Michu lidera la goleada del Swansea

El QPR cae derrotado por quinta temporada consecutiva en su debut liguero. Michu comenzó la goleada con un gol en los primeros minutos y marcó otro tanto al comienzo de la segunda parte. Dyer hizo otro doblete y Sinclair cerró la manita. El resultado puede resultar engañoso, porque a pesar de la goleada, el hombre más destacado de la primera parte fue el portero del Swansea, Vorm.

Michu lidera la goleada del Swansea
QPR
0
5
Swansea
QPR: Green; Onuoha, Anton Ferdinand, Clint Hill (Wright-Phillips, min. 63), Fabio da Silva; Taarabt, Park, Diakite (Derry, min. 85), Hoilett; Mackie, Cissé (Andrew Johnson, min. 76).
Swansea: Vorm; Range, Williams, Chico, Taylor; De Gúzman (Kemy Agustien, min. 69), Michu (Gower, min. 83) y Britton; Dyer (Scott Sinclair, min. 76), Graham, Routledge.
MARCADOR: 0-1, min. 7, Michu. 0-2, min. 52, Michu. 0-3, min. 62, Dyer. 0-4, min. 70, Dyer. 0-5, min. 80, Sinclair.
ÁRBITRO: Lee Probert. Amonestó a De Guzmán (min. 41), Diakite (min. 55), Fabio Silva (min. 57), Rangel (min. 62),
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera jornada de la Premier League, disputado en el Loftus Road.

Sin Rodgers y sin Allen, ambos en el Liverpool, pero con Laudrup en el banquillo y Michu en el césped. Así ha comenzado el Swansea la temporada. El equipo galés encaraba la segunda temporada en la Premier desde su último ascenso con el suspense de saber si aguantaría el ritmo, los buenos resultados y la propuesta de juego de las pasadas temporadas. En principio, la estrategia parecía estar asegurada con la llegada de Michael Laudrup, que ya ofreció un buen juego durante su etapa en el Getafe, un club que podría ocupar un estatus similar en la Liga española. Por si acaso, el histórico jugador se hizo acompañar de un jugador que en España marcó 15 goles con el Rayo Vallecano luchando por la permanencia, Michu, y que tan sólo costó 2 millones.

El reto era difícil. 38 partidos para demostrar que el Swansea puede sobrevivir a Brendan Rodgers. Y la primera piedra en el camino era grande: QPR. Nunca en la máxima categoría ha ganado el Swansea al QPR, cinco partidos, ni tampoco había ganado el club de Michu al QPR en las últimas 20 visitas al estadio que hoy visitaba. Pero tampoco Michu había jugado en la Premier. Todos los fantasmas han desaparecido en 90 minutos.

La manita endosada por el club galés al QPR puede engañar al lector. Es cierto que Michu marcó el primer gol de la liga en el minuto 7, desde fuera del área aprovechando un balón suelto entre Routledge y Dyer. Pero también es cierto que desde ese minuto hasta el descanso, el balón fue poseído por los jugadores del equipo londinense. Tres minutos después del gol, es otro español quien salva el balón apunto de entrar en la línea de gol, Chico. El tiro había sido de Hoilett, que acechó la portería de Vorm con gran peligro. En el 13 volvió a rozar el empate, con un zurdazo al palo largo desde la banda derecha. El Swansea no conseguía armar jugada y el QPR seguía funcionando con rapidez. Vorm seguía deteniendo tiros de Cissé y cuantos se atrevían a disparar, que siempre se mostró seguro, a excepción de algunos balones que logró atrapar en dos tiempos. El propio Hoilett remató un centro largo de Fabio desde el centro del campo y picandola por encima de Vorm, se marchó fuera.

A cinco minutos del descanso, la dinámica comenzó a cambiar. De Gúzman disparaba a puerta un lanzamiento de falta que Green despejaba a córner con grandes reflejos, tras ese saque de esquina, Chico remataba al palo. Sólo tres minutos después, en otro córner, otro palo. Esta vez era Michu el que remataba al larguero y el balón iba a parar a Chico, que apunto estuvo de marcar pero el balón fue despejado.

En la segunda parte se esperaba que los locales volvieran a dominar el balón y conseguir el empate, sin embargo, nada de eso ocurrió y poco a poco desapareció cualquier asomo de remontada. No sólo por el segundo gol, golazo, de Michu, el 0-2 fue más bien la puntilla a esa sensación. Routledge le ponía el balón al hueco al asturiano, que lo recogía y lo colaba cerca de la escuadra.

Y ahí se puede decir que acabó el partido, el QPR continuó las embestidas pero era el típico partido en el que al rival le sale todo bien y al propio se le van los balones cerca de los pies del equipo contrario. En el 62, Dyer hacía el 0-3 también a asistencia de Routledge, que sumó su segunda asistencia. En el 69 salía Agustien, que se empapaba del optimismo del equipo y le daba una asistencia a Dyer para que sumara su segundo gol e igulara a Michu como máximo goleador del equipo.

Dyer y Michu serán dos de los hombres del equipo esta temporada. No sólo por los goles, mientras Dyer aporta velocidad por las bandas, Michu es su contrapunto en el medio campo. El asturiano canaliza correctamente por cada espacio los balones que recupera la defensa y pide calma a sus compañeros si ve que se precipitan, como en la primera parte, cuando al dominio del QPR se sumaba las prisas del Swansea en lanzar un rápido contraataque que echaba todos los balones a perder.

Finalmente, en el 90 cerraba la manita Scott Sinclair, que jugó a pesar de ser duda durante el día. Con este gol, el Swansea se encarama al liderato de la clasficación a falta de que jueguen los favoritos, City, United y Chelsea.