El Tottenham vence al Swansea y se sitúa en puestos Champions

Victoria importante del Tottenham ante un rival siempre incómodo. Los locales vencieron merced a un tardío gol de Vertonghen. El partido fue muy igualado, y los minutos finales fueron de infarto.

El Tottenham vence al Swansea y se sitúa en puestos Champions
Tottenham
1 0
Swansea
Tottenham: Lloris, Walker, Gallas, Vertonghen, Naughton, Lennon, Sandro, Dembele (Parker, min.92), Dempsey (Sigurdsson, min.70), Adebayor (Townsend, min.72), Defoe.
Swansea: : Tremmel, Tiendalli, Chico, Williams, Davies, Britton, Ki (Moore, min.75), Dyer (Graham, min.87), De Guzman (Agustien, min.60), Routledge, Michu.
MARCADOR: 1-0, Vertonghen (min.75)
ÁRBITRO: Mike Dean, amonestó a Dyer (min.15), Dembele (min.54), De Guzmán (min. 56), Chico (min.81), Defoe (min.94) y Livermore (min.96)
INCIDENCIAS: 36,000 espectadores en White Hart Lane. Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Premier League.

Partido muy emocionante en Londres, donde el Tottenham consiguió la victoria que les aúpa al tercer puesto de la tabla igualando con sus rivales del Chelsea. El partido fue muy emocionante hasta el final, con ocasiones para los dos, pero más claras para los locales que finalmente merecieron la victoria.

Partido entre dos conjuntos de la zona media alta de la competición inglesa. El Swansea vio frenada su racha gloriosa frente al Norwich en su feudo, al caer por un sorprendente 3-4. El Tottenham por su parte miraba los puestos de Champions como objetivo, pudiendo igualar con el Chelsea en la tercera plaza en caso de victoria.

El partido contaba con una baja importantísima como la de Gareth Bale para los locales. Defoe y Adebayor formaban juntos arriba, situación que se ha dado muy poco este año, ya que a Villas-Boas le gusta jugar con un solo punta y con Dempsey por detrás. El Swansea tenía las bajas de dos españoles: tanto Ranjel como Pablo Hernández estaban fuera de la convocatoria. Michu formaba en solitario en punta. Alucinante lo que está haciendo el asturiano esta temporada por tierras inglesas.

El partido comenzó con la posesión para el equipo visitante. El Swansea se ha convertido en una referencia en cuanto a estilo de juego esta temporada, con Laudrup agigantando lo ya conseguido por Rodgers. De todos modos, el Tottenham se fue imponiendo poco a poco, sin ocasiones claras, pero con un penalti que bien pudo señalar el colegiado por manos de un defensor del equipo visitante.

El equipo local se hizo con el juego y llegó un aluvión de juego, sobre todo por el lado derecho con Lennon, que dispuso de un par de tiros peligrosos, y con Walker. El Swansea salía más por el otro costado con Dyer como referencia. A punto estuvo Michu de sorprender a Lloris por alto, pero el internacional francés se rehízo a tiempo y mandó el balón por encima del larguero. Se llegaba así a la conclusión del primer acto.

El Tottenham siguió acaparando las ocasiones en el segundo tiempo, con Dembele intentándolo de fuera del área. El partido se abría dado que el Swansea buscaba las contras y la espalda a la defensa Spur.

Finalmente llegó el ansiado gol para los locales. Una falta botada desde un costado llegó a Vertonghen tras la inoperancia defensiva visitante a la hora de despejar el balón, y voleó a la red con su pierna mala, la diestra. Ponía así un 1-0 que se antojaba justo.

Tras el gol, el Tottenham no dio un paso atrás, sino que parecía el equipo que estaba más cerc de marcar. Vertonghen estuvo a punto de firmar un doblete en un saque de falta que, desviado por la barrera, se marchó a corner por poco. El Swansea intentó estirarse al final, pero los locales contragolpeaban con peligro. Tremmel tuvo que salvar un mano a mano con Defoe. Los 5 minutos de añadido no gustaron en la grada, si bien trajo una gran noticia para los locales, con la vuelta de Scott Parker a los terrenos de juego tras una larguísima lesión que arrastraba desde la temporada pasada. El Swansea se dedicó a colgar balones al final, con una polémica jugada, donde Lloris impactó sus puños en la cabeza de Michu, quedando éste tirado en el suelo. El árbitro no paró el juego cuando estaba claro que se trataba de una jugada peligrosa. Finalmente vicoria del Tottenham que se mete en zona Champions.