El "Spanish Swansea" logra la victoria frente al Wigan

El Swansea City de Michael Laudrup se ha impuesto al Wigan de Roberto Martínez gracias a los tantos de los españoles Pablo Hernández y Michu. Boyce acortó distancias para el Wigan. Buena segunda mitad de los locales que consiguen la segunda victoria de la temporada en el Liberty Stadium.

El "Spanish Swansea" logra la victoria frente al Wigan
Swansea
2
1
Wigan
Swansea: Vorm; Rangel, Chico, Williams, Davies; Routledge, De Guzmán (Graham, min. 83), Ki, Britton, Pablo Hernández (Dyer, min. 73); Michu.
Wigan: Al Habsi; Caldwell, Figueroa (Watson, min. 70), Ramis; McCarthy, McArthur (Boselli, min. 83), Boyce, Beausejour; Maloney, Kone, Di Santo (Jordi Gómez, min. 83).
MARCADOR: 1-0, min. 65 Pablo Hernández; 2-0, min. 67 Michu; 2-1, min. 69 Boyce.
ÁRBITRO: Mike Jones. Amonestó a Rangel (min. 76) y Ki (min. 85) por parte de los locales y a Beausejour (min. 74), Maloney (min. 90) y Jordi Gómez (min. 90+4) por los visitantes.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 8ª jornada de la Premier League disputado en el Liberty Stadium (Swansea, Gales).

Se presentaba el Wigan en el Liberty Stadium, para disputar el partido frente al Swansea, ante un ambiente muy enrarecido por la polémica surgida entre semana en el seno del club galés. Polémica surgida a raíz de la supuesta rebelión de las "vacas sagradas" del vestuario a los métodos de entrenamiento del técnico danés Michael Laudrup. Con estos preliminares Laudrup optó por variar su alineación y reforzar el centro del campo metiendo un hombre más en la línea de creación y dejando a Michu como único punta. Esta variación táctica permitió tener más control del juego por parte de los locales aunque a cambio perdió mordiente en el ataque. El asturiano Michu tuvo que desempeñar un papel diferente al que estaba acostumbrado siendo la única referencia arriba.

Tras unos primeros minutos de tanteo por parte de ambos equipos, el Swansea empezó a generar ocasiones de peligro, casi siempre a cargo de Michu. En el ecuador de la primera mitad, el Wigan comenzó a adueñarse de la pelota, se sucedieron las oportunidades para los hombres de Roberto Martínez pero el gol no llegaba. El chileno Beausejour era un constante peligro para la defensa del Swansea.

En la segunda mitad cambió la tónica del partido. Los locales salieron decididos a llevarse la victoria y se volcaron al área de Al Habsi. Pablo Hernández y Routledge empezaban a crear peligro con sus internadas por banda mientras que Britton y Ki se animaban con disparos desde la frontal. Por su parte el Wigan esperaba su oportunidad lanzando algún contragolpe por medio del exlevantinista Kone. Tanto dominio local tuvo su recompensa. Una gran jugada de Routledge, que se marchó de su par con un autopase en banda izquierda, acabó en las botas de Pablo Hernández y el español a la media vuelta anotó el primer tanto de su equipo. Apenas un par de minutos después Michu aumentó la ventaja para el Swansea adelantándose a su marcador y cabeceando en el primer palo un saque de esquina botado por De Guzmán. Sin tiempo para demasiadas celebraciones, el Wigan acortó distancias con un remate acrobático desde el punto de penalti de Emmerson Boyce

Con ventaja en el marcador para el Swansea, los últimos minutos de partido fueron un monólogo del Wigan. El Swansea se echó para atrás y a punto estuvieron de pagarlo. Kone, Di Santo y Malonely tuvieron ocasiones para lograr la igualada pero en ocasiones Vorm, la defensa y otras veces su propia falta de puntería hizo que el resultado ya no se moviera. 

Esta victoria deja al Swansea en mitad de tabla con 11 puntos, rompe una mala racha de resultado donde no ganaba desde la segunda jornada y parece que calma el extraño ambiente que se respiraba estas últimas semanas. Mientras, el Wigan continúa en los puestos bajos de la clasificación con tan sólo 5 puntos.