El United finalmente se llevó los tres puntos de Stamford Bridge

Después de una racha de diez partidos sin poder vencer al Chelsea en Stamford Bridge, en el día de hoy el Manchester United logró ganarle al equipo de Roberto Di Matteo por 3-2 tras un vibrante partido, donde sin dudas no faltaron protagonistas. (Foto: AS.com)

El United finalmente se llevó los tres puntos de Stamford Bridge
Chelsea
2 3
Manchester United
Chelsea: Cech (c); Ivanovic, Cahill, David Luiz, Cole; Ramires, Mikel; Mata (Bertrand 71), Oscar (Azpilicueta 65), Hazard (Sturridge 81); Torres.
Manchester United: De Gea; Rafael, Ferdinand, Evans, Evra (c); Valencia, Carrick, Cleverley (Hernandez 64), Young; Rooney (Giggs 73); Van Persie.
MARCADOR: 0-1, min. 3, Luiz (en contra). 0-2, min. 11, Van Persie. 1-2, min. 43, Mata. 2-2, min. 52, Ramires. 2-3, min. 74, Hernandez.
ÁRBITRO: Mark Clattenburg. Amonestó a Rooney (min. 43), Valencia (min. 91), Obi Mikel (min. 75). Expulsó a Branislav Ivanovic (min. 62, roja directa) y a Fernando Torres (min. 65, doble amarilla).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada de la Barclays Premier League de Inglaterra, disputado en Stamford Bridge, Londres, Inglaterra. 41,644 espectadores.

El Chelsea y el Manchester United se citaron una vez más en Stamford Bridge para mostrarle al público inglés y mundial un partido de primer nivel. En esta ocasión, como parte de la novena jornada de la Barclays Premier League de Inglaterra, ambos equipos lucharon por llevarse los tres puntos para afianzar sus puestos en lo más alto de la tabla. 

Por un lado, el Chelsea buscaba ampliar su ventaja por sobre el Manchester United y el Manchester City, mientras que el Manchester United buscaba no alejarse del Chelsea ni ceder el espacio al Manchester City. Luego de los noventa minutos en Londres, el United fue quien logró su objetivo con tres tantos a su favor por sobre dos del Chelsea.
 
Un comienzo arrollador
 
Ambos equipos tenían bajas importantes, por ejemplo, el Chelsea sin Frank Lampard ni John Terry. Pero los entrenadores tomaron las decisiones correctas y pusieron a dos equipos muy fuertes en el campo de juego.
 
El comienzo del partido fue mucho mejor para los visitantes, ya que luego de algunos intentos del Chelsea por llegar al área del United, los 'Red Devils' se pusieron en ventaja a los 3 minutos del partido. Robin Van Persie, ex-Arsenal y viejo conocido del Chelsea, encabezó una muy buena jugada del United, rematando hacia el arco local. El balón impactó en uno de los postes de la portería, saliendo en dirección al centro de área, pero en su trayectoria se encontró con el cuerpo de David Luiz, quien no pudo hacer mucho para cambiar la situación y el balón tras el impacto con el defensor ingresó al arco de Cech.
 
Otra vez el Chelsea, al igual que frente al Shakhtar por la Champions League, volvía a sufrir por un gol tempranero. De todos modos, el equipo londinense no perdió la motivación y siguió intentando, sobre todo con dos buenas acciones entre Fernando Torres y Oscar, pero no se lograron concretar. Cuando el Chelsea menos lo esperaba, el United volvía a golpear. A los 12 minutos del partido, subiendo por la izquierda tras ganarle a Ashley Cole, Valencia envió un centro bajo al medio del área, donde se encontró con Van Persie. El holandés no dudó en impactar el balón casi desde el piso, enviándolo al fondo del arco de Petr Cech y poniendo a los visitantes 2-0 arriba.
 
David Luiz vs Robin Van Persie
 
Ante la ausencia de John Terry, David Luiz junto con Gary Cahill se encargaron del centro de la defensa, acompañados por Branislav Ivanovic y Ashley Cole. Pero sin dudas la rivalidad que hubo entre David Luiz y Robin Van Persie fue notable, debido a que el delantero del Manchester United no fue un objetivo fácil de marcar para el defensor del Chelsea, además de que algunos intercambios de palabras y choques físicos se dieron entre los jugadores. Sin embargo, el árbitro logró controlar al dúo antes de tener que mostrarles tarjetas.
 
Juan Mata, el dueño del tiro libre
 
Durante la primera media hora de juego, el Chelsea presentaba dificultades para concretar sus ataques, mientras que la defensa del United se mostraba muy atenta y conectada con el juego para realizar las intervenciones necesarias. Pero el Chelsea no estaba decidido a dejarse sobrepasar por los visitantes, y dentro de los 35 minutos del juego comenzó a demostrar su mejor movimiento en el campo de juego.
A los 35 minutos, Evans estuvo muy cerca de anotar un gol en su propia meta luego de un remate del Chelsea que impactó en el poste y casi se mete dentro del arco rival. Instantes más tarde, De Gea mostró sus reflejos al despejar casi sobre la línea un remate de cabeza de Gary Cahill y otro de Fernando Torres.
 
Pero finalmente, luego de encerrar al Manchester en su área, Juan Mata logró concretar de tiro libre el descuento para el Chelsea. Ante el área repleta de jugadores azules y rojos, el español logró enviar el balón por encima y depositarlo en una zona del arco donde De Gea no pudo llegar.
 
El empate llega desde el vestuario
 
El Chelsea volvió para el segundo tiempo mucho más decidido, luego de haber terminado el primer tiempo jugando muy bien y teniendo la posesión del balón a su favor. Juan Mata, Fernando Torres y Oscar seguían destacándose en el comienzo del segundo tiempo, e inclusive en la jugada del empate.
 
Luego de varios intentos del Chelsea por vencer a De Gea en el arco, como producto de varios rebotes y despejes, el balón cayó a los 53 minutos en los pies de Oscar, quien no dudó en mirar hacia el centro del área y enviar un centro. El brasileño encontró a su compatriota Ramires, quien saltó, le ganó a la marca y anotó de cabeza el segundo gol del Chelsea para nivelar finalmente el resultado. Aunque también hay que destacar que, minutos más tarde, el Chelsea tuvo muy buenas oportunidades para ponerse en ventaja, pero una gran actuación de De Gea en el arco salvando hasta con los pies evitó la victoria del Chelsea.
 
El papel del árbitro
 
En medio de ocasiones para unos y para otros, el árbitro del partido, Mark Clattenburg, tuvo que ponerse en acción para controlar a las partes. A los 43 minutos amonestó a Wayne Rooney y dos minutos más tarde a Fernando Torres, pero aún quedaban tarjetas por mostrar.
 
A los 62 minutos, Clattenburg mostró la primera tarjeta roja del partido. Branislav Ivanovic, defensor del Chelsea, fue el que la tuvo que padecer luego de una falta sobre Ashley Young cuando el jugador visitante se dirigía solo al área del Chelsea. A raíz de esto, Di Matteo sacó a Oscar del campo de juego y dejó ingresar a Cesar Azpilicueta. Pero esto no terminaba acá, ya que a los 65 minutos del partido, tras una falta recibida por Fernando Torres, el árbitro interpretó que el español estaba exagerando la acción y decidió mostrarle la segunda tarjeta amarilla, dejando al Chelsea con otro jugador menos.
 
Juan Mata se retiró del campo de juego, dejándole su lugar a Ryan Bertrand, que ni bien ingresó tuvo su primera intervención cortando una buena jugada del United que prometía ser el gol de la ventaja. Aunque esto no tardó en llegar, ya que con el ingreso de Javier Hernández al partido se pudo concretar. 
 
La defensa del Chelsea, con Petr Cech como protagonista, había logrado despejar sobre la línea un claro tanto del United gracias a Van Persie, pero el despeje no fue muy bueno. El balón cayó frente a Rafael, quien intentó asistir a Hernández que se encontraba regresando del fuera de juego, y el jugador no dudó en desviar la trayectoria del balón y anotar el 3-2 para el United. Efectivamente Hernández se encontraba en fuera de juego, pero el línea del partido no levantó la bandera para anular el gol.
 
El Chelsea no se rinde, pero el United vence
 
Con dos hombres menos, el resultado en su contra y un equipo diferente al que comenzó el partido, el Chelsea no aflojó en la lucha por el empate y siguió intentando marcar un nuevo tanto. Eden Hazard y Ramires tuvieron buenas oportunidades, aunque también por parte de United se pudo ver a Hernández y a Valencia perdiendo dos buenas jugadas para sentenciar el partido.
 
A pesar de los cinco minutos agregados, poco quedaba por hacer para ambos equipos. El pitido final llegó y el Manchester United terminó llevándose la victoria y los tres puntos de Stamford Bridge, aunque el Chelsea continúa en la punta y ahora piensa en el próximo partido frente al Manchester United, también en casa, pero por la Capital One Cup, esperando que la fortuna esté a su favor.