AC Milan 2011/2012: un año por la borda

Se esperaba luchar por los tres títulos importantes, tras haber conquistado el título con el que se inició el fútbol en la temporada italiana. Sin embargo, la Juventus y el todopoderoso FC Barcelona acabaron con el sueño de un posible triplete. El regreso a los campos de Cassano tras sus problemas cardiacos, la retirada de Inzaghi y el premio a Ibrahimovic como máximo goleador de la Serie A fueron las buenas noticias de un año milanista para olvidar.

AC Milan 2011/2012: un año por la borda
Inzaghi, Nesta y otros veteranos dicen adiós al club rossonero este verano

La temporada ilusionante del AC Milan empezaba en el Estadio Nacional de Pekín, allá por el mes de Agosto. Los dos clubes de la ciudad de Milán se enfrentaban por el título de la SuperCopa Italiana (que se está disputando fuera del país en los últimos años). El partido comenzó siendo para los pupilos de Gasperini, pero luego Ibrahimovic y KP Boateng le dieron la vuelta al partido. El club rossonero había terminado la temporada anterior ganando el Scudetto ante todo pronóstico, comenzó la siguiente también conquistando el primer título de la temporada y así afrontar el curso con muchos ánimos.

El comienzo de la liga fue un poco tumultuoso. Las derrotas ante Napoli o Juventus en los primeros encuentros hicieron que el club lombardo se alejara un poco de la cabeza de la tabla, pero 10 victorias en los doce siguientes partidos devolvieron al club a la zona noble, de la que no salió en hasta el final de la liga (aprovechando el bajón de la Juventus en los primeros meses del 2012 para colocarse líder). El club se reforzó en verano con futbolistas como Aquilani, Taiwo (que salió en el mercado de invierno), Mexés, Nocerino o el joven El Shaarawy. De los nuevos, solo el ex futbolista del Palermo tuvo un papel importante y se consiguió meter fijo en el equipo titular. 

La capacidad atacante del club entrenado por Allegri era más que clara. El juego no era vistoso, pero tenían varias ocasiones a lo largo de los partidos y siempre alguna entraba. En ese aspecto destacó claramente el goleador de la Serie A de esta temporada, Zlatan Ibrahimovic, que terminó el curso con 26 goles anotados. Las alineaciones de Allegri tenían casi siempre el mismo esqueleto. Abbiati, Thiago Silva, Nocerino e Ibra formaban la línea principal de los onces del club. 

A lo largo del año también ha tenido muchos problemas. Hubo partidos en los que se notó la baja de Pirlo claramente. El juego milanista no pasaba por el mediocampo, ya que no había un hombre que organizara el juego de ataque. Al contrario, contaba con mucho músculo. Jugadores como Nocerino o Kevin Prince Boateng se encargaban de asistir a los futbolistas que ocupaban la delantera. Las lesiones de Pato (casi inédito y sin importancia alguna dentro del rendimiento del equipo este año), los problemas cardiacos de Cassano, la baja forma de Robinho, etc. Muchos problemas físicos hicieron que,Allegri no pudiera contar con todos sus efectivos al 100% durante gran parte del curso 2011/2012. 

En Europa el tema fue algo diferente. Les tocó un grupo en el que tenían claras posibilidades de pasar de ronda. Junto con el FC Barcelona (vigente campeón y máximo favorito en esta edición), el Milan tendría como rivales al Viktoria Plzen checo y al BATE Borisov bielorruso. Sus opciones eran claras. Su objetivo era clasificarse y lo hicieron como segundos de grupo, por detrás del Barça, plantándole cara al campeón en los dos encuentros, sacando, por ejemplo, un empate del Camp Nou. En la siguiente ronda tuvo lugar, quizás, el mejor partido de la temporada del AC Milan. Se enfrentaba al Arsenal de Arsene Wenger en los Octavos de Final del máximo torneo continental. El encuentro terminó 4-0, con dos goles de Robinho y otros de Boateng e Ibrahimovic. La vuelta, sin embargo, pudo causar una gran catástrofe. El encuentro se puso 3-0 para los ingleses en el Emirates e incluso pudo haber otros goles más del lado gunner, pero al final el club londinense se quedó a un gol de empatar la eliminatoria. El sueño milanista terminó en Cuartos de Final. Sin Thiago Silva y con Pato algo tocado, el rival que deparó el sorteo fue, otra vez el FC Barcelona. Tras un empate 0-0 en la ida. La vuelta estuvo apunto de ser una sorpresa, ya que durante varios minutos la eliminatoria se decantó para el lado italiano. 

Roto el sueño del posible triplete por la eliminación de la Champions League, el AC Milan debía luchar por Liga y Copa. Pero en estas dos competiciones tendría un rival muy duro. La Juventus de Antonio Conte truncó las posibilidades rossoneras en ambos torneos. En la liga les sacaron 4 puntos de ventaja (polémicas aparte), llegando a estar igualados durante la mayoría del torneo. En Copa se enfrentaron en semifinales y los bianconeros pasaron con un gol en los últimos minutos del partido de vuelta.

Futuro lleno de espectativas 

Para la nueva temporada, la directiva del AC Milan ha decidido renovar gran parte de la plantilla. Inzaghi se retira del fútbol profesional a los 38 años. Nesta, con 36 años abandonará también la plantilla milanista para firmar por la Juventus. Otros veteranos ilustres que abandonarán el club o que tienen muchas opciones de no continuar son el portero Abbiati, Zambrotta (con probable destino en la Major League Soccer) y Seedorf, que puede que termine jugando en Brasil, país de nacimiento de su esposa y competición que lleva dos años intentarlo ficharle (tras el interés que suscitó en él el Corinthians cuando Roberto Carlos jugaba allí). Por otra parte, y tras muchos rumores que colocaban a Fabio Capello, Marco Van Basten o Spalletti en el banquillo, al final Massimiliano Allegri continuará en el banquillo en el que sería su tercera temporada como entrenador rossonero. 

Los rumores de fichajes son muy comunes a estas alturas. Solo hay una llegada confirmada al 100%, que es el del fichaje del jugador de la Fiorentina Riccardo Montolivo, que se convierte en la primera cara nueva de la próxima temporada (junto con Didac Vilá, que podría quedarse en el primer equipo la temporada que viene y no salir cedido de nuevo). Además, suenan muchos nombres para reforzar al equipo. Desde el portero del Santos Rafael Cabral, el mediocampista también brasileño Ganso (tentado y casi fichado el verano pasado) o los delanteros del City Tévez y Balotelli son otros de los nombres que suenan para reforzar a la primera plantilla. Otros futbolistas como el alemán Merkel podrían irse incorporando gradualmente a la disciplina del primer equipo, entrando en las convocatorias y disputando los minutos necesarios si la situación lo requiere.