Tablas en la épica batalla por la tierra media de la tabla

Parma y Fiorentina lograron un empate con sendas remontadas que les sirve a ninguno en la lucha por llegar a la zona tranquila de la clasificación.

Tablas en la épica batalla por la tierra media de la tabla
Parma
2
2
Fiorentina
Parma: Mirante; Zaccardo, Paletta, Ferrario (Valiani, min. 76), Jonathan; Valdes, Mariga, Galloppa (Morrone, min. 89), Modesto; Giovinco, Okaka (Biabiany, min. 74).
Fiorentina: Boruc; Camporese (Cerci, min. 58), Natali, Nastasic, Cassani; Behrami, Montolivo, Pasqual, Lazzari; Vargas, Amauri (Marchionni, min. 81).
MARCADOR: 1-0, min. 27, Okaka. 1-1, min. 61, Nastasic. 1-2, min. 70, Cerci. 2-2, min. 86, Giovinco.
ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA) Amonestó a: Valdes (min. 46), Behrami (min. 85), Pasqual (min. 85), Nastasic (min. 89), Morrone (min. 92), Boruc (min. 94).
INCIDENCIAS: Encuentro aplazado disputado en el Estadio Ennio Tardini de la ciudad de Parma perteneciente a la vigésimo tercera jornada de la Serie A italiana.

Parma y Fiorentina disputaban en la tarde de hoy el encuentro aplazado de la jornada 23 que tenían pendiente. Ambos llegaban con la necesidad de puntuar para intentar llegar a la zona tranquila de la tabla y poder olvidarse de los equipos que van tras ellos.

El encuentro comenzó con el equipo local mandando sobre el cuero, aplicando un ritmo de juego rápido y llegando a las cercanías del área de Boruc pero sin lograr demasiado peligro en un comienzo.

Poco a poco, la insistencia por parte del Parma hacía que las ocasiones empezaran a ser más claras llegando al culmen en el minuto  28, cuando Okaka transformaba en gol un grandísimo pase de Giovinco.

Tras el gol, el encuentro continuó de igual manera, con el Parma dominando pero con un Fiorentina que ahora sí, a la contra, intentaba crear peligro también ya que la derrota le dejaba en una mala situación.

Tan solo dos ocasiones más de Okaka hicieron que se rompiera la tranquilidad de la primera parte, a la que con el resultado de 1-0 se llegó al descanso.

Muy diferente sería la segunda parte

De diferente manera comenzó la segunda, con un Fiorentina mucho más metido en el partido y con una intensidad no vista en ningún momento de la primera parte. Empezaron rápidamente a dominar el balón y sobre todo a hacer que el Parma se retrasara por la rápida recuperación del balón por parte de los “violas” y sus ataques continuos.

A los 13 minutos de la segunda parte, el Fiorentina introdujo su primer cambio ofensivo sustituyendo a Camporese y dando entrada al delantero italiano Alessio Cerci.

Tan solo un minuto después, en el 14 de la segunda parte, el defensa del Fiorentina Nastasic remataba de cabeza a gol una falta sacada por Vargas que colocaba el empate a uno en el luminoso del  Ennio Tardini.

Inmediatamente el Parma dio entrada al francés Biabiany para buscar una más rápida transición del balón que pudiera desmoronar la defensa “viola” pero fueron estos los que volvieron a pegar un golpe sobre el marcador.

Corría el minuto 26 de la segunda parte cuando Cerci hacía el 1-2 para su equipo tras hacer un gran remate de nuevo tras una asistencia de Vargas. El Fiorentina se colocaba por delante en el marcador sin apenas merecerlo, pero consiguiendo en ese momento tres valiosísimos puntos.

A partir de este momento, el Parma, que no podía permitirse la derrota, se lanzó con todo hacía el área de su rival para intentar al menos el empate pero una jugada tras otra se chocaba contra la buena defensa de los de Florencia.

Nicola Rizzoli se erigió como protagonista del encuentro

El tiempo se acababa y parecía que los puntos volarían de la ciudad de Parma pero fue entonces cuando el colegiado  Nicola Rizzoli comenzó a ser el protagonista de la tarde-noche italiana.

En el minuto 40 de la segunda parte, cuando el Parma estaba abocado a morir, el colegiado sancionó un muy riguroso penalti de Cassani sobre Giovinco.

Fueron varias las tarjetas amarillas que sacó en ese momento ante las comprensibles protestas del equipo visitante. Tras unos minutos de tangana y de empujones, Giovinco se dispuso a lanzar el definitivo penal.

No falló el hombre referencia del Parma y rescataba así un punto muy valioso para los intereses de su equipo.

En los minutos finales, de nuevo el colegiado Rizzoli se erigió como protagonista. Tras una entrada de Nastasic, el colegiado optó por amonestar a Behrami, lo que para el suizo era su segunda tarjeta, por lo que el colegiado le mostró a continuación la tarjeta roja que hacía que el suizo se fuera a los vestuarios antes de tiempo. Todo el Fiorentina montó en cólera y se dispuso a protestar al colegiado, que tras consultar con sus ayudantes, decidió retirar la tarjeta y sancionar a Nastasic, quien si había cometido la infracción.

Tras la tormenta, llegó la calma

Tras estos minutos de confusión, el cuero volvió a rodar para que los dos equipos se disputaran la victoria en los 5 minutos finales. Fue en ellos cuando el Fiorentina dispuso de una gran ocasión para llevarse los 3 puntos tras un gran contraataque guiado por Cerci, que tras pasar el balón a Lazzari y dejarlo solo ante Mirante defendiendo su portería, lanzó el balón fuera echando por la borda las últimas aspiraciones de su equipo.

El empate final a dos goles no sirve a ninguno de los dos equipos, quedándose el equipo local en la decimosexta posición de la tabla tan solo 5 puntos por encima de los puestos de descenso.

Por su parte, el Fiorentina consigue un punto a domicilio que lo coloca en la decimosegunda posición de la tabla con 32 puntos, en plena zona media de la tabla.