña por recuperar su dominio en Manchester, su trono en Inglaterra y su prestigio en Europa.

Arsenal: Fichajes y pérdida de un nuevo capitán

Pasan los años y el Arsenal continúa sin ganar ninguna competición. Son ya siete largas pretemporadas a las que Arsene Wenger llega sin ningún título para sus aficionados y en esta temporada, al igual que sucediera hace doce meses, ha perdido a su capitán. Primero fue Cesc y ahora ha sido Van Persie. Wenger, enrocado en la idea de no vender al delantero tulipán tras negarse éste a renovar su contrato, ha tenido que ceder y traspasar a su estrella al Manchester United. Un duro golpe para el equipo del norte de Londres pero no definitivo ya que al Emirates han llegado Cazorla (16 millones), el internacional alemán Podolski (13) y el máximo goleador de la Ligue 1, el delantero francés Giroud (12 ) para elevar el nivel de un conjunto que, aún sin Van Persie, se encuentra en disposición de luchar por recuperar su lugar en el fútbol británico y europeo.

Tottenham: Adiós a Modric

Harry Redknapp ya es historia en White Hart Lane. Sus coqueteos con la selección inglesa lastraron a los Spurs en el final de la temporada pasada aunque únicamente la victoria del Chelsea en la final de Münich ante el Bayern les privó de jugar la Champions League. Avalado por su trabajo en el Oporto y tras perder parte de su prestigio en el Chelsea Villas-Boas llega al norte de Londres para intentar meter al Tottenham entre los cuatro primeros. Los fichajes del cotizadísimo central belga Vertonghen (9 millones), del llegador islandés Sirgudsson (10) que salvó con sus goles en el tramo final de la pasada temporada al Swansea y la continuidad de Adebayor elevan el nivel de una plantilla que perderá, salvo sorpresa mayúscula, a su gran estrella: Luka Modric. Un adiós telegrafiado al Real Madrid que podría completarse en las próximas horas.

Chelsea: A mejorar en casa

Di Matteo, con su fútbol defensivo y conservador, convirtió una desastrosa temporada del Chelsea en la Premier League en un éxito rotundo en Europa, donde, tras años de inversiones millonarias y decepciones anuales, los Blues lograron su ansiada Champions League. Los ecos de la victoria en Münich aún retumban en el sur-oeste de Londres pero su sonido es menor después de la marcha de Drogba, el héroe de la conquista europea, a China. Para esta nueva aventura, Abramovich ha seguido confiando en Di Matteo y le ha regalado a varios futbolistas que se unen a Torres, Mata, Lampard, Ramires, Terry, David Luiz, Cole y Cech para confeccionar un equipo con mayor potencial. El extraordinario Hazard (40 millones) y los prometedores medios Óscar (32) y Marin (9,8), promesas en Brasil y Alemania, aumentan el nivel de toque y de capacidad ofensiva de un conjunto que aspira a mantener su cetro en Europa y a conquistar el duro reino del City en Inglaterra. El objetivo es mejorar en casa, en la Premier League, para poder seguir sorprendiendo a los colosos del continente.

Newcastle: El equipo más francés

En St. James Park aún siguen frotándose los ojos después del sueño que vivieron la pasada temporada. Hasta las últimas jornadas los Magpies lucharon por clasificarse para la Champions League gracias a los goles de Ba y Cisse. El quinto puesto obtenido es un gran logro para un conjunto que hace tres temporadas competía en Championship por su supervivencia deportiva y económica. En esta nueva temporada, el Euro Newcastle no ha perdido a ninguna de sus estrellas (Ba, Cisse, Ben Arfa, Cabaye, Tiote…) y ha fichado a Amalfitano para hacer un conjunto muy afrancesado que luchará por mantenerse en la élite.

Liverpool: Apuesta por el toque y la posesión

El Liverpool de Dalglish no cumplió las expectativas la pasada campaña. A pesar del millonario desembolso realizado para traer a grandes futbolistas durante todo el 2011 (Carroll, Luis Suárez, Adam, Henderson, Downing,  José Enrique…) el equipo no funcionó. Ni la consecución de la Carling Cup ni la vuelta a Europa salvó a King Dalglish. El octavo puesto de los de Merseyside en la Premier League, tras sus rivales del Everton, sentenció al genio escocés y en los despachos de Anfield apostaron por el toque y la posesión de Brendan Rodgers, el artífice del ‘Swanselona’ que ha enamorado a Inglaterra. Junto a él han llegado a Liverpool el rápido y móvil delantero italiano Borini (13 millones) y el arquitecto y distribuidor del Swansea Allen (19) para darle otro aire y otro estilo a los Reds. La apuesta por el fútbol veloz y de toque es clara y en ella parece no entrar Andy Carroll, el fichaje más caro de la era post-Torres. La torre de Gateshead sigue en Anfield a pesar de haber estado cerca de irse cedido al West Ham. Con Carroll, o sin él, el Liverpool buscará desandar el camino, hacer honor a su gloriosa historia y acercarse a los puestos de Champions League. Ganar la liga es una quimera, y más si tenemos en cuenta que hace 22 años que ningún capitán Red levanta una.