Pescara y Atalanta empezarán la liga con dos puntos menos

Bergamascos y blanquiazules deberán comenzar la Serie A 2012-2013 con un saldo negativo de dos puntos. La Comisión Disciplinaria de la Federación Italiana ha impuesto esta sanción a los clubes por su implicación en el Calcioscommesse, el escándalo de apuestas ilegales que salpica al fútbol del país. Otros 19 equipos de categorías inferiores también han sido castigados.

Pescara y Atalanta empezarán la liga con dos puntos menos
Cristiano Doni, uno de los máximos implicados en el escándalo, cuando jugaba en el Atalanta. AP

La vuelta del Pescara a la máxima categoría del fútbol italiano, dos décadas después, será más dura de lo esperado. La Comisión Disciplinaria ha decidido que el equipo recién ascendido arrancará en Serie A con -2 puntos, al considerarle parte implicada en uno de los partidos amañados que se investigan en el proceso contra las apuestas ilegales que está sacudiendo todo el calcio. Concretamente, según el comunicado difundido el lunes 18, se considera al club responsable en el amaño que su jugador Gianluca Nicco (inhabilitado por el mismo caso durante tres años) pactó con Carlo Gervasoni en el partido Piacenza - Pescara del 9 de abril de 2011, que se saldó con victoria visitante por 0-2.

La directiva blanquiazul ya ha anunciado que recurrirá esta resolución. "No tiene sentido la acusación de responsabilidad objetiva. Basándose en las declaraciones de Gervasoni, uno de nuestros deportistas, que ni siquiera jugaba, ha acabado en medio. La sanción a Nicco me parece un absurdo. Pensar que a quien lo acusa le caen tres meses [en realidad son 20, n. del r.] y a él tres años es algo increíble", ha declarado Daniele Sebastiani, presidente del Pescara. El comunicado de la Comisión establece que Nicco intentó sin éxito convencer a sus compañeros para que se dejaran perder y resuelve que el club es responsable por la conducta de su jugador, al no denunciar los hechos inmediatamente tras conocerlos.

El Atalanta también tendrá dos puntos menos y, además, una multa de 25.000 euros, al estimar la Comisión que el club es responsable de los numerosos arreglos en los que participó Cristiano Doni, ex delantero del equipo, uno de los futbolistas implicados en más cantidad de partidos. De hecho, a raíz del escándalo, el atacante, que llegó a ser internacional, se ha visto obligado a colgar las botas, ya que ya tiene 39 años y la sanción que se le ha impuesto es de cinco años y medio sin licencia para jugar.

No es la primera vez que el equipo negriazul sufre un recorte en su puntuación por motivos disciplinarios. Esta misma temporada contó desde el principio con seis puntos menos de los que conquistara sobre el campo, debido precisamente a las primeras investigaciones sobre las apuestas, que se empezaron a desarrollar el pasado verano. Los bergamascos acabaron la liga en 12ª posición con 46 puntos, que se habrían convertido en 52 de no ser por el castigo, lo que le habría hecho escalar hasta el 9º puesto.

Más sanciones en Serie B

Las divisiones inferiores también se han visto muy afectadas por el Calcioscommesse. El equipo que más lo sufrirá es, precisamente, la segunda fuerza de Bérgamo, el AlbinoLeffe, que acaba de quedar colista en Serie B. Su periplo en Lega Pro Prima Divisione, tercera categoría del fútbol italiano, empezará con 15 puntos y 90.000 euros menos. El Piacenza, sumido en una grave crisis económica e institucional que le ha hecho caer de Serie B a Seconda Divisione (cuarta categoría) en apenas dos años, suma a sus desgracias una sanción de once puntos y 70.000 euros. Entre los equipos que arrancarán con puntaje negativo serán el Grosseto (-6), el recién descendido Novara (-4) y la Reggina (-4), todos ellos en Serie B.

La Sampdoria y el Siena, los otros dos implicados que competirán el año que viene en la máxima división de fútbol transalpino, han salido relativamente bien parados. Ninguno de los dos pierde puntos, aunque ambos deberán abonar una multa de 50.000 euros cada uno.