El West Brom hace añicos las intenciones del Liverpool

El conjunto de Brendan Rodgers, sin acierto y desbordado a partir de la expulsión de Agger, sucumbe dolorosamente (3-0) ante el orden y la pujanza de los baggies.

El West Brom hace añicos las intenciones del Liverpool
Zoltan Gera marcó el primer gol de los suyos para tumbar al Liverpool

El boceto de un nuevo Liverpool diseñado por el arquitecto Brendan Rodgers se quedó precisamente en eso, en un boceto en una servilleta de papel. 90 minutos que sirvieron para comprobar como la cabra siempre tira hacia el monte. Tratando de adoptar a marchas forzadas una idea de juego, tan excelsa como impropia históricamente de un su escudo, el Liverpool fue con el paso del tiempo dejando de ser una orquesta refinada de buen gusto por el balón para convertirse por momentos en la banda de la temporada pasada: débil en defensa, pesada sobre el césped y encima de todo, sin la pizca de suerte. Por el contrario, la aventura de Steve Clarke como manager se abre a lo grande, endosándole un 3-0 a su exequipo (fue asistente el pasado año con Dalglish) y tocando con mano de santo un equipo que busca el asentamiento definitivo en Premier League tras dormir en los brazos de Roy Hodsgon los últimos tiempos. 

El West Bromwich y el Liverpool son dos proyectos nuevos para la temporada que entra. Uno que continua con el molde del curso anterior, el de Clarke, aplicado en defensa con dos líneas de cuatro que cierran espacios a sol y a sombra, pero que a la vez, le autoobstruye sus opciones de contragolpe. Le pesó durante casi toda la primera parte, cuando los robos no se traducían en salidas rápidas para desarmar a los reds, sino de volver atrás para salir de la cueva. Llegaba a chorreones el West Brom, a base de empeño y con apreciable calidad en sus acciones tuvo sus mejores ocasiones en el inicio con disparos de Ridgewell y de Long.

El Liverpool era otra cosa. El sello de Rodgers empezaba a tener efecto. Posesión, movilidad, fluidez. Una obra poco representada en los del Merseyside. Con Leiva, Gerrard y el estreno de Joe Allen, al igual que de Borini, el juego asomaba a las inmediaciones de Foster. El que dominaba esa parcela no era otro que Luis Suárez. Genio con el balón en los pies, inventándose jugadas de la nada, cayendo a un lado y al otro. Tenía el mando del partido. Si hubiese enchufado todo lo que prometía, los 3 puntos volaban a Liverpool, pero perdonó hasta cinco veces y su ineficacia los condenaron. Pocas ganas tenía de perdonar Zoltan Gera, más bien de resarcirse tras una temporada entera en el dique seco por lesión. Volvió a la titularidad con el West Brom y a la salida de un corner engatilló un zurriagazo por el que poco pudo hacer Pepe Reina. El West Brom pegaba primero antes del descanso cuando más insistía el Liverpool.

El revés sufrido por los visitantes al descanso no era ni comparable a lo que se les venía encima luego. Salió de la caseta a arrinconar al West Brom siendo más profundos, pero lo que consiguieron fue quedar desarmados en defensa donde Agger y Skrtel, y un desatinado Lucas Leiva no eran suficientes para frenar a un West Brom que iba sintiéndose más agusto en el campo. Tanto que cuando Long le cogió las espaldas a los centrales, el central danés de los reds llegó tarde y cometió un penalti que consecuentemente provocó su expulsión. Y aunque Long lo falló y el Liverpool se repuso con 10, no pasaron ni cinco minutos hasta otro penalti torpe de Skrtel (de nuevo a Long) que sí transformaba Odemwingie. De ahí al final, borrón del Liverpool, mermado por la entrada y pronta salida de Joe Cole por lesión y al que solo salvó de la humillación Reina y The Hawthorns que pudo festejar un feliz regreso del fútbol a casa. Y una llegada, la de Lukaku que en veinte minutos insinuó lo que puede llegar a hacer este año. De momento ya ha estrenado su casillero, como el West Brom, a lo grande.

 

West Bromwich: Foster, Reid, Olsson, Mc Auley, Ridgewell, Mulumbu, Yacob, Morrison (Brunt 81´), Gera (Fortune 69´), Long (Lukaku 68´), Odemwingie.

Liverpool: Reina, Kelly, Skrtel, Agger, Glen Johnson, Leiva (Joe Cole 69´ [Carroll 78´]), Allen, Gerrard, Downing (Carragher 60´), Borini, Suárez.

Árbitro: Phil Dowd (ENG). Amonestó a Fortune (WBA) y a Glen Johnson, Luis Suárez, Leiva y Carroll (LIV). Expulsó por roja directa a Agger (LIV) y señaló dos penaltis a favor de los locales.

Incidencias: 1º Jornada de la English Premier League 2012/2013. Partido disputado en The Hawthorns (Birmingham) ante 26.039 espectadores.