Sufrida victoria del West Ham en Loftus Road

El equipo de Allardyce gana al QPR y se aúpa a la séptima posición de la Premier. Los “Hoops” quedan últimos con dos puntos. Jarvis y Vaz Tê marcaron en la primera parte pero Taarabt metió a los suyos en el partido en la segunda parte.

Sufrida victoria del West Ham en Loftus Road
Vaz Tê celebra el segundo gol del West Ham
QPR
1
2
West Ham
QPR: Júlio César, Onuoha (Hoilett, min.84), Mbia, Nelsen, Hill, Granero, Faurlin, Wright-Phillips (Taarabt, min.56), Park Ji-Sung (Diakité, min.56), Cissé, Zamora.
West Ham: Jääskeläinen, Demel, Collins, Reid (Tomkins, min.23), O'Brien (McCartney, min.35), Diamé, Noble, Nolan, Vaz Tê, Jarvis, Cole (Carroll, min.72)
MARCADOR: 0-1, min. 3, Jarvis. 0-2, min. 36, Vaz Tê. 1-2, min. 57, Taarabt.
ÁRBITRO: Mark Clattenburg (Tyne and Wear). Amonestó a Diamé (min. 39), Noble (min. 45 + 5), Taarabt (min. 57), Diakité (min. 58), McCartney (min. 62), Jääskeläinen (min. 68), Cole (min. 69), Nolan (min. 69), Diakité (min. 75), Collins (min. 78) y Tomkins (min. 90 + 3). En el minuto 75 expulsó a Diakité por doble tarjet amarilla.
INCIDENCIAS: Último partido de la sexta jornada de la Premier League en Loftus Road.

El encuentro partía con la necesidad imperiosa de los locales por conseguir una victoria. Ya son seis jornadas y todavía no han ganado. Los visitantes, por su lado, optaban a seguir en la parte media alta de la clasificación antes de que empiecen a llegarle rivales de la parte alta.

Allardyce volvió a confiar en los mismos hombres que en los últimos dos partidos con la excepción de Taylor que no consiguió recuperarse a tiempo de su lesión. Por el otro lado, Hughes volvía a alinear una defensa diferente (van cinco distintas en seis partidos). Las lesiones le obligaron a ello. Por delante de dicha línea estuvieron los de casi siempre.

Nada más empezar el choque, a los tres minutos, el West Ham golpeó la línea de flotación del QPR. La novedad del once visitante marcaba su primer gol con la camiseta del West Ham. Todo empezaba de manera inmejorable para los “Hammers”. La primera parte fue de color burdeos y azul celeste pero los Rangers tuvieron sus opciones. Cissé fue el jugador más insistente y probó disparos de todo tipo pero no consiguió su objetivo. Mientras tanto, Sam Allardyce se veía obligado a cambiar a Reid y O’Brien por lesión. En el minuto 23 tuvo que entrar Tomkins y tan sólo doce minutos después McCartney.

Jääskeläinen, sin excesivos problemas mantenía a su equipo por delante con alguna parada de mérito. Así se llegó al minuto 36. Un córner se convirtió en un barullo dentro del área. La pelota fue despejada a banda y Tomkins la recogió, la centró milimétricamente y Vaz Tê remató de forma acrobática para hacer el segundo de su equipo. Ninguno de los dos llegaba de manera clara pero cuando lo hacían sólo el West Ham supo resolver de manera correcta.

Llegó el descanso y la afición visitante se las prometía muy felices. El resultado daba pie a ello pero la segunda parte fue otro cuento. Aunque el West Ham comenzó dominando, la entrada de Adel Taarabt cambió el choque y cuando sólo llevaba un minuto en el campo se sacó un golazo de la chistera que devolvía, de lleno, al QPR al partido. Los locales empezaron a apretar más y Jääskeläinen, esta vez sí, tuvo que emplearse a fondo sacando disparos de Granero y sobretodo de Cissé.

Cuando peor lo estaban pasando los visitantes y más cercano parecía el empate el partido volvió a cambiar. Diakité fue expulsado por doble amarilla a los 19 minutos de haber entrado al campo. A partir de entonces, Noble, Diamé y Nolan pudieron manejar más a gusto el medio del campo aunque no por ello dejó de recibir sustos el West Ham. Cissé en el 89 y Faurlin en el 92 hicieron que el portero rival se ganase el sueldo. Dos tremendas paradas del finlandés hicieron que su equipo se llevase los tres puntos de Loftus Road.

El West Ham se mantiene en la parte media-alta de la tabla y el QPR se hunde en el último puesto. Los de Hughes todavía no han ganado un partido y el tiempo pasa. Todavía no es demasiado tarde pero no deberían dejarlo pasar mucho más tiempo.